INFORME | REDES SOCIALES | #174 MAY 2013
La tiranía de lo visible

Las redes sociales constituyen un escenario donde la vida íntima se espectacularizó
y el reconocimiento se volvió un trofeo a alcanzar. Facebook y Twitter se consolidaron
como espacios en los que cada persona se construye como personaje de su propia ficción.

H comienza su día con un “Feliz lunes para todos” en Twitter. Aún en ayunas, avisa a sus seguidores que se está preparando “un café con leche y tostadas”. Ya en su auto, H aprovecha el rojo de un semáforo para tuitear –neologismo incorporado- que la avenida que transita “está muy cargada” y que “va a costar llegar a tiempo al trabajo”. Desde la oficina, comparte en la red social cada una de las instancias de su jornada laboral. Así presenta cada acción que realiza en no más de 140 caracteres: “Preparando un informe que me pidieron”, “Un break para hablar de fútbol con los compañeros”, “¡Q (sic) lindas son las secretarias del cuarto piso!”, “Almuerzo liviano (adjunta la foto de una ensalada de atún, tomate y huevo) para mantener la línea”, “Q (sic) difícil es trabajar a la hora de la siesta”, “Al fin libre. Ahora rumbo a casa, me cambio y a entrenar con los chicos”. En la cronología de su día, H, desde su cuenta ilustrada con una imagen suya en alguna playa caribeña, no se priva de opinar sobre política nacional e internacional, seguridad, deportes, espectáculos y salud, entre otros. “La banda unida (adjunta una foto de él con otros jóvenes)”, escribe ya con el sol en caída. Los textos breves se suceden: “Ahora a ver un poco de tele. Ojalá que encuentre una buena peli. Te amo control remoto”. “Qué desastre que es Suar haciendo mímica de canto. jajajajajajajaja”. “Luego de una rica cena en familia, momento de descansar. A dormir que mañana va a ser un día agitado”. “Hasta mañana a todos”, despide a más de 3 mil personas que lo siguen.
No muy lejos de la casa de H, el cumpleaños de X acaba de finalizar. El living muestra los restos de lo que hasta hace unos minutos fue una fiesta. Pero a X no parece preocuparla, sus ojos ya están puestos en el monitor de la PC, donde acaba de descargar las imágenes de su celebración. Abre su cuenta de Facebook y comienza a cargar el álbum de fotos para compartirlo con su comunidad virtual. Escribe frases, etiqueta gente y se queda expectante de las respuestas, a modo de veredicto, de los seguidores. Casi de forma instantánea, algunos de sus amigos empiezan a compartir desde sus “muros” otras fotos de la reunión tomadas con sus propias cámaras o con sus teléfonos celulares. La fiesta continúa, pero en la red. Aparece un nuevo anuncio: “S es ahora amigo de X”. En el “face” de X aparecen casi todos los momentos de su vida, incluso aquellos en los que ni siquiera existía el mundo digital. Se la puede ver con su abuela a los 8 años, juntando arena en un baldecito de plástico; en una navidad de 1992, levantando orgullosa lo que seguramente era una copa prohibida para su edad. Las imágenes más cercanas la muestran compartiendo una frazada con dos amigas en algo que se parece a un pijama party, hay álbumes de viajes, de reuniones, comentarios, opiniones, reflexiones, dibujos y videos, entre otras propuestas visuales. En la mayoría aparecen los comentarios de un variopinto grupo de seguidores y una mano que sentencia “Me gusta”.
M y X –personas a quienes se les reserva la identidad, incluso contra su voluntad- protagonizan algunas escenas de la vida posmoderna, donde la intimidad se volvió un espectáculo y la visibilidad, tirana. El avance de las tecnologías de la información y la comunicación, y la llegada de las redes sociales a nuestras vidas permitieron que miles de millones de seres anónimos construyeran un “Yo personaje” y lo ofrecieran en el ciberespacio. “Se creó la necesidad de contar absolutamente todo. Al principio yo sólo subía a mi Facebook reuniones, cumpleaños, fotos con amigos o con mi novia. Pero cada vez vas mostrando un poco más lo privado. Yo, por ejemplo, subí imágenes de un día que me accidenté pintando la piscina. Me resbalé, me golpee la cabeza, perdí el conocimiento y me tuvieron que dejar en observación. Todavía tengo en mi cuenta toda la secuencia de mi internación. Me sacaba fotos con el celular y las subía. Aparezco en una imagen con suero, en otra recostado en la camilla y en algunas que me sacaron con la herida suturada. Me pareció divertido. Además, la gente las iba comentando. Es raro, me partí la cabeza y ellos en solidaridad ponían Me gusta”, cuenta Gastón Quinteros, de 37 años. Y agrega: “Ese tipo de fotos en otros tiempos no se mostraban, sobre todo porque antes de la aparición de las cámaras digitales uno compraba rollos sólo para las fiestas o los viajes. Hoy, con un celular tenés la posibilidad de registro al alcance de la mano”.

De la intimidad a la visibilidad

La antropóloga Paula Sibilia, autora del libro “La intimidad como espectáculo”, afirma que “antes lo íntimo era secreto y ahora se lo hace público en Internet”. “Hay un concepto, que es la idea de personaje, que surge porque lo que se construye en las redes sociales, incluso en los reality shows –porque obviamente esta lógica traspasa Internet, Internet está cerrada, pero pasó a formar parte de las reglas de juego en la cotidianidad–, es un personaje. Está la idea de perfil: un personaje del yo”, explica en una entrevista.
La revista estadounidense Time nació en 1923 y desde ese año ininterrumpidamente consagra a un personaje contemporáneo como figura y lo coloca en un simbólico podio durante 12 meses. No se trata de un premio ya que los argumentos pueden sumar tanto acciones positivas como negativas. Así, entre los hombres y mujeres señalados por Time figuran, entre otros, Charles Chaplin, Adolf Hitler, Mahatma Gandhi, Charles de Gaulle y Barack Obama. Como un síntoma de nuestros tiempos, en 2006 la publicación designó personalidad del año a “Usted”, debido al crecimiento de los sitios de Internet impulsados por sus usuarios. “La Persona del Año: Usted. Sí usted. Usted controla la era de la información. Bienvenido a su mundo”, destacaba Time e ilustraba la decisión con un facsímil de una pantalla de computadora, sólo que la misma fue reemplazada por un espejo.
Alguna vez el semiólogo Umberto Eco, parafraseando al filósofo existencialista René Descartes, escribió: “Salgo en los medios luego existo”, una máxima atada a la cultura audiovisual que se extendió hacia las redes sociales. Sólo parece tener existencia aquello que se registra para ser publicado.
Nancy Fontana en un trabajo titulado “La construcción de la identidad en la sociedad actual y las nuevas tecnologías” analiza el fenómeno con la misma óptica: “Los textos e imágenes autorreferenciales que produce (cada persona), contribuyen a valorizar el yo que habla. Estos nuevos hábitos están relacionados con la creciente relevancia que se le atribuye en esta época al mercado de las apariencias. En un entorno sociocultural que sólo concede valor a lo que se ve, se puede vender y comunicar, hay que cuidar la propia imagen y posicionar el nombre como una marca, y para eso se utilizan tácticas de marketing personal”.

Lo esencial no es invisible a los ojos

Desde su irrupción en nuestras sociedades, los medios masivos dominaron el imperio de la imagen. Así la televisión se consagró como una suerte de ágora del siglo XX, un escenario público que otorgaba entidad y existencia. El actual período propone un escenario en el que la comunicación de masas debe convivir con la autocomunicación masiva. Muchos especialistas ven la génesis de este fenómeno social con la irrupción del fotolog y de los aún vigentes blogs en nuestras vidas. No obstante, las redes como Facebook, Twitter y Youtube se consagraron como los espacios de acceso y expresión popular. Esta situación se abonó con el avance de aparatos tecnológicos portables y ubicuos como netbooks, tablets, ipads o teléfonos móviles de última generación.
Las estimaciones arrojan que Facebook, la antítesis del ya antiguo diario íntimo, tiene mil millones de usuarios en todo el planeta. La red social que fundó Mark Zuckerberg y que está próxima a cumplir una década, tiene, según el responsable de la oficina comercial en el país, Alejandro Zuzenberg, 20 millones de usuarios activos en la Argentina, una cifra impactante si se tiene en cuenta que el censo 2010 denunció una población de 40 millones de habitantes.
Además, Zuzenberg expresó en declaraciones mediáticas, que “los usuarios de la Argentina tienen un récord mundial: con nueve horas de promedio, son los que más tiempo pasan por mes en Facebook” contra 6 del promedio global.
Belén Ferreiro, de 23 años, ilustra con su ejemplo personal la afirmación anterior. “Yo subo todo a mi ‘Face’. Tengo un celular con cámara de alta definición y eso me permite el registro permanente de todas las situaciones de la vida cotidiana. Si voy a un bar con una amiga o con un chico, me saco una foto y la publico; si estoy en la facultad o estudiando en casa también. Subo todo. Una amiga una vez se enojó conmigo porque publiqué una foto nuestra bailando en un boliche, como ella no le había avisado al novio, se pelearon”, confiesa esta estudiante de relaciones públicas.
Su hermano Luca, dos años mayor, toma la posta para confesarse usuario de Facebook y de Twitter, aunque lanza una advertencia sobre lo que considera “los riesgos de la sobreexposición”. “Es un arma de doble filo, quizá muchas veces es bueno compartir imágenes o dialogar con amigos, familiares o conocidos a distancia, pero también me parece que nos estamos volviendo una sociedad tanto exhibicionista como voyerista. Además, las redes funcionan como delatoras. Conozco más de un caso de una foto publicada o un comentario que trajo problemas a una relación”, detalla.
Por su parte, en diciembre de 2012, Twitter dio a conocer a través de un mensaje en su propia cuenta que había superado los 200 millones de usuarios activos. “Hay en este momento más de 200 millones de usuarios activos al mes en Twitter. Sois el pulso del planeta. Gracias por vuestro apoyo”, expresaba en un ‘tuit’.
El anuncio sólo contempla las cuentas que tienen actividad, ya que la totalidad de “tuiteros” según la información difundida por la agencia Semiocast a mediados de año pasado llegaba a 517 millones. Nuestro país ocupa el puesto 17 entre los países con cuentas creadas.
“Me encanta, me siento en diálogo permanente”, asegura Patricio Iglesias que ya tiene más de 41 mil mensajes de no más de 140 caracteres y cerca de 2500 seguidores. “A veces no importa demasiado qué decís, sino mostrar que estás activo. Comentás una situación, contás dónde estás o saludás a alguien”, afirma.
Juan Carlos, el padre, muestra indignación con la actividad que desarrolla su hijo en la red. “Estás hablando de algo y el tipo está con el ‘telefonito’ escribiendo. Yo no sé qué escribe porque no me entero ni me quiero enterar. Sé que publica todo, que conversa con mucha gente y dice que tiene seguidores”.
La hermana menor del joven tiene 14 años y también, como toda nativa digital, se maneja con naturalidad en un terreno en el que a los padres les resulta muy difícil el control. “A mi hija, mi mujer trata de estarle encima en todo lo que son las relaciones virtuales, nosotros manejamos internet, usamos correo electrónico, pero llega un momento que el seguimiento es imposible y ahí es donde, como padre, te da miedo”, explica el jefe de familia.
“Ya es parte de mi vida. Estoy siempre pendiente de las respuestas y de los retuit (N de R: otros usuarios reproducen el mensaje que uno escribe)”, confiesa Patricio.

   
1997
Se produce el lanzamiento de AOL Instant Messenger, que ofrece a los usuarios el chat, al tiempo que comienza el blogging y se lanza Google. Ese año se inaugura Sixdegrees, que permite la creación de perfiles personales y listado de amigos, algunos establecen con ella el inicio de las redes sociales por reflejar mejor sus funciones características. Sólo durará hasta el año 2000.
................................................................................
1998
Se crea Friends Reunited, una red social británica. Asimismo, se realiza el lanzamiento de Blogger.
................................................................................
2000
Estalla la “Burbuja de Internet”. En este año se llega a la cifra de setenta millones de PC conectadas a la Red.
................................................................................
2002
Se lanza el portal Friendster, que alcanza los tres millones de usuarios en sólo tres meses.


................................................................................
2003
Nacen MySpace, LinkedIn y Facebook (algunos sostienen que esta última se creó en 2004). Creada por el conocido Mark Zuckerberg, Facebook se concibe inicialmente como plataforma para conectar a los estudiantes de la Universidad de Harvard. A partir de este momento nacen muchas otras redes sociales como Hi5 y Netlog, entre otras. 
................................................................................
2004 


Se lanzan Digg, como portal de noticias sociales; Bebo, con el acrónimo de “Blog Early, Blog Often”; y Orkut, gestionada por Google.
................................................................................
2005
Youtube comienza como servicio de alojamiento de vídeos, y MySpace se convierte en la red social más importante de Estados Unidos. 


................................................................................
2006
Se inaugura la red social de microblogging Twitter. Google cuenta con 400 millones de búsquedas por día, y Facebook sigue recibiendo ofertas multimillonarias para comprar su empresa. Este mismo año, también comienza su actividad Badoo. 



2008
Facebook se convierte en la red social más utilizada del mundo con más de 200 millones de usuarios, adelantando a MySpace. Nace Tumblr como red social de microblogging para competir con Twitter.
................................................................................
2009
Facebook alcanza los 400 millones de miembros, y MySpace retrocede hasta los 57 millones. El éxito de Facebook es imparable. 
................................................................................ 
2010
Google lanza Google Buzz, su propia red social integrada con Gmail. En su primera semana sus usuarios publicaron nueve millones de entradas. También se inaugura otra nueva red social, Pinterest. Los usuarios de Internet en este año se estiman en 1,97 billones, casi el 30% de la población mundial. Tumblr cuenta con dos millones de publicaciones al día; Facebook crece hasta los 550 millones de usuarios: Twitter computa diariamente 65 millones de tweets, mensajes o publicaciones de texto breve; LinkedIn llega a los 90 millones de usuarios profesionales, y Youtube recibe dos billones de visitas diarias
................................................................................
2011
MySpace y Bebo se rediseñan para competir con Facebook y Twitter. LinkedIn se convierte en la segunda red social más popular en Estados Unidos con 33,9 millones de visitas al mes. En este año se lanza Google+, otra nueva apuesta de Google por las redes sociales. La recién creada Pinterest alcanza los diez millones de visitantes mensuales.
................................................................................
2012
La red española Tuenti alcanzó en febrero de este año los 13 millones de usuarios. Twitter multiplica sus cifras rápidamente y aumenta los tweets recibidos hasta los 33 billones.
................................................................................
Actualmente, Facebook ha superado los mil millones de usuarios, Twitter cuenta con 200 millones de usuarios activos y Google+ registra 62 millones. En apenas algunos meses estas cifras serán anticuadas.

Bienvenidos a mi mundo privado

Para Paula Sibila, a partir de las relaciones que propone la sociedad 2.0 “se construyen subjetividades alterdirigidas, orientadas hacia los demás, por y para los otros”. “Estamos ante un verdadero mercado de la personalidad en el cual la imagen es el principal valor de cambio (…) lo que se es, debe verse y cada uno es lo que muestra de sí mismo”. Y agrega: “Se trata de una subjetividad que desea ser amada, que busca la aprobación ajena, la legitimación mediante la mirada del otro”.
Por su parte, el sociólogo Daniel Aguilar Rodríguez en su ensayo “Identidad y subjetividad en las redes sociales virtuales: el caso Facebook” sostiene que “las comunidades virtuales están diseñadas, precisamente, para permitir a sus usuarios la posibilidad de recrearce, rediseñarse y convertirse en versiones, quizás mejoradas de sí mismos”.
Los integrantes de las redes sociales abren las puertas de su mundo privado. Expresan amores, odios, sueños, rencores, frustraciones. Comparten sus alegrías y tristezas, además de fotos, videos y textos, con un variado número de seguidores.
La antropóloga Sibila reflexiona: “En esta cultura de las apariencias, del espectáculo y de la visibilidad (…) las tendencias exhibicionistas y performáticas alimentan la persecución de un efecto: el reconocimiento en los ojos ajenos y, sobre todo, el codiciado trofeo de ser visto”. ©


1 Medios Masivos en la sociedad:
Desde su irrupción en nuestras sociedades, los medios masivos dominaron el imperio de la imagen. Así la televisión se consagró como una suerte de ágora del siglo XX, un escenario público que otorgaba entidad y existencia. El actual período los medios deben competir con las nuevas redes.
............................................................................

2 "La persona del año":
Como un síntoma de nuestros tiempos, en 2006 la Revista Time designó personalidad del año a “Usted”, debido al crecimiento de los sitios de Internet impulsados por sus usuarios. “La Persona del Año: Usted. Sí usted. Usted controla la era de la información. Bienvenido a su mundo”, destacaba la publicación.

............................................................................

3 Redes Sociales:
Los integrantes de las redes sociales abren las puertas de su mundo privado. Expresan amores, odios, sueños, rencores, frustraciones.
Comparten sus alegrías y tristezas, además de fotos, videos y textos, con un variado número de seguidores.


MAS FOTOS