ARQ. INTERNACIONAL | FLAME TOWER | #182 ENE 2014
Las torres en llamas

Las Torres Llama son uno de los edificios más importantes e impactantes de Bakú, la capital
de Azerbaiyán. Se trata de una megaconstrucción realizada por HOK Arquitectos. El complejo está formado por tres torres que comparten una base común que actúa como ancla de todo el proyecto, proporcionando instalaciones comerciales y de ocio para residentes y visitantes.

Las ‘Flame Towers’ –o Torres Llama, según su traducción al español- se encuentran entre las estructuras más altas de Bakú, la capital de Azerbaiyán. Su diseño, con una forma constantemente curva, hace de estas estructuras un desafío pocas veces intentado. Se trata de un proyecto realizado por HOK Arquitectos y promovido por Azinko MMC en la histórica ciudad caucásica.
Las torres están ubicadas a orillas del Mar Caspio, en la costa sur de la península de Absheron, y sobre una colina con vistas a la bahía de Bakú y al tradicional centro de la ciudad. Bakú es, además, la ciudad más poblada de Azerbaiyán y es el centro urbano más grande del mundo situado por debajo del nivel del mar (-28 metros).
La historia de la ciudad, con su adoración al culto del fuego, proporcionó la inspiración para el diseño que fue concebido como un conjunto de llamas expulsadas de la tierra encima de uno de los principales cerros de Bakú. El fuego simboliza la energía y la eternidad, y también se remonta a la antigua adoración a este elemento.
Las torres, cuyo diseño corresponde a Pierre Baillargeon, crean una formación triangular unida entre sí por una base integrada por un podio ondulante. Las formas curvas de las torres, en tanto, terminan en punta.
Al equipo de arquitectos de HOK Internacional se le presentaron numerosos desafíos durante la construcción. Su diseño, aparte de innovador, tenía que ser resistente a potenciales terremotos y algunas partes de la construcción debieron ser realizadas sin el uso de grúas, debido a los fuertes vientos del lugar.
El complejo está formado por tres torres que comparten una base común que actúa como ancla de todo el proyecto, proporcionando instalaciones comerciales y de ocio para residentes y visitantes.
La Torre 1 es de uso residencial, tiene una altura de 190 metros y cuenta con 33 plantas; en la Torre 2 se instaló un hotel -30 pisos- de 160 metros; mientras que la Torre 3 fue destinada a la instalación de oficinas, en 28 plantas, y alcanza los 140 metros de altitud.
Por su parte, el podio cuenta con un techo de cristal ondulado y alberga a restaurantes, cafés, cines y locales comerciales. Además, ofrece a cada torre unas 50 plazas de estacionamiento.
La torre residencial está ubicada al Sur y ofrece vistas impresionantes del Mar Caspio y sobre la ciudad de Bakú. El edificio cuenta con gimnasio, spa y otras amenities.
La gama de colores neutros utilizada en la decoración de los ambientes está acentuada por explosiones de color que progresan hasta la torre que culmina con la Suite Real, con tonos burdeos profundo y ricos acabados. Piezas personalizadas, como un candelabro de cristal con forma de gota y seis metros de alto atraen la atención en el vestíbulo de 17 metros de altura.
Los principales sistemas estructurales de las tres torres están levantados con hormigón armado. Por el contrario, los pisos de la parte superior de las torres se construyeron con marcos filigrana en acero creando un espacioso lugar para uso especial.
Las fachadas están totalmente acristaladas y utilizan una mezcla de cristales en tonos naranjas y azules. El naranja les otorga la apariencia de fuego de acuerdo con su nombre y forma. Además, las fachadas de las torres están completamente cubiertas con pantallas LED, con más de 10 mil luminarias, que muestran el suave movimiento de las llamas, visibles desde los puntos más alejados de la ciudad.
Esta iluminación crea el efecto de las antorchas gigantes. Por la noche, sus luces exteriores se encienden para representar las llamas, una bandera ondeando de Azerbaiyán y otras imágenes en movimiento.
El estudio HOK, hacedor de las torres, es una compañía de origen estadounidense de arquitectura e ingeniería con presencia en América, Europa, África y Asia. Entre los proyectos emblema de HOK se encuentran obras de gran diversidad como: la Plataforma Central del Aeropuerto Internacional de Indianápolis, en Estados Unidos; el diseño de un hotel de cinco torres (y el más grande de Medio Oriente) en Doha, Qatar; el Museo Salvador Dalí, en San Petersburgo, Florida (EEUU); y el edificio más alto de Vietnam, el ‘Keangnam Hanoi Landmark Tower’, ubicado en Hanói.
Las ‘Flame Towers’, que se han convertido en símbolo de la moderna ciudad de Bakú, han recibido el reconocimiento internacional ‘MIPIM 2013’ –otorgado anualmente en el evento del Salón Inmobiliario Internacional por los mismos profesionales del área- al mejor hotel y centro turístico. Y también a la mayor inversión en proyectos innovadores del mercado inmobiliario. ©

MAS FOTOS