INFORME | TV | #192 NOV 2014
Reporte televisivo

En 1996, la Asamblea General de la ONU proclamó el 21 de noviembre
"Día Mundial de la Televisión", en conmemoración al Primer Foro Mundial que el organismo
dio sobre este medio. En el mes de la televisión, Metro repasa sus orígenes en la Argentina
y hace un recorrido por los programas y los personajes que marcaron un antes y un después.

La llegada de la televisión a nuestro país está íntimamente vinculada al peronismo y a la figura del General Juan Domingo Perón (1895-1974), quien consideraba a la comunicación una herramienta fundamental para la instrucción y difusión de la "Doctrina Nacional". Durante su primer mandato (1946-1952), Perón le encargó al entonces director de LR 3 Radio Belgrano, Jaime Yankelevich, que trajese desde Estados Unidos a nuestro país la tecnología, la antena transmisora y los aparatos receptores de televisión.
La televisión argentina comenzó oficialmente sus emisiones el 17 de octubre de 1951 con la transmisión del acto político del "Día de la Lealtad" en la Plaza de Mayo. Yankelevich condujo la instalación de dos cámaras en el segundo piso del Banco de la Nación Argentina, una orientada hacia la Casa de Gobierno y la otra hacia la Pirámide de Mayo, mientras que Enrique Susini -precursor de la radiodifusión sonora- fue el director de Cámaras de la transmisión realizada por el canal 7 de Buenos Aires (dependiente de LR3 Radio Belgrano).

UN MEDIO PARA UN PÚBLICO SELECTO

En 1951 la televisión era un medio de comunicación selectivo, debido a la escasa cantidad de receptores en relación a población total del país. Se estima que Yankelevich trajo aproximadamente 2500 televisores (Standart Electric y Capehart) y que, en ese entonces, la Argentina tenía casi 16 millones de habitantes, lo que se traduce a un receptor de televisión por cada 65 mil personas. Era un medio para un grupo de alto poder adquisitivo.
Durante sus primeros pasos, la televisión se dedicó a la transmisión de programaciones políticas y deportivas "de exteriores", como lo fueron el velatorio de María Eva Duarte de Perón y el Gran Premio Automovilístico en 1952.
El 28 de setiembre de 1953 el Honorable Senado de la Nación aprobó la ley Nº 14.241, del Servicio de Radiodifusión, la cual fue promulgada por el Poder Ejecutivo el 13 de octubre de ese año. Esta ley, compuesta sólo por veintiséis artículos, prohibía la transmisión de noticias o comentarios contrarios a las leyes, moral, buenas costumbres, que incitaran la traición contra el Estado y la rebeldía, que provocaran alarma pública, que perturbasen las actividades económico-financiera, que dañaran o comprometieran las relaciones internacionales del país y que suscitaran polémicas o contuvieran expresiones injuriosas o difamatorias.

EL BOOM DE LA CAJA BOBA

La creación de los canales 9 (junio de 1960), 11 (julio de 1961) y 13 (octubre de 1960) de Capital Federal completó el panorama de la televisión abierta. Durante la década del '60, con cuatro canales de aire capitalino (7, 9, 11 y 13) y dos en el interior del país (canal 7 de Mendoza y 8 de Mar del Plata), la televisión argentina logró su expansión y consolidación. Los receptores de televisión ocupaban un lugar central en los hogares, donde todo se disponía según su ubicación. En muchas casas los televisores se acercaban a las ventanas para que los vecinos pudiesen ver los programas desde la vereda.
Como la Ley de Radiodifusión prohibía la participación del capital extranjero en los medios audiovisuales, se crearon productoras de contenidos para los canales de televisión, los cuales quedaron en manos de inversores extranjeros, que fueron las tres grandes cadenas norteamericanas de televisión (la NBC, la CBS, y la ABC). El sistema televisivo se centraba en Buenos Aires. En ese entonces, las productoras asociadas a los canales de cabecera produjeron el 80 por ciento de la programación emitida por los canales del interior el país.
En el caso de Canal 9, sus primeros años estuvieron dedicados a reeditar algunos programas realizados por Canal 7 y la emisión de series estadounidenses de la NBC. En 1960 el canal comenzó a transmitir "El Capitán Piluso", el primer gran éxito de Alberto Olmedo.
El primer noticiero de televisión privado fue una producción de Canal 11, que en 1961 produjo "El mundo al vuelo", auspiciado por la ex línea aérea Pangara. Al año siguiente, ESSO reemplazó a la empresa aérea como auspiciante del noticiero, el cual pasó a llamarse "El repórter Esso". Por ese entonces, Nicolás "Pipo" Mancera conducía el programa "Circulares con Mancera" por Canal 9. El presentador introdujo por primera vez en la televisión argentina la "cámara sorpresa" en abril de ese año.
En 1963 Canal 9 pasó a manos del empresario radial Alejandro Romay, quien le dio una orientación más popular y con el tiempo fue conocido como "El zar de la TV" por sus éxitos.
Al año siguiente Canal 11 cambió su nombre a "TeleOnce" y su noticiero pasó a llamarse "TeleOnce informa", hasta 1974. La emisora creó a "Leoncio", que se convirtió en su emblema e imagen. Durante este período, el canal se caracterizó por transmitir grandes estrenos de largometrajes y series, programas de la RAI de Italia, y producciones propias de distintos géneros, como "Los especiales de Lolita Torres", "Luces de Buenos Aires", "Yo te canto Buenos Aires"; "La galera del Topo Gigio"; y "Operación Ja Ja",  un programa humorístico creado por los hermanos Gerardo y Hugo Sofovich, del que surgieron innumerables de artistas y personajes. De este último se destacaban dos sketches: "La mesa de café", que luego derivó en "Polémica en el bar", con la actuación de Fidel Pintos, Jorge Porcel, Juan Carlos Altavista, Carlos Carella y Rodolfo Crespi; y "La peluquería de Fidel", que dio origen a "La peluquería de Don Mateo", con Pintos en el rol principal. También pasaron por este programa Alberto Olmedo, Marcia Bell, Javier Portales, Vicente La Russa, Pepe Soriano y Adolfo García Grau.
En paralelo, "Pipo" Mancera firmó contrato con Canal 13 y su programa cambió el nombre por "Sábados Circulares con Mancera", iniciando uno de los ciclos televisivos más importantes de la historia argentina. Calificado como "programa ómnibus", tenía una duración de seis horas. Por allí pasaron las figuras nacionales e internacionales más reconocidas de la época, como Sandro, Lola Flores, Raphael y María Félix, entre otros.
En ese momento casi el 60 por ciento de los hogares de Capital Federal y Gran Buenos Aires tenían receptores de TV.
En 1965 "Capitán Piluso" pasó a emitirse por Canal 7. A partir de ese año las tres grandes cadenas norteamericanas comenzaron a desprenderse de sus acciones en las productoras y canales privados de Capital Federal.
Al año siguiente, el 3 de enero de 1966, Monica Cahen D'Anvers debutó como presentadora del noticiero Telenoche de Canal 13. Al principio, trabajó con el periodista Andrés Percivale, que luego fue reemplazado por César Mascetti. La presencia de ambos al frente del noticiero, que se extendió hasta el 2004, fue por muchos años una de las características distinguibles de "El Trece".
En 1967 "Sábados Circulares con Mancera" rompió el rating la televisión argentina hasta el momento con la transmisión del casamiento de Palito Ortega y Evangelina Salazar.
El 3 de junio de 1968 Canal 9 presentó el programa "'Almorzando con las estrella", en el cual Mirtha Legrand compartía un almuerzo con una serie de personajes de la farándula. Tiempo después el nombre del programa cambió a "Almorzando con Mirtha Legrand" y se convirtió en un ciclo de entrevistas no sólo a artistas sino también a políticos, en el marco de un almuerzo.
En 1969, con sólo cuatro años, Andrea del Boca hizo su primera aparición en televisión en la serie de Canal 9 "Nuestra galleguita", donde desempeñó el rol de una niña sordomuda. Nacía la estrella de las novelas.
El 17 de octubre de 1970 Canal 11 pasó a manos del empresario Héctor Ricardo García, quien le dio una orientación popular y periodística con programas "En vivo y en directo", bajo el slogan "El Canal de las Noticias". Al año siguiente la emisora presentó el programa "Yo me quiero Casar, ¿y Usted", bajo la conducción de Roberto Galán, mientras "Pipo" Mancera presentaba a un chico que hacía "malabares" con una pelota, quien luego llegaría a ser "El Diez" del fútbol argentino. Ese día, con sólo diez años, Diego Armando Maradona decía: "Mi primer sueño es jugar en el Mundial. Y el segundo es salir campeón".
Dos años después "Polémica en el Bar" se convirtió en un programa independiente, transmitido por Canal 11.
En 1973 la diva de los almuerzos pasó a Canal 13.

LLEGA LA TELEVISIÓN A COLOR

La Junta Militar, que tomó el poder con el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, buscó construir un discurso hegemónico oficial a través del ocultamiento de hechos y la censura explícita. El autoproclamado Proceso de Reorganización Nacional pretendía lograr el consentimiento de la población, a partir de nuevos patrones en la educación, la comunicación y la cultura. La madrugada del golpe fueron convocados todos los directores de los medios metropolitanos a la sede del Comando General del Ejército, donde se les informó la decisión de implantar un régimen de censura "que podía ser largo" y se les entregó una cartilla para que faciliten la tarea del censor.
En 1978 Juan Carlos Calabró comenzó en televisión con un rol protagónico en Calabromas. El programa, transmitido por Canal 13, fue un suceso cómico irrepetible de los años ochenta, con entrañables personajes, como Johny Tolengo.
Mientras tanto, para organizar el XI Campeonato Mundial de Fútbol de 1978, la Argentina se había comprometido a realizar la transmisión televisiva en colores al exterior, por lo cual necesitaba definir la norma de transmisión. Todo indicaba que el país adoptaría la norma NTSC, ya que el sistema de televisión argentino siempre se había manejado con los parámetros y el equipamiento estadounidense.
Ante la presión internacional que amenazaba con desplazar a la Argentina como sede del mundial por cuestiones políticas, el lobby llevado adelante por las autoridades de la FIFA garantizó su realización en el país. En este marco, la Argentina adoptó el sistema de Alemania (uno de los principales promotores y anunciantes del mundial de fútbol), Pal N. Aún así, los partidos sólo se emitieron a color para el exterior.
Las transmisiones en colores comenzaron el 1 de mayo de 1980, siendo los pioneros el Canal 13 y ATC, seguidos por Canal 9, que inició sus emisiones bajo el nombre "Color 9", y finalmente por Canal 11.
A comienzos de la década de 1980 Turismo Carretera comenzó a transmitirse a través de Canal 7, que en aquel momento era Argentina Televisora Color (ATC), y "Polémica en el bar" superó los 60 puntos de rating, marcando picos históricos. Esa mesa, en la que estuvieron Jorge Porcel, Juan Carlos Altavista y Javier Portales, entre otros, fue considerada la más exitosa.
En 1983 Juan Alberto Badía presentaba su ciclo sabatino tipo ómnibus, "Badía y compañía", mientras Canal 9 recuperaba su fuerte sabor popular de la mano de Romay. El noticiero Nuevediario, tildado de amarillista y sensacionalista, se convirtió en su emblema. A partir de ese año, el canal fue líder en audiencia hasta 1989.
En 1984 los almuerzos de Mirtha se suspendieron. Tres años después, Susana Giménez inició su programa "Hola Susana", transmitido por ATC, con una alta repercusión gracias a sus concursos telefónicos, sus números musicales y sus entrevistas a personalidades del espectáculo, el deporte y la política. Al año siguiente se trasladó a Canal 9.
A principios de 1986 el programa "La noticia rebelde", conducido por Raúl Becerra, Adolfo Castelo, Jorge Guinzburg (1949-2008), Carlos Abrevaya y Nicolás Repetto, comenzó a emitirse por ATC. El programa se dedicaba a pasar revista de las noticias aparecidas en diarios y revistas para luego editorializarlas e ironizarlas.

UNA NUEVA ERA COMIENZA

Con la llegada al Gobierno del presidente Carlos Menem, la Argentina comenzó el proceso de privatización de los servicios de radiodifusión y de telecomunicaciones a fines de 1989, liderado por la adjudicación de los principales canales de televisión abierta del país. El 22 de diciembre de 1989 Canal 11 adoptó el nombre Telefe.
Al año siguiente los almuerzos de Mirtha volvieron por ATC. Con los años el programa pasó por Canal 9, Canal 7, América TV y finalmente desembarcó en Canal 13, donde continúa transmitiéndose.
Turismo Carretera pasó a transmitirse en Telefe con la producción de Carburando, la cual mantuvo durante luego de su cambio en 1992 a Canal 13.
En 1990 Telefé comenzó a emitir el programa deportivo Videomatch presentado por Marcelo Tinelli. Debido al poco éxito de los informes deportivos, se incorporaron vídeos de bloopers sobre accidentes deportivos. El ciclo, pensado inicialmente para cerrar la programación del canal de lunes a domingos, alcanzó cifras de audiencia descomunales para ese horario. Por eso, el 6 de enero de 1991, salió al aire "Ritmo de la noche". Compuesto por los mismos integrantes de Videomatch, el programa que se transmitía los domingos en horario central, contaba con juegos, bloopers, cámaras sorpresa y musicales con las estrellas del momento. Tinelli se convertía en la nueva estrella de la pantalla argentina.
Canal 11 comenzó a transmitir el campeonato de Fórmula 1 desde los circuitos en diferido. Ese año Sofovich abandonó Telefe, porque el director de programación de ese canal, Yankelevich, decidió darle más espacio a Tinelli.
A fines de 1991, la diva de los teléfonos finalizó su contrato con Canal 9 y fue contratada por Telefe. En 1992 el ciclo pasó a denominarse "Hola Susana, te estamos llamando". Dos años después el programa, que desde su debut se emitía al mediodía, pasó a transmitirse en forma definitiva en el primetime, con ratings que superaban los 35 puntos.
En 1995 el programa de Tinelli debió cambiar de nombre a "El Show de Videomatch". A fines de 1997, Romay vendió Canal 9 al grupo Prime TV. Ese año "Polémica en el bar" volvió a Telefe, donde hizo un giro hacia el humor de otros tiempos, y el canal comenzó a transmitir en vivo las carreas de Fórmula 1. Mientras tanto, América TV presentaba "La biblia y el calefón" conducido por Jorge Guinzburg. Al año siguiente Canal 9 cambió de nombre y se pasó a llamar Azul Televisión.
Durante los ´90 Telefé también generó telenovelas como "Grande, Pa" (1991-1994), que contaba la historia de un viudo que se encargaba de sus tres hijas, a las que su niñera apodaba las "Chancles"; "Amigos son los amigos"; "Chiquititas", una producción de Cris Morena que comenzó a emitirse en 1995 y finalizó en 2001; "Cebollitas"; y "Verano del 98", que en principio fue pensada como una novela de relleno para cubrir la escasa programación de televisión en el verano pero se convirtió en un éxito que duró tres años. La novela, también producida por Cris Morena, fue un semillero de actores jóvenes que hoy en día son grandes figuras consagradas a nivel nacional, como Agustina Cherri, Florencia Bertotti, Celeste Cid, Marcela Kloosterboer, Dolores Fonzi, Guido Kaczka y Julieta Cardinali, entre otros. Además, el canal comenzó a transmitir la serie animada estadounidense Los Simpson, que se convirtió en un símbolo de la emisora.
En 1999 Nicolás Repetto retornó a los programas ómnibus con "Sábado Bus", emitido por Telefe.
Por su parte, Canal 13 alcanzó grandes niveles de audiencia, gracias a los programas de humor político de Tato Bores; las ficciones "La banda del Golden Rocket", "Montaña rusa" y "Gasoleros"; el programa infantil "El agujerito sin fin"; y las series "Poliladron" y "Campeones de la vida".

UN NUEVO SIGLO LLENO DE CAMBIOS

Millones de argentinos vivieron el paso al nuevo siglo de la mano de Gran Hermano, transmitido por Canal 11. La conductora del reality show, Soledad Silveira, impuso la frase: "Adelante mis valientes".
En 2001 "Sábado Bus" pasó a Canal 13. El 4 de abril de ese año, y durante dos temporadas, el actor y comediante Guillermo Francella protagonizó el programa "Poné a Francella" por la pantalla de Telefé. En 2002 el canal emitió el unitario "Los simuladores", que duró dos temporadas y obtuvo altos niveles de audiencia, y "Video Match" vio alejarse a Pablo Granados, Pachu Peña, Freddy Villarreal, Álvaro Navia, entre otros humoristas, que crearon su propio programa en el 2004, al cual llamaron "No hay 2 sin 3", transmitió por Canal 9.
Durante 2004 y 2005, en una coproducción de Telefe Contenidos y Sony, la emisora realizó adaptaciones locales de las sitcoms estadounidenses "La niñera", "¿Quién es el jefe?"," Casados con hijos" y "Hechizada". En 2005 Canal 9 incorporó la figura del conductor Marcelo Tinelli, en un vano intento de mejorar los números de audiencia. A fin de año Tinelli anunció su pase a Canal 13, que hasta la mitad de la década se mantuvo en el segundo lugar gracias a las telenovelas "El sodero de mi vida", "Son amores", " Soy gitano", "Floricienta" y "Padre Coraje"; las series "Culpables" y "Locas de amor"; y el programa periodístico humorístico Caiga Quien Caiga (CQC), conducido por Mario Pegolini.
A partir de 2006 el canal aumentó el promedio general de audiencia con la llegada de Tinelli, que desde entonces conduce "Showmatch", la cual ocasionó la partida de Pergolini hacia Canal 11.
En los últimos tiempos Telefe realizó exitosas producciones, como "Montecristo", "Historias de sexo de gente común", "Amor en custodia", "Vidas robadas", "Perdidos en la tribu", "Graduados", "Somos familia" y "Viudas e hijos del rock and roll", entre otras. Por su parte, Canal 13 hizo lo suyo con "Son de fierro", "Por amor a vos", "Amas de casa desesperadas", "Mujeres asesinas" y "Valientes", entre otros.
La historia de la televisión argentina es rica y variada, tanto en personajes, como en programas. Muchos de los formatos y las producciones nacionales, reconocidos a nivel internacional, fueron adquiridos por otros países, como México, España, Brasil e Israel, entre otros. Con un largo futuro por delante, la televisión argentina nos sorprende día a día. ©



TXT: Grupo Editorial Metro

EN EL TOP 10 MUNDIAL

En materia de publicidad, los premios y rankings son elementos muy importantes para esta industria. La publicidad argentina es considerada una de las mejores a nivel mundial y, desde hace años, se mantienen dentro de las diez mejores.
Las campañas y spots publicitarios nacionales se destacan por su creatividad, espíritu joven, emotividad y grandes dosis de humor. Desde la Asociación Argentina de Publicidad (AAP) indicaron que "el sello que hoy distingue a la creatividad publicitaria argentina que triunfa en el mundo es la cercanía y el vínculo que genera con los consumidores y la audiencia: ideas que llegan al corazón, ese rincón de las personas en el que también viven las grandes marcas".
La agencia argentina "Del Campo Nazca S&S" es considerada una de las cinco más creativas a nivel internacional por la revista estadounidense AdAge.