ARQUITECTURA INTERNACIONAL | ALDAR HQ| #186 MAY 2014
Perfecta figura

El edificio AlDar HeadQuarters (HQ) impacta tanto desde cerca como desde lejos debido a su forma circular. Esta icónica estructura acristalada se encuentra en el Emirato de Abu Dabi y fue diseñada por MZ & Partners. Tiene una superficie de 123 mil metros cuadrados, de los cuales 62 mil están destinados a oficinas. En la actualidad, es la sede de la promotora inmobiliaria AlDar.

Todo círculo es perfección y el rascacielos circular AlDar HQ (HeadQuarters) da cuenta de ello mientras hace alarde de su forma, que se impone sobre el agua y la tierra. Construida para satisfacer a la máxima élite del ámbito de los negocios internacionales, la sede de la promotora inmobiliaria AlDar en Abu Dabi ostenta un diseño distintivo e innovador: el edificio semiesférico comprende dos fachadas con formas circulares convexas, unidas por una estrecha franja de vidrio corrugado.
AlDar HQ está situado en Al Raha Beach, en la ciudad Abu Dabi -capital del Emirato que lleva el mismo nombre, así como capital y segunda ciudad más poblada de los Emiratos Árabes Unidos. El inconfundible edificio, votado como el "Mejor Diseño Futurista" por Exchange Building (BEX), puede verse desde la autopista Dubai-Abu Dabi.
Fue diseñado por MZ & Partners en 2005, a raíz del auge de la construcción de Abu Dabi, y cobró vida entre 2007 y 2010. La construcción tiene 121 metros de altura y abarca 123 mil metros cuadrados.
Los 61.900 metros cuadrados destinados a oficinas están distribuidos en veintitrés plantas que pueden albergar un total de 120 mil personas. Los pisos varían entre los 1.700 y 2.700 metros cuadrados. En cuanto a los tres subsuelos, éstos tienen capacidad para 1184 vehículos.
El arquitecto Marwan Zgheib creó un objeto simple, intrépido y con una poderosa presencia, capaz de generar un sentido de pertenencia e identidad de la zona. Inspirado en la cáscara de la almeja -que se relaciona con la herencia marítima de Abu Dabi-, imaginó dos paredes curvas gigantes de cristal, que evocan a la figura de una concha de mar abierta.
De este pensamiento nació un diseño puro, geométrico y audaz: un rascacielos redondo con paredes curvas de cristal –el primero en su tipo.
La cuestión de la estabilidad resultó ser crucial para darle vida al concepto madre.
Los arquitectos asumieron el desafío y lo elevaron a la idea del cuerpo cósmico del hombre en el círculo, inscribieron el pentagrama en la fachada circular y localizaron los dos puntos de la estabilidad, donde el edificio se encuentra con la tierra.
Un enfoque cooperativo con los arquitectos y subcontratistas le permitió a los consultores e ingenieros de Arup darle cuerpo al proyecto. El equipo desarrolló una compleja estructura externa de acero en forma de diamante, llamada "diagrid", que permitió una construcción eficiente y la estabilidad estructural apropiada para una construcción circular, y eliminó en gran medida la necesidad de columnas internas para soportar el edificio.
Las fachadas principales se definieron a partir de una geometría toroidal cortada por un cilindro para crear el círculo perfecto en la elevación. Para su construcción se entrelazaron vigas diagonales de acero tubular a través de toda la superficie, que dieron lugar a los prismas regulares donde fueron insertados los vidrios. Toda la fachada está recubierta por esta pared acristalada.
Arup Ingenieros modificó el diseño original e hizo que las dos fachadas se acercaran más entre sí, salvo en la parte superior. "Esta corrección hace que sea más elegante, ya que si se mantenían a la misma distancia se hubiese visto muy gordo y torpe", explicaron desde la compañía.
El edificio desafió la construcción convencional, al cuestionar la estructura típica del techo. El "elemento cremallera" -una banda estructural continua de vidrio que une las dos fachadas principales- crea una delgada superficie continua que es a la vez vertical y horizontal, lateral y frontal, ventana y techo. Esta "columna vertebral" crea una brillante fusión entre fachada y techo.
Durante la noche la iluminación interior funciona como exterior y agrega volumen extra al edificio, convirtiéndolo en un brillante globo. ©

 





TXT: Grupo Editorial Metro

MAS FOTOS