EMPRENDIMIENTOS | CHACRAS DE LA TRINIDAD | #181 DIC 2013
La tranquilidad del campo

El desarrollo, ubicado en la localidad de Alejandro Petión, se destaca por sus chacras de polo y de campo rodeadas de sendas ecuestres y espacios verdes comunes. Se trata de un nuevo concepto urbanístico que conjuga el confort con el contacto con la naturaleza.
La palabra “chacra” deviene del quechua “chajra” y define a una propiedad rural de extensión reducida destinada a diversos cultivos y lugar de descanso. En la actualidad, lejos de aquellas quintas o fincas, las chacras proponen un nuevo concepto urbanístico que las resignifica, aunque la esencia original que las pone en contacto con la naturaleza se mantiene inalterable.
Para quienes disfrutan de los espacios generosos que regalan estas pampas, para quienes aprecian los atardeceres apacibles, para aquellos que aman el sonido de los pájaros, para quienes sueñan con ver a sus hijos corriendo por el césped, lejos de los peligros urbanos, para quienes persiguen todo eso, pero no quieren resignar los beneficios de la ciudad, existen las chacras urbanas.
Chacras de La Trinidad cumple con todos esos requisitos y tiene el valor agregado de estar destinado a los amantes de la cría de caballos y del polo como deporte sobresaliente. Quizá la síntesis del espíritu del lugar lo aporten la contigüidad de la clásica tranquera de madera en el ingreso, junto a los modernos puestos de control en el acceso.
El desarrollo se encuentra ubicado en la localidad de Alejandro Petión, en el partido de Cañuelas, un lugar donde se pueden encontrar estancias centenarias y un ambiente campestre natural combinado con los más modernos servicios. La zona ofrece campo puro, tranquilidad y cómodos emprendimientos con amplios terrenos de varias hectáreas para construir viviendas. Muchas familias lo eligen para vivir, ya que cuenta con buenos colegios y servicios.
La zona también se destaca por su privilegiada ubicación: Inmejorables accesos a Capital Federal y al Aeropuerto Internacional de Ezeiza. En sólo 30 minutos se puede pasar de una vida de oficina en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al disfrute del hogar de campo. Además, Cañuelas cuenta con un centro comercial en ascenso y en los últimos años se transformó en una referencia del polo.
La pasión por el deporte y el contacto con la naturaleza fueron los principales argumentos de la historia de Chacras de La Trinidad, que se empezó a escribir en 2006 y que comenzó a convocar a los amantes de esa disciplina.
El emprendimiento está conformado por un lado, por chacras de polo que rodean las tres canchas principales y el Club House y, por el otro, por chacras de campo rodeadas de sendas ecuestres y espacios verdes comunes. Cuenta con un área destinada a la escuela de polo -con su cancha de práctica-, zona hípica, pistas de vareo, zona de corrales y boxes, canchas de fútbol y tenis, y otros servicios de uso común.
El éxito fue el denominador común que tuvo, desde su lanzamiento, cada una de las etapas del desarrollo. Tanto es así que en su primer año se encontraba 100 por ciento suscripto. En la actualidad, el emprendimiento se encuentra en pleno proceso de consolidación, a partir de la construcción de casas para vivienda permanente o descanso y la construcción de caballerizas, acompañado por el fuerte crecimiento de la zona en general.
De esta manera, Chacras de La Trinidad se presenta como un pequeño paraíso para quienes valoran la vida sana, el aire puro, la naturaleza, el deporte y también la comodidad. En definitiva se trata de un lugar para quienes disfrutan del buen vivir. ©



TXT & FOTOS: Grupo Editorial Metro


Tel: 02226-423561 / 15-6028-3347
MAS FOTOS