POSTALES | LEGISLATURA DE LA PLATA | #199 JUN 2015

La Ley de La Plata

El edificio de la Legislatura bonaerense fue construido por pedido expreso del gobernador Dardo Rocha, en el marco de la fundación de la ciudad de La Plata. El proyecto, ideado por los arquitectos alemanes Gustavo Heine y Jorge Hagemann, fue el único en cumplir
con los requisitos exigidos por el Gobierno bonaerense.

La Plata nació de un modo distinto a la mayoría de las ciudades, dado que fue planificada de modo íntegro, siguiendo los lineamientos urbanísticos del Renacimiento. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Dardo Rocha, se ocupó personalmente del futuro trazado de la nueva capital de la provincia.
El Palacio Legislativo, ubicado frente a la Plaza San Martín, abarca una superficie total de 14.400 metros cuadrados. Esta joya de la arquitectura se corresponde con una época en la cual el estilo renacentista se correspondía con el Poder Público. Emplazada en los terrenos que con anterioridad habían sido expropiados a Antonia Iraola de Pereyra y Francisco Ocampo de Ocampo mediante la Ley 1463, la Legislatura bonaerense se encuentra en un sitio estratégico, donde confluyen las arterias más importantes de la ciudad.

UN POCO DE HISTORIA

El 6 de mayo de 1881, cinco días después de asumir su mandato como gobernador, Dardo Rocha decretó la designación de una Comisión de Concurso para el examen de planos y presupuestos de los edificios destinados a Casa de Gobierno, Casa de la Legislatura, Templo Católico y Policía, Cárcel de detenidos y Casa de Bomberos.
Durante la sesión del 30 de mayo de ese mismo año, la Comisión dio lectura y aprobó las bases para la construcción de cada uno de los edificios, las cuales serían publicadas en las capitales de la República Argentina, Chile, República Uruguaya, Brasil, Estados Unidos de América, Francia, Inglaterra, Italia, España, Bélgica y Alemania. Para el Palacio Legislativo se fijó un presupuesto de cinco millones de pesos en moneda corriente.

Viglione, integrante de la Comisión de Concurso y encargado de examinar los proyectos de los arquitectos, señaló que, a su juicio, sólo eran admisibles "tres de los seis proyectos" que se habían presentado para el edificio de la Legislatura, porque la mitad de las propuestas carecía de las condiciones requeridas. El primero fue rechazado por tener un único recinto, el segundo por contemplar dos recintos iguales y el tercero por exceder las dimensiones de la manzana donde debía emplazarse el edificio.
El 20 de abril de 1882, la Comisión sometió las tres propuestas a votación. El proyecto escogido fue "Hinc labor, hinc merces" -"Donde hay trabajo hay frutos"-, de los arquitectos alemanes Gustavo Heine y Jorge Hagemann. Su propuesta se destacó por ser la única que cumplía con el número de locales exigidos y sus respectivas dimensiones.
La Comisión de Concurso consideró que "… las condiciones de estética de este proyecto han sido llenadas de tal modo que hacen de este trabajo una obra verdaderamente artística".
El 29 de mayo de 1883, siete meses después de la fundación de La Plata, fue colocada la piedra fundamental de la Legislatura bonaerense. La dirección de la obra estuvo a cargo del arquitecto don Carlos Nordhan, quien vino de Europa exclusivamente para realizar el trabajo, y la ejecución de los maestros empresarios Plou y Olivieri.
Hasta que las obras finalizaron, el Poder Legislativo desempeñó sus funciones en el Departamento de Ingeniería. El 4 de mayo de 1888 fue inaugurado, de forma parcial, el Palacio Legislativo, ya que ese día comenzó a funcionar el recinto de Diputados. Un año más tarde fue inaugurada la Cámara de Senadores.

ESTILO ARQUITECTÓNICO

El edificio de estilo renacentista alemán se incluye dentro de la corriente predominante a fines de siglo XIX en la arquitectura Argentina.
El Palacio Legislativo se divide en dos ejes: uno de simetría principal, que proyecta el eje cívico de la ciudad de La Plata (la imaginaria avenida 52) y sirve de entrada para el público por Avenida 7; el otro, perpendicular al primero, abre las entradas de Senadores y Diputados hacia las calles 51 y 53, respectivamente, y atraviesa los recintos de ambas cámaras.
Las entradas de las calles 51 y 53, exclusivas para senadores y diputados, conducen a una amplia sala de pasos perdidos en forma de cruz griega, de una disposición sencilla, desde la cual se llega al recinto de sesiones. Por otra parte, el acceso principal, ubicado sobre la Avenida 7, permite acceder directamente a la planta baja y a los tres niveles de palcos.
El Palacio se destaca por sus tres imponentes entradas -dos laterales correspondientes a los legisladores y una central destinada al público-. Con un mismo perfil arquitectónico, las entradas se alzan sobre respectivas escalinatas de mármol, perfilando cuatro columnas de estilo jónico con aditivos ornamentales. Las columnas sirven de base a un frontón triangular, sobre el que se destaca a un grupo escultórico compuesto por un personaje principal central, de mayor tamaño que los restantes, representado por una doncella.
Estos grupos escultóricos, realizados por el pintor y escultor veneciano Víctor de Pol (1865-1925), se diferencian entre sí por los elementos simbólicos que portan cada una de estas doncellas. La figura correspondiente a la entrada de Diputados –calle 53- sostiene una corona de laureles que expresa la identificación del luchador con los motivos y finalidades de su victoria, mientras que la de Senadores –calle 51- sostiene un texto, cuyo contenido despierta su interés. Asimismo, la doncella de la entrada de la Avenida 7 lleva un gorro frigio, símbolo de la libertad, en la cabeza y sostiene las Tablas de la Ley, la figura ubicada a la izquierda del grupo sostiene la antorcha, que representa la purificación, y la ubicada en el otro extremo alza la espada.
Víctor de Pol, quien había sido contratado en 1880 por la Comisión de Concurso, también confeccionó relieves de cemento patinado, colocados en los muros del edificio, los cuales representan distintas historias de la vida nacional y figuras alegóricas.
En la parte superior del edificio se observa un gran torreón cubierto con mansarda de pizarras.

RECINTOS Y SALONES

Los trabajos de pintura y decoración de la sala de sesiones fueron encomendados al pintor argentino Grazziano Mendilaharzu, quien pintó un sol flamígero y naciente para el plafond del hemiciclo. En la sala también están representadas figuras de V. Gómez, V. Alsina, M. Moreno, M. Belgrano, San Martín, Vélez Sarfield, B. Rivadavia, A. Alsina y Juan M. de Pueyrredón.
Los muebles y cortinados de los recintos fueron adquiridos en la Casa Damon de París.

MODIFICACIONES Y AMPLIACIONES

En 1920 se aprobó la creación de la Biblioteca sobre la esquina de calle 8 y 51, dentro de la Cámara del Honorable Senado. La Biblioteca ocupa parte la planta baja y tres subsuelos, donde se conservan más de 39 mil obras, un gran número de publicaciones periódicas nacionales e internacionales, estadísticas, censos y memoria de los gobernadores, que se destacan por su gran valor histórico.
La función esencial de la biblioteca es brindar la información necesaria a los legisladores para que desempeñen su labor legislativa.
Por otra parte, a partir de 1950 se iniciaron las obras de ampliación que comprendieron el patio central y el subsuelo, donde se crearon nuevas dependencias de trabajo.
Con el paso del tiempo, la entrada de la Avenida 7 pasó a utilizarse sólo una vez por año, durante la apertura del año legislativo, por lo que diputados y senadores debieron compartir sus entradas con el público general. ©

 

TXT & FOTOS: Grupo Editorial Metro


EL CONCURSO

Las bases del concurso para la Casa de la Legislatura contemplaban dos recintos para las sesiones con "tres órdenes de palcos, siendo uno de ellos dispuesto convenientemente para señoras".
Además, cada una de las cámaras debía contar con: una pieza para el Presidente; una pieza para la secretaría; dos piezas para los escribientes; una pieza para archivo; dos piezas para taquígrafos; seis piezas para Despacho de Comisiones; una pieza para reunión; una pieza para sala de espera; una pieza para biblioteca; una pieza para Sala de Pasos Perdidos; una pieza para guardarropas y lavatorios; seis piezas de servicio; una pieza de cocina; y letrina para los Legisladores, para los sirvientes y para el público en un lugar conveniente.
También se estipulaba que la entrada para los Legisladores será separada de la destinada al público, debiendo haber otra especial para las personas de servicio".


MAS FOTOS