DESARROLLOS | EL OMBÚ | #184 MAR 2014

Un lugar único

"El Ombú" es uno de los clubes privados más antiguos de la zona.
Con más de 30 años de trayectoria, cuenta con 110 hectáreas, de las cuales el 60 por ciento
está reservado para espacios verdes.

Luego de cruzar la entrada principal, la prisa y el nerviosismo quedan afuera. El club privado “El Ombú”, ubicado en la localidad de Tristán Suárez, partido de Ezeiza, es un oasis para quienes buscan alejarse del bullicio de la ciudad por un tiempo. El lugar late a un ritmo diferente, propio, que los socios y visitantes interiorizan al instante. Nadie corre, sólo quienes lo hacen por deporte, y los vehículos no transitan a más de 20 kilómetros por hora. No se escuchan bocinazos y los chicos se divierten a su antojo. En este paraíso, donde las bicicletas no llevan candado, los vecinos se saludan con una cordialidad inimaginable en pleno centro porteño.
El club, que debe su nombre al gran Ombú que se encuentra al final del boulevard, está ubicado en el kilómetro 41 de la Autopista Ezeiza-Cañuelas y abarca 110 hectáreas. Con 32 años de trayectoria, “El Ombú” es uno de los clubes privados más antiguos de la región.
La idea de fundar un club privado surgió de un grupo de amigos que “quería tener un lugar para pasar el fin de semana”, explica el presidente de “El Ombú”, Iván Kiczij. “Adquirieron el predio, donde anteriormente había funcionado un tambo (actividad principal de la zona), a través de la financiación de uno de los miembros ese grupo”, especifica y luego define a los fundadores del club como hombres “soñadores y emprendedores”, ya que por ese entonces era un sitio de difícil acceso.
En una primera etapa, la comercialización se realizó entre los amigos de los primeros propietarios y se difundió a través del “boca en boca”. Si bien hoy los requisitos para formar parte del club consisten en una entrevista con la comisión directiva, el aval de los socios y determinadas normas de conducta que deben cumplirse, en general los nuevos socios tienen vínculos con los más antiguos.
En cuanto al estrato social,
Kiczij sostiene que “la mayoría de los socios son de clase media”. Es parte de la filosofía del club integrar a cada nuevo socio, invitarlo a participar en todos los ámbitos. “Desde su ingreso, buscamos que los nuevos socios no se sientan solos y aislados, sino que sean parte de esta gran familia”, asegura el presidente del club.
“El Ombú” está integrado por 230 grupos familiares, que abarcan unas 800 personas, pero aún está lejos del máximo de 341. “El club, al no nacer como una iniciativa comercial, manejó otros tiempos siempre. Tenemos 50 lotes libres, que es algo que hoy no se da en esta zona. Sumado que la mitad de las casas no son de residentes y el 60 por ciento del predio está reservado a espacios verdes, eso lo hace un lugar más tranquilo y menos poblado”, asegura Kiczij.
Otra de las características de “El Ombú” es que, al ser una asociación civil, los lotes son propiedad del club y el producto de la venta de los mismos se destina a obras y no al retiro de utilidades como en una sociedad comercial. Esto contribuye a mejorar la infraestructura sin necesidad de nuevos aportes de los socios.
Ni bien se ingresa al predio, el boulevard conduce hacia el ombú histórico, el cual dio nombre al club. Detrás se encuentra el Club House Central, emplazado sobre la vieja casa de los encargados del tambo. El edificio se inauguró hace cinco años, luego de varias remodelaciones y hoy cuenta con un restaurant, un bar-cafetería, un salón para juegos de mesa y otro que funciona como sala de lectura y video.
Entre los beneficios que ofrece, el club cuenta con cinco canchas de tenis con superficie de polvo de ladrillo (tres de ellas iluminadas) y otras cinco con superficie rápida (tres de ellas iluminadas); una cancha de paddle; tres canchas de fútbol (dos de ellas  profesionales); dos canchas de hóckey sobre superficie de césped; gimnasio (con entrenador) y una piscina. Además, el polideportivo posee una cancha profesional de básquetbol, una cancha de fútbol 5, vestuarios con duchas, sala de máquinas para entrenamiento y sala de masajes.
La práctica de golf amerita un párrafo aparte. A pesar de no ser un club de golf, “El Ombú” cuenta con una de las mejores canchas de la zona. Diseñada por Emilio Serra, la cancha de 18 hoyos Par 72 ofrece un recorrido a través de todo el predio, mientras permite deleitarse la vista con los espejos de agua y las magníficas construcciones. Todo un referente en el tema, “El Ombú” se destaca tanto por sus instalaciones, como por el nivel de sus competidores. Tanto los socios, ya sean propietarios o transitorios (sólo juegan al golf), como sus invitados, pueden disfrutar de este magnífico deporte y participar de los diferentes torneos, en los cuales se congrega una enorme cantidad de jugadores, ya sean principiantes o profesionales.
El club cuenta con un restaurante en la salida del hoyo 1 y un bar en el hoyo 9, en ambos casos con estacionamiento para socios e invitados. Mientras que el primero se remodelará, el segundo será trasladado. El House del hoyo 9 se construirá sobre la laguna y ampliará sus comodidades. Según informó el presidente de “El Ombú”, las obras, que ya comenzaron, estarán concluidas antes de fin de año.
Además de las comodidades propias del club, “El Ombú” se vio favorecido por las obras viales, las cuales le otorgaron gran comodidad y un acceso único, ubicándolo a sólo 5 minutos de Canning y 25 de Capital Federal. El tesorero, Víctor Hugo Gómez Puente resaltó esta característica y afirmó que “muy pocos tienen un acceso de este tipo”. “Está prácticamente sobre la autopista y evita la vorágine de Canning. Eso y el gran espacio verde son sus mayores virtudes”.
La finalización de la ampliación del Camino del Buen Aire facilita aún más el acceso, ya que pasará a 500 metros del club. “Sin proponérnoslo, el desarrollo de infraestructura vial nos ubica en un lugar muy cómodo. Tenemos salidas para todos lados”, remarca Kiczij.
En definitiva, los argumentos sobran a la hora de afirmar que todo es tranquilidad y armonía este paraíso terrenal llamado “El Ombú”, que el 14 de septiembre cumplirá 33 años. ©

 







FOTOS & TXT: Grupo Editorial Metro



www.clubelombu.com.ar
Tel.: (054 -11) 4386-3699 / 0007
Au. Ezeiza Cañuelas km. 41 - Bajada Tristán Suárez
MAS FOTOS