ARQUITECTURA INTERNACIONAL | EL DOMO DE HOUSTON | #177 AGO 2013
Houston, tenemos una solución

La ciudad de Houston, Texas, donde viven más de 2 millones de personas, se encuentra amenazada por los huracanes, el calor extremo y la contaminación. Como solución, proyectan construir un domo -de 460 metros de altura y 1600 de diámetro- con un material plástico de gran resistencia al calor, a la corrosión y a los rayos UV.

La cuarta ciudad más poblada de los Estados Unidos está en peligro y una mega obra arquitectónica parece tener la solución. Houston, Texas, que según el Censo de 2010 alberga a una población de 2,1 millones de habitantes, está amenazada por los huracanes, el calor extremo y las consecuencias del calentamiento global.
Solamente una solución radical podrá salvar a la gran urbe: un domo colosal de 460 metros de altura y 1600 de diámetro, que se alza sobre sus habitantes.
Tal estructura requiere de innovadoras ideas de construcción e ingeniería, así como la ayuda de experiencias, materiales y técnicas provenientes de todo el planeta.
Sin embargo, a partir del Proyecto Edén la idea de una cubierta semiesférica del tamaño de una ciudad entera puede volverse finalmente realidad. El Proyecto Edén -que se inauguró en 2001, en Inglaterra- es un complejo medioambiental de 50 hectáreas de extensión, concebido por Tim Smit y diseñado por el arquitecto Nicholas Grimshaw e inspirado en la naturaleza y el desarrollo sostenible. Se sitúa en el Sudoeste del territorio inglés, a unos cinco kilómetros de la ciudad de Cornwall.
Las cinco cúpulas de estructura geodésica que componen al Proyecto Edén albergan un conjunto excepcional de especies vegetales organizadas a lo largo de un curso paisajista. De hecho, se reproducen los climas tropicales húmedos, en unas, y los climas calientes y secos de tipo mediterráneo, en el resto.
Para el caso de Houston, se propone la instalación de una cubierta de enormes proporciones realizada con un material conocido como ETFE, que sería capaz de resguardar al centro de la ciudad en caso de desastre natural. Esta cubierta será ligera, duradera, y podrá proteger a la ciudad de vientos de hasta 300 kilómetros por hora, en caso de huracanes.

LA VISIÓN DE RICHARD BUCKMINSTER FULLER

Nacido en Massachusetts, Estados Unidos, en 1895, Richard Buckminster Fuller fue un diseñador, ingeniero e inventor que intentó desarrollar fórmulas para que “la humanidad sobreviva final y exitosamente en la Tierra”. Pionero en la defensa del medio ambiente, escribió veintiocho libros y realizó cuantiosas invenciones.
Su obra se destacó especialmente en la arquitectura, donde su trabajo más conocido es la cúpula geodésica. En 1949, erigió la primera cúpula en su tipo que podía sostener su propio peso. Se trató de una cúpula de 4,2 metros de diámetro construida con tubos de aluminio y una cubierta de vinilo en forma de tetraedro.
La idea es hacer una gran cúpula para cubrir unos 21 millones de metros cuadrados bajo techo del centro de Houston, para que la ciudad y sus alrededores se pudieran refugiar en un domo.
Se conoce como ETFE a un tipo de plástico de gran resistencia al calor, a la corrosión y a los rayos UV. Las siglas ETFE refieren al Etileno-Tetra Fluoro Etileno, un plástico transparente que destaca por su extraordinaria durabilidad al poseer una elevada resistencia química y mecánica y una gran estabilidad ante cambios de temperatura, pudiendo soportar hasta 170 grados.
Si bien es combustible, no es inflamable y destaca por su elevada resistencia a los rayos ultravioleta, por lo cual –a diferencia de otros plasticos- no se amarillenta con el paso del tiempo. Por eso, se convirtió en una opción para reemplazar al vidrio en obras arquitectónicas.
De hecho, pesa 100 veces menos que el vidrio, deja pasar más luz, y en configuración de doble lámina es más aislante. Además es muy resistente, pudiendo soportar hasta 400 veces su propio peso con una vida útil estimada de unos cincuenta años; repele la suciedad; puede estirarse hasta tres veces su largo sin perder su elasticidad y es totalmente reciclable.
Entre los edificios confeccionados con EFTE más emblemáticos hasta la fecha se encuentran el “Cubo de Agua”, diseñado para albergar las pruebas de natación de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y parte del estadio Allianz Arena de Múnich -donde es local el Bayern Munich-, diseñado por los arquitectos Herzog & de Meuron. ©







TXT: Grupo Editorial Metro

MAS FOTOS