ENTREVISTAS | RADIESTESIA | #184 MAR 2014
Seguir el instinto

La banda de Monte Grande acaba de lanzar su primer disco, “Seguir el Instinto”. Los integrantes de Radiestesia recordaron sus primeros pasos, cuando todavia se encontraban en el colegio; contaron como se convencieron de “dejar todo para vivir de la musica”; y se ilusionaron con grabar un DVD en vivo.

"Nena, tirame un palo; dejame alcanzarte esta vez; cruzate de mi lado, cambiá de vereda y subite a mi tren”, con estas frases comienza “Nena”, uno de los temas de “Seguir el Instinto”, el primer disco de estudio de la banda de rock alternativo Radiestesia.
Se trata de la banda surgida en 2006 en Monte Grande, en la Zona Sur del Gran Buenos Aires. El conjunto conformado por Leroy Saieg (voz, guitarra, sintetizador), Fernando López (bajo), Jorge Bosque (batería) y Matías Nicola (guitarra y coros) acaba de lanzar su primer disco, “Seguir el Instinto”. En sus ocho años de trayectoria, Radiestesia ha realizado shows en Capital Federal, el Conurbano bonaerense y la Costa Atlántica.
Los inicios del conjunto se remontan a la escuela secundaria, cuando Leroy y Fernando se encontraban cursando el último año en el Colegio Naciones Unidas de Monte Grande y decidieron juntarse para formar una banda de rock. Su primera actuación en vivo fue en una fiesta de cumpleaños. Ese mismo día, encontraron el nombre de la banda en un libro y les gustó.
Cuando la banda se disponía a realizar el festejo de su tercer cumpleaños –ya con su formación actual-, surgió la posibilidad de tocar como teloneros de Los Cafres en la discoteca “La Rubia” de Longchamps. Este show les permitió mostrar su música frente a un gran marco de gente y con buena aceptación. Durante sus primeros años, la banda también grabó dos demos (EP) y realizó giras por la Costa Atlántica.
En la actualidad, Radiestesia sigue tocando, componiendo, grabando y demostrando que se puede tener un estilo propio a partir de la mezcla de diversos géneros musicales.
En este mano a mano, los integrantes del conjunto musical contaron que “siempre la idea fue componer temas propios”, recordaron cuando tocaban en fiestas privadas, y definieron el estilo de la banda: “Tiene variedad, hay canciones de rock bien ‘cuadrado’, otros temas más ‘flasheros’, otros súper pop, como también tango y folclore”.
 
- ¿Cómo fueron los inicios de Radiestesia? ¿Qué recuerdan de aquellos primeros pasos?
Leroy: Arrancamos en el último año del colegio. Nos juntábamos a tocar con Fer y otro baterista. Después se sumó Jorge y arrancamos con las primeras grabaciones y demos caseros. Grabamos tres EP en nuestras casas y los editamos nosotros. Las primeras grabaciones fueron del 2006.
Jorge: Grabábamos en la casa de un amigo que tenía el programa para editar sonidos en la computadora. Fuimos grabando los cinco temas que tuvo el demo en la misma casa y terminó saliendo así, bien casero.
Fernando: En 2008 grabamos otro demo con nueve temas y un acústico. También fue medio casero. (Afirma y se sonríe nostálgico).

- ¿Siempre compusieron sus temas? ¿Es uno de los objetivos de la banda tocar sus propias canciones?
Leroy:
La idea siempre fue componer temas propios, con lo nuestro. A veces en vivo hacemos algún que otro cover pero solamente para que el que no te conoce se enganche.
- ¿Desde el comienzo se presentaron en vivo, o esperaron para debutar sobre los escenarios?
Jorge: Desde el primer momento nos largamos a tocar en bares y fiestas. En ese momento teníamos 18 años y tocábamos mucho en fiestas de egresados. Donde se podía, tocábamos.
Leroy: También nos presentábamos mucho en bares de Monte Grande, Temperley y Lomas de Zamora. Siempre fuimos de tocar mucho en vivo. Quizás los únicos momentos donde no tocábamos tanto en vivo fue cuando ensayábamos para grabar los demos, pero si salía una fecha tocábamos igual.
Jorge: Una fecha importante para nosotros fue cuando tocamos con Los Cafres en (el boliche) La Rubia de Longchamps. Nos habían dicho que entre las bandas chicas la que más entradas vendía tocaba antes de Los Cafres y ganamos nosotros. Fue muy bueno y terminamos tirando CDs desde arriba del escenario.

- Recientemente acaban de lanzar su primer CD grabado en un estudio, ¿qué diferencias hay entre grabar un EP y un disco?
Matías:
Es muy distinto. De a poco nuestras grabaciones fueron mejorando en producción, en recursos, en todo. Siempre presentamos primero los temas en forma de maqueta, vemos cómo quedan y después los mejoramos con más ensayo y mejores instrumentos.
Jorge: Lo que cambió es que antes, por ahí, no estábamos muy convencidos de poder ‘vivir de la música’. Sabíamos que esto era nuestra pasión, lo hacíamos como un hobbie, pero no era la meta de la vida de cada uno. De hecho, cada uno estudiaba una carrera diferente.
Fernando: Cuando nos mentalizamos en grabar un disco cambió todo. Empezamos a ensayar con metrónomo y a ensayar muchas más veces por semana. El clic fue cuando nos fuimos de gira a la costa y necesitábamos tener un material para mostrar.

- ¿Cómo fue esa gira?
Jorge:
Nos decidimos a grabar un buen disco para llevar el material a la gira porque sino muchas veces te presentas con un EP o demo y no tiene la misma importancia. Ahí también nos decidimos a invertir en la banda. Tuvimos que comprar un equipo de sonido para llevar.
Fernando: En la costa aprovechamos mucho ese equipo de audio porque nos fuimos por 15 días y terminamos tocando 14 veces. Antes de salir para allá teníamos ocho fechas confirmadas y se fueron sumando más. Hubo días que tocamos a la tarde en Villa Gesell, por ejemplo, y a la noche en Pinamar. Estuvo buenísimo porque además fue hecho todo a pulmón con plata que habíamos juntado trabajando.

- ¿Esos 15 días tan intensos los convencieron para que el proyecto tome otra seriedad?
Leroy:
Volvimos de la gira y nos dijimos: ‘Vamos a ensayar más, tenemos que sonar mejor, grabar un disco en estudio y vivir de esto’. Siempre tuvimos buenas devoluciones del público aunque creemos que nos falta mejorar musicalmente y en los shows. La idea es seguir progresando de a poco.
Matías: Después de la gira teníamos un montón de temas nuevos y nos decidimos a grabar un disco. Entonces seleccionamos entre esos y otros temas viejos y fue tomando forma.

- ¿Cómo hacen para componer?
Leroy:
Yo compongo mucho con la viola y le pongo melodía con la voz. Con frases que uno por ahí pensó antes se va buscando un camino. Jorge también compone mucho.
Jorge: Siempre sale naturalmente en los ensayos. Por ahí cae Leroy con una melodía y empieza a tocar. Entonces nosotros nos metemos y nos ponemos a tocar arriba a ver qué sale. Capaz que él ya tenía alguna letra pensada y empieza a tirarla en el micrófono y el tema va saliendo. En otros temas pasó de preguntarnos cómo seguirlos y los terminamos entre todos

- ¿Qué música escuchan? ¿Le ponen un límite a las bandas que pueden influenciar a Radiestesia? 
Matías:
Tenemos una variedad de gustos musicales muy interesante. Compartimos mucho tiempo y siempre nos estamos pasando discos y bandas de todo tipo: artistas nacionales, internacionales, bandas under, comerciales y cosas nuevas que vamos escuchando.
Leroy: La idea es no ponerle nunca un límite a la banda. Somos cuatro cabezas súper abiertas musicalmente. A veces decimos de hacer una cumbia o mezclar rock con un tango o un vals, y lo hacemos.
Fernando: Se buscó siempre tener un estilo propio pero con un abanico musical bien abierto, sin encasillarse en un solo estilo. Si pasás tema tras tema el disco, encontrás de todo: hay canciones de rock bien ‘cuadrado’, otros temas más flasheros, otros súper pop, tango y folclore. Variedad, tiene el disco. (Risas)

- Radiestesia tiene cuentas en Twitter, Facebook y Youtube. ¿Qué tan importantes son las redes sociales para la difusión de la banda?
Jorge:
Cada vez le vamos dando más importancia. Las redes sociales ayudan a llegar a lugares que de otra manera sería imposible. La idea es subir el disco completo a la web. Lo que tenemos es para mostrarlo porque vendiendo CDs no vamos a llegar a ningún lado.
Leroy: También, en el último tiempo, le venimos dando mayor importancia al tema de la imagen. Hicimos fotos y estamos presentando el primer videoclip (“A seguir el instinto”). La idea es ir grabando otros también y ya tenemos pensado hacer algo en vivo.

- Muchas veces se escucha que Internet no sirve para las bandas musicales porque les impide facturar. ¿A una banda independiente le sirve?
Leroy:
Hay que aceptar que las reglas del juego cambiaron. A una banda under del Conurbano bonaerense le sirve mucho Internet para difundir lo que hace. El disco en sí es un souvenir, una carta de presentación para alguien que le gustó la banda y quiere llevárselo. La idea no es sacar plata con el disco.
Matías: Internet nos sirve un montón para difundir lo que hacemos. Nos han contactado de varios lados, por ejemplo de Colombia. Y si bien nosotros nacimos casi con Internet, a otras bandas de Monte Grande no les pasó y te cuentan otras experiencias. Igualmente, nada es tan importante como tocar en vivo y mantenerse en movimiento.

- ¿Cómo se escuchan comparándose con el inicio?
Leroy:
Estamos mucho más seguros arriba del escenario. Antes teníamos muchos miedos y nervios. Ahora lo disfrutamos a morir. Igualmente siempre hacemos cambios para los shows porque queremos que siempre haya cosas nuevas. Entonces siempre estamos concentrados para no olvidarnos de los últimos cambios.

- ¿Cuáles son las expectativas para este año?
Matías:
Tocar y hacer shows más grandes, presentar el disco en vivo y ampliar los toques en territorio. Queremos comprar una camioneta para ganar en movilidad. Y la idea será para mitad de año presentar el disco oficialmente con escenografía, luces, artistas invitados y tratar de grabarlo para hacer un DVD. Queremos tocar por Capital Federal y Zona Sur, y a mitad de año meter un show grande en un teatro. Creemos que va a valer la pena para subirlo a Internet y que nos conozca más gente.

- La Real Academia Española define a la radiestesia como una “sensibilidad especial para captar ciertas radiaciones, utilizada por los zahoríes para descubrir manantiales subterráneos, venas metalíferas, etcétera”. ¿Por qué eligieron esa denominación?
Leroy:
Entendemos que es una pseudociencia que mide la energía de la tierra. No necesariamente la banda habla de eso. Si bien fue de casualidad, porque encontramos la palabra en un libro, después tuvo un significado: la música que hacemos es bastante enérgica, muy arriba. Al fin y al cabo, la música es energía que circula y uno puede percibirla o no.

- ¿Cuál es el mensaje de “Seguir el Instinto”?
Fernando:
La idea es hablar de no perder ninguna oportunidad, ni instante de vida, y vivir lo mejor posible. De eso habla, por ejemplo, el tema “Cambia”.
Jorge: El título del disco es un mensaje positivo. Y, de alguna forma, seguir el instinto es lo que hicimos nosotros al decidir seguir el camino de la música independiente pase lo que pase. ©




FOTOS & TXT: Grupo Editorial Metro