ARQ INTERNACIONAL | MUSEO DE GUANGDONG | #183 FEB 2014
Cajita china

Inspirado en antiguos objetos de arte chinos como las bolas de marfil
o las vajillas de jade, el nuevo museo Guangdong en Guangzhou
está concebido como una enorme caja de laca que recoge todos
los tesoros de la cultura tradicional china.

El Museo de Guangdong es uno de los cuatro lugares de interés cultural del nuevo centro financiero de Zhujiang Xincheng, ubicado en el Delta del Río de las Perlas, en Guangzhou, China.
En 2004, el estudio de arquitectura “Rocco Design” ganó el concurso para construir el edificio, en el que participaron arquitectos invitados de todas las latitudes del planeta.  
La colosal obra, que finalmente fue inaugurada el 18 de mayo de 2010, está ubicada frente a la nueva Casa de la Ópera, junto al espacio verde del Río de las Perlas.
Concebido como un objeto de arte en una escala monumental, el Museo de Guangdong es una alegoría a los artefactos chinos antiguos impecable e intrincadamente esculpidos como la tradicional caja de laca, que recoge y refleja los tesoros de la época.
El museo, que tiene una superficie de unos 67 mil metros cuadrados, está diseñado para albergar objetos de tesoro y es también un objeto preciado de fascinación en sí mismo. Su arquitectura lo ha convertido en un ícono cultural, ofreciendo a los visitantes una experiencia inolvidable de las sabidurías tradicionales, así como la apreciación de la identidad cultural de la ciudad.
La disposición espacial del museo toma su referencia conceptual de las tallas de las legendarias bolas de marfil concéntricas chinas y de las vajillas de jade.
Cada talla, rebanada a través de la caja revela las diferentes capas y distintos grados de transparencia en el interior, forman patrones espaciales interesantes y de atracción para los visitantes.
El espacio interior también revela la intrincada relación entre las conexiones visuales y físicas y la separación del corredor del atrio, las salas de exposición individual y la parte posterior de las áreas de servicio interno.
Esta disposición deliberada no sólo refuerza la claridad y la coherencia del concepto de tesoro de la caja, sino que también permiten flexibilizar la planificación y el funcionamiento de todos los espacios para las exposiciones.
Además, cada una de las salas de exposición principal es perforada con huecos al azar. El lugar se llena de luz natural gracias a las rupturas visuales hacia el exterior. Las transiciones entre las salas de exposición ofrecen a los visitantes espacios de descanso íntimos.
El tratamiento general de la fachada principal se basa también en la analogía de la bola de marfil. Utilizando materiales tales como paneles de aluminio, vidrio poroso y de concreto reforzado con vidrio –o paneles de GRC por sus siglas en inglés, ‘Glass Reinforced Concrete’-, cada elevación es única. Fueron concebidas en función de los huecos geométricos empotrados en la masa del edificio.
Con el fin de lograr una transición suave entre el museo y el paisaje colindante, una plataforma de paisaje ondulado se introduce debajo de la “caja” del museo. Ésta se encuentra elevada y –metafóricamente- simboliza un paño de seda que se desenvuelve para mostrar una pieza de arte.
El Río de las Perlas es llamado así por el nombre de una isla localizada en el medio del curso de agua llamada “perla del mar”. Esta isla se encuentra ahora en tierra firme, debido al cambio de curso del río. Existe una leyenda muy antigua en China que cuenta como cuatro dragones, entre los que se encontraba el “Dragón Perlado”, ayudaron a unos campesinos rociando con agua del Mar del Este sus campos para que crecieran sus cultivos, y el Emperador de Jade, al ver esto, aplastó a los cuatro dragones poniendo una montaña encima de cada uno, convirtiéndose los dragones en los ríos más grandes de China (corresponderían al río de las Perlas, el río Yangtsé, el río Amarillo y el Heilongjiang).
Rocco Design es un prominente estudio de arquitectura con sede en Hong Kong y es responsable del diseño de varios edificios emblemáticos de la región administrativa y de la provincia de Guangdong, incluyendo el Centro Internacional de Finanzas y la Estación de metro de Hong Kong, que abrió sus puertas en 1998, y conecta con el aeropuerto internacional.
Además, entre sus obras insignia destacan el centro comercial ‘iSquare’ de 31 pisos, ubicado en Tsim Sha Tsui, Kowloon, Hong Kong, en el antiguo emplazamiento del hotel Hyatt; y las Torres Victoria, un desarrollo de gran altura situado en la zona de Tsim Sha Tsui (Hong Kong) que consta de tres torres de 62 pisos y 213 metros de altura. ©



TXT: Grupo Editorial Metro

MAS FOTOS