DIARIO DE VIAJE | Ruta 40 Sur | #186 MAY 2014
El Sur interminable

El viajero decidió pasear por su país. En esta ocasión se tomó diez días para recorrer desde Buenos Aires hasta Mendoza, tomar la Ruta 40 y descender hasta Lago Puelo, en Chubut.
El camino –que lo llevó por seis provincias- le mostró llanuras, montañas, nevados, selvas y hasta la Cordillera de los Andes.

Partiendo desde Buenos Aires a bordo de un auto familiar, el viajero toma la Ruta 7 hasta Junín, empalma con la Ruta 188 hasta General Alvear (en Mendoza, luego de atravesar La Pampa y San Luis) y arriba a la ciudad de San Rafael por la 143. El primer día de travesía le toma casi 12 horas y le propone caminos de llanura, dejándolo a pocos kilómetros de la Ruta 40.
Sin embargo, San Rafael –con su gran variedad de atractivos turísticos que pueden disfrutarse durante todo el año- se presenta como un sitio ideal para pasar la primera noche y realizar algunas excursiones. Una degustación en sus tradicionales bodegas representa una parada obligada.
A sólo 37 kilómetros de la ciudad, el viajero se interna en el Cañón del Atuel y en el paraje denominado Valle Grande. Para ello utiliza Ruta 173, íntegramente pavimentada.
Lo recibe una frondosa vegetación junto al rumor del Río Atuel que corre en su lecho de piedras. El paredón de la presa Valle Grande conforma un inmenso espejo de agua verde esmeralda, que es una tentación para la práctica de natación, buceo, esquí, remo, motonáutica, paseo en catamarán o windsurf.
El río ofrece la alternativa de la práctica del rafting o el kayak, mientras que los amantes de la pesca satisfacen su pasión en las aguas de la presa. Se puede practicar montañismo y trekking acompañados de experimentados guías, como también mountain bike o cabalgatas.
Aguas arriba de la presa Valle Grande se encuentra el Cañón del Atuel, presencia viva de los orígenes del mundo, donde las rocas -a través de la acción del viento y la lluvia- descubren las más variadas esculturas naturales como: Museo de Cera, El Búho, Sillón de Rivadavia, El Lagarto, Los Viejos, Los Monstruos, La Ciudad Encantada, El Mendigo, Los Jardines Colgantes, entre otros. El río en su vertiginosa caída encierra una inmensa potencia aprovechada para generar energía.
El viajero se encuentra con el complejo hidroeléctrico Los Nihuiles, que con sus cuatro centrales, (la Central Nihuil 4 se encuentra al pie de la Presa Valle Grande), genera una potencia de 220 megavatios.
Luego, continúa hacia la ciudad de Malargüe, ya sobre la Ruta 40. A pocos kilómetros se encuentra la Caverna de las Brujas. En sus salas, las estalactitas y estalagmitas adquieren las más diversas formas, dimensiones y colores. La entrada a caverna mide 1,80 metros de altura por unos 8 de ancho, e inmediatamente se abre a una gran sala (Malal-Rue) de cerca de 30 metros de largo por 20 de ancho y 6 de altura. Desde allí parten aberturas más estrechas hacia pequeñas galerías, que en su conjunto se estima que alcanzan un desarrollo (suma de la extensión de las galerías) cercano a los 5 kilómetros.
Desde Malargüe, el viajero se dirige hacia el Sur, a la localidad de Chos Malal, en el norte de Neuquén. La traza de la Ruta 40 en este tramo posee casi 100 kilómetros de ripio. Se presenta transitable aunque es recomendable no conducir a altas velocidades. El camino está apenas señalizado y se destacan inigualables paisajes de montaña y cordillera a ambos lados.
Luego de pasar la noche en Chos Malal, retoma la ruta hacia San Martín de los Andes. En este tramo, que se presenta muy ventoso, la carretera se encuentra íntegramente asfaltada. En la intersección con la Ruta ex 234, se da inicio al denominado Camino de los Siete Lagos.
En San Martín de los Andes la oferta turística es amplia y el viajero le destina dos noches. Visita el paso fronterizo Hua Hum, que a través de la Cordillera une a la Argentina con Chile. El paso se encuentra dentro del Parque Nacional Lanín, que a su vez cuenta con una de las cascadas más impresionantes de la zona, la Cascada Chachin, a la que se accede por un interesante sendero interpretativo en plena selva valdiviana.
Para acceder al sitio se deben atravesar 80 kilómetros de ripio en buen estado.
El principal atractivo de San Martín de Los Andes, sin embargo, continúa siendo el Lago Lácar –de origen glaciar de la vertiente del Pacífico- en cuyas costas está construida la ciudad.
A través del Camino de los Siete Lagos –sobre la traza recientemente anexada a la Ruta 40, ex 234- se suceden las vistas panorámicas de los lagos Lácar, Machónico, Falkner, Villarino, Escondido, Correntoso y Espejo. La senda cuenta con accesos a playas públicas, miradores, campings y estacionamientos. En verano muchos turistas desafían las bajas temperaturas del agua y se zambullen en las aguas. Si bien no es considerado uno de los Siete Lagos, la primera postal con que Bariloche recibe al viajero es con la del Lago Nahuel Huapí.
San Carlos de Bariloche –y sus más de 110 mil habitantes, de acuerdo al último censo- ofrece a los turistas sus reservas naturales, que incluyen lagos, bosques y montañas, y sus destacados centros de esquí, que son el principal atractivo y sustento económico de la ciudad.
Por sus características geográficas, existen actividades que se desarrollan durante los meses de verano y otras propias del invierno. La ciudad está emplazada en el centro del Parque Nacional Nahuel Huapi y es la puerta de acceso -por vía acuática- del Parque Nacional Los Arrayanes.
Una serie de catamaranes especialmente acondicionados permiten realizar paseos y excursiones lacustres por el Lago Nahuel Huapi.
El centro de esquí más importante de Argentina es el cerro Catedral, ubicado a 20 kilómetros de San Carlos de Bariloche. Otro centro de esquí es el cerro Otto donde se practica esquí nórdico, también conocido como esquí de fondo o cross country.
Uno de los recorridos que permite cruzar la frontera hacia Chile es el llamado "Cruce de Lagos". Este paseo se inicia en Puerto Pañuelo, uno de los lugares desde donde salen catamaranes en el lago Nahuel Huapi. Este pequeño puerto está ubicado muy cerca del Hotel Llao Llao y cuenta con uno de los mejores paisajes de la zona.
El agua de los ríos y lagos es fría en toda época debido al deshielo, no obstante durante los meses de verano -incluso en marzo- mucha gente acude a las playas soleadas del Nahuel Huapi como: Tacul (muy recomendable), Bonita, Serena y los lagos Moreno y Gutiérrez, e incluso disfrutan de un baño.
En los lagos y ríos de la región se practican actividades náuticas, incluyendo velerismo, canotaje y rafting de ríos de montaña. Además, posee varios circuitos de excursiones equinas, como Piedras Blancas.
Durante el año se realizan dos importantes fiestas. Una de ellas es la Fiesta Nacional de la Nieve que generalmente se realiza al iniciar la temporada de invierno -entre junio y julio-, y la otra es la Fiesta del Chocolate que se realiza cada año durante Semana Santa.
Bariloche también es el principal centro turístico estudiantil del país, ya que allí se realizan los viajes de egresados de los jóvenes que finalizan la secundaria.
Luego de varias jornadas en Bariloche, el viajero decide continuar con su aventura rumbo al Sur. Es así que conecta con El Bolsón –donde los miércoles y domingos se puede disfrutar su tradicional feria de artesanos en la plaza principal- y el Río Azul que bordea la localidad.
Una escala recomendable allí es degustar los helados artesanales de Jauja y sus típicos sabores como "mate cocido con tres de azúcar" y "crema de canela".
En las proximidades de El Bolsón se encuentran exquisitos paisajes y excursiones. Entre ellas, destacan la visita al Bosque Tallado y el circuito Cabeza del Indio, donde se puede realizar trekking. El viajero recorrió el sitio donde la naturaleza ha cincelado las rocas formando el perfil de un indio. La caminata ocupa al turista por varias horas en un bello sendero rodeado de cornisas y formaciones rocosas.
La misma ruta conduce a Lago Puelo, ya en Chubut, donde se pueden realizar caminatas de montaña y bañarse en "La Playita", si la temperatura lo permite. Cabe destacar que todas las estaciones de servicio ubicadas debajo del paralelo 42 ofrecen precios mucho más baratos que sus pares del norte. ©




RUTA 40, SECRETOS Y BELLEZA

Un país con tanto para conocer necesita un camino que ayude a recorrer lo mejor que tiene. Recostada sobre y a lo largo de la Cordillera de los Andes, existe una ruta que atraviesa el país por la más cambiante y maravillosa geografía, desde un extremo hasta el otro.
La Ruta Nacional 40 es la carretera más larga y espectacular de la Argentina. Un camino único, como cada uno de los lugares que recorre. A través de 5.200 kilómetros, desde su "Kilómetro 0" en Cabo Vírgenes, Santa Cruz, hasta La Quiaca en la Puna jujeña, une tres regiones -Patagonia, Cuyo y Norte – y atraviesa once provincias.
Trepa sobre el nivel del mar hasta casi 5.000 metros. Atraviesa 236 puentes, cruza dieciocho importantes ríos, bordea trece grandes lagos y salares, permite el acceso a veinte Reservas Provinciales y Parques Nacionales. Además, conecta veintisiete pasos cordilleranos, cruza 60 pueblos y ciudades y transita por cinco Patrimonios de la Humanidad: el Parque Nacional Los Glaciares, la Cueva de las Manos, el Parque Provincial Natural Ischigualasto, el Parque Nacional Talampaya y la Quebrada de Humahuaca.
Su recorrido permite vivir increíbles experiencias, brindando la posibilidad de practicar y conocer muchos de los productos turísticos del país, como la pesca, la nieve, el turismo aventura, el turismo cultural, el turismo rural, el turismo religioso, la magnífica gastronomía, la ruta del vino y los trenes turísticos.





TXT & FOTOS: Grupo Editorial Metro

DOS ARGENTINOS GANARON EL DESAFIO RUTA 40

El chaqueño Juan Manuel Silva (en autos) y el pinamarense Javier Pizzolito (en motos) ganaron el sábado 12 de abril el rally Desafío Ruta 40 - hermano menor del Dakar-, cuyo podio no pudo ser copado por los argentinos a raíz del abandono de Lucas Bonetto en cuatriciclos, corona que quedó en manos del uruguayo Sergio Lafuente.

La quinta edición del Desafío Ruta 40 unió Bariloche con San Juan, en un recorrido de 3.500 kilómetros en seis etapas -aunque el primer tercio del rally se vio afectado por el temporal que azotó al norte patagónico y las dos primeras jornadas de carrera fueron anuladas.
El Desafío Ruta 40 patagónico marcó el debut del "Pato Silva", que llegó a este rally centrado en su participación en el campeonato del Cross Country y en la preparación para el Dakar 2015. "Estoy muy feliz porque este ha sido el fruto del trabajo que venimos haciendo con el equipo y es un auspicioso comienzo de año", dijo Silva durante la ceremonia del podio en la Plaza 25 de Mayo, en el centro sanjuanino.
El otro festejo argentino fue en motos y lo protagonizó Javier Pizzolito (Honda), que durante la penúltima jornada había desplazado del primer lugar de la tabla general al francés David Casteu (KTM). Finalmente, Pizzolito consiguió su primera victoria en este rally, hermano menor del Dakar.
El fueguino Lucas Bonetto estuvo a punto de alzarse con su cuarto Desafío Ruta 40 pero la rotura del motor de su cuatriciclo Honda lo dejó con las manos vacías a 31 kilómetros del final.
En cuatriciclos el golpe de efecto lo dio el uruguayo Sergio Lafuente (Yamaha), ganador de tres etapas, quien terminó llevándose la competencia tras el abandono de Bonetto, líder de la general durante todo el rally.
Más allá del mal tiempo inicial, la competencia convocó durante seis días a cientos de entusiastas y a familias enteras en los campamentos de Zapala, Malargüe y San Juan, y a una multitud en la ceremonia inaugural en Bariloche
El Desafío Ruta 40 abrió el calendario del "Dakar Series", compuesto por otras dos competencias: El Desafío del Litoral, que se correrá en Paraguay del 20 al 24 de julio y el Desafío Inca en Perú del 8 al 14 de septiembre.
Estas tres competencias, que tienen la misma modalidad del Dakar, otorgan a su vez a los mejores amateurs invitaciones para correr, en enero, el rally más difícil del mundo.

MAS FOTOS