TESOROS DE BUENOS AIRES | MONUMENTO DE LOS ESPAÑOLES | #189 AGO 2014
Regalo de los españoles

El barrio de Palermo cuenta con un monumento de 24,5 metros de altura, elaborado en mármol de Carrara y bronce, que fue obsequiado por la comunidad española para el primer centenario de la Revolución de Mayo. Es conocido como el "Monumento de los españoles".

En la intersección de las avenidas Sarmiento y Del Libertador, en el barrio porteño de Palermo, se erige el Monumento a La Carta Magna y las Cuatro Regiones Argentinas, conocido popularmente como "De los españoles".
La colosal obra de 24,5 metros de altura, construida en mármol de Carrara y bronce, fue donada por la comunidad española en 1910, para el primer centenario de la Revolución de Mayo. Si bien la piedra fundamental fue colocada en aquel momento, el monumento fue oficialmente inaugurado recién en 1927.
Esta impactante obra–situada en un punto neurálgico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- se encuadra en el estilo Art Nouveau, o modernismo.
En su cima se ubica una gran estatua de La República. Su basamento se conforma por un grupo escultórico alegórico al Trabajo y otras figuras que representan a Los Andes, El Plata, La Pampa y El Chaco, consideradas las cuatro regiones argentinas.
Además de reproducir un párrafo del Preámbulo de la Constitución Nacional, posee cuatro grandes inscripciones que dicen: "A la Nación Argentina en su primer centenario, por España y sus hijos"; "Uno mismo, el idioma"; "De una misma estirpe"y "Grandes sus destinos".
Aunque la piedra fundamental fue colocada en 1910, pasaron 17 años hasta que se cristalizó su inauguración oficial debido a una sucesión de imponderables vicisitudes.
El escultor catalán Agustín Querol Subirats, ganador del concurso para su construcción, falleció al año del inicio del proyecto. La obra continuó en manos de su discípulo Cipriano Folgueras Doiztúa, que murió al poco tiempo (1911) siendo finalmente el artista Antonio Moliné quien la concluyó.
Asimismo, un buque que transportaba piezas para completar la obra –y había zarpado desde España- se hundió en las costas de Brasil antes de llegar a Buenos Aires. Las réplicas que reemplazarían a dichas piezas tardaron dos años en abandonar Madrid y arribar a tierras argentinas donde quedaron almacenadas en la Aduana por más de tres años por asuntos burocráticos, perdiéndose varias de ellas. Finalmente, el monumento fue inaugurado el 25 de mayo de 1927.
Por su ubicación en la intersección de las avenidas Sarmiento y Del Libertador, la obra puede ser apreciada en su total magnitud a gran distancia y desde diferentes ángulos.
Además, es considerada un símbolo de la evolución de la relación histórica entre España y Argentina, ya que el Centenario de la Revolución de Mayo fue el punto de partida de una especie de reconciliación con el país europeo, después del sentimiento anti-español reinante tras la Revolución.
De hecho, la infanta Isabel de Borbón asistió en Buenos Aires a los festejos del Centenario. Por esas fechas, empezaba a hablarse por primera vez de "la Madre Patria" y comenzó a arraigarse una corriente de pensamiento que reivindica los valores de la hispanidad. ©


FOTOS & TXT: Grupo Editorial Metro

MAS FOTOS