POSTALES | RANELAGH GOLF GLUB | #202 SEP 2015

Donde la tradición vive

Surgido a partir de la iniciativa de la compañía de Tierras del Sur, Ranelagh Golf Club se ubica a la vera de las vías del ferrocarril en el partido homónimo. En la actualidad está constituido como Sociedad Anónima y cuenta con dos canchas de primer nivel, una de las cuales lleva el nombre del reconocido golfista Roberto De Vicenzo.

A principios del siglo XX abundaban los espacios verdes en la provincia de Buenos Aires, grandes extensiones de tierras dedicadas a tareas rurales, tambos, chacras o estancias de descanso.
En 1911 el Ferrocarril del Sud, una empresa de capitales británicos, construyó la estación Ranelagh, en la mitad del ramal Berazategui/Bosques. El nombre, de origen inglés, evocaba las propiedades del Conde de Ranelagh, ubicadas a orillas del río Támesis, en Londres. En compensación por las obras realizadas, la compañía de Tierras del Sur (subsidiaria de Ferrocarril del Sud) recibió de sus propietarios doscientas hectáreas linderas a las vías. De ese modo, comenzó a escribirse la  historia del pueblo de Ranelagh, que desde un principio se caracterizó por su estilo inglés.
Al momento de su fundación, el nuevo pueblo pertenecía al partido de Quilmes. Recién en 1960 pasaría a formar parte del Municipio de Berazategui, al que actualmente pertenece.

A LA VERA DEL TREN

En 1913 la compañía Tierras del Sur construyó, junto con el arquitecto Marcó del Pont, los diez primeros chalets de Ranelagh. Rápidamente, estos edificios de estilo Tudor despertaron gran interés en la zona. Luego, llegaron a construirse otros 67 chalets de características similares.
Cinco años más tarde, en 1918, la compañía de Tierras del Sur le encargó a su administrador, Sr. Heriberto Dadín, a su gerente Sr. Juan Camy Debat y al Sr. Philing, la tarea de buscar las tierras más idóneas para construir una cancha de golf. Como resultado de esa labor, fueron elegidas las 65 hectáreas actuales, pertenecientes al Sr. Francisco Drago y a Don Enrique de Elía, miembros de antiguas familias de la zona.
En 1920 la compañía de Tierras del Sur inició la construcción del campo de golf, diseñado por Don Alberto del Solar Dorrego. Los trabajos de construcción fueron encargados al profesional Sr. Enrique Rossi, primo del Sr. José Jurado, quien es considerado "el padre del Golf Profesional de Argentina". 
El chalet N° 5 fue utilizado como pequeño Club House y vivienda de la familia Castex, cuyo patriarca, Ricardo María Castex, era el encargado de los vestuarios. Con el correr del tiempo, la hija menor de Castex, Delia, se casaría con el eximio golfista Roberto De Vicenzo.
Como el club no contaba con instalaciones apropiadas, el Ferrocarril del Sud, que llevaba a los jugadores, ponía trenes especiales que dejaba en una vía muerta de la estación. "Salían los viernes a la noche, venían hasta acá y dejaban el tren estacionado. La gente habitaba en los camarotes, comía en el vagón comedor y volvía a la Ciudad Buenos Aires el domingo a la tarde", explicó Walter Dobie en diálogo con Metro. "El tren de los Golfistas" quedaría por siempre en la memoria de los socios más antiguos de Ranelagh Golf Club.

CLUB DEL PROGRESO

En 1924 las autoridades del prestigioso Club del Progreso, fundado el 1° de mayo de 1852 por Don Diego de Alvear, buscaban modernizar las instalaciones. El presidente del Club del Progreso, Sr. Antonio Crouzel, fue el encargado de negociar con la compañía de Tierras del Sur. De ese modo, el Club adquirió, con créditos de la época, la cancha de golf y el chalet N° 5.
Al poco tiempo de la transacción, se inició la construcción del actual Club House, bajo el diseño y dirección del arquitecto Sr. C. Dumas. La obra, totalmente financiada por la compañía de Tierras del Sur, continuó con el estilo Tudor de las primeras construcciones del nuevo pueblo.
El 16 de mayo de 1926, importantes personalidades asistieron a la fiesta de inauguración  del Club House. Los concurrentes regresaron a la Capital Federal durante la madrugada en un tren especial que el Ferrocarril del Sud había dispuesto especialmente para el evento.

RANELAGH GOLF CLUB

En 1937 la compañía de Tierras del Sur puso en venta el campo de golf y su sede, otorgándole prioridad por un año al Golf Club Argentino, el cual no aceptó la propuesta. Al año siguiente, en 1938, los Sres. Heriberto Dadin y Juan Camy, socios del club y funcionarios de la compañía de Tierras del Sur, negociaron y organizaron una comisión, con el objetivo de que la compañía les vendiera el club. Así nació Ranelagh Golf Club, aunque la propiedad seguía siendo de la compañía pero era administrada por los socios.
La Comisión Directiva de 1943, presidida por Don Eduardo Lalor, transformó la sociedad civil en sociedad anónima y, mediante la venta de acciones, logró adquirir la propiedad en su conjunto.

INSTALACIONES

Luego de traspasar el pórtico de acceso, el Club House da la bienvenida al Ranelagh Golf Club. En su interior se distribuyen los vestuarios de damas, ubicados en planta baja, y de caballeros, situados en el primer piso, el salón comedor con capacidad para 150 personas, un pequeño living, el salón de juegos y el bar. Este último cuenta con dos sectores dedicados a homenajear la trayectoria de De Vicenzo, una mesa de billar  y salida a la terraza. Allí los socios comparten almuerzos, experiencias y anécdotas de la cancha.
En la actualidad, el Chalet N°5, que posee siete habitaciones, es utilizado como hotel por los socios que desean quedarse durante los fines de semana o por quienes asisten a los eventos que tienen lugar en el Club. El edificio, que conserva su diseño original, guarda la esencia de antaño y ofrece una vista privilegiada a la cancha "Roberto De Vicenzo". Sus habitaciones sencillas cautivan el corazón de los visitantes que buscan revivir el pasado.
El club también cuenta con un quincho, diseñado por uno de los socios del Club. Este espacio, con capacidad para unas 80 personas, posee un estilo más moderno.  Además, a pocos metros de ésta construcción se encuentra la pileta de natación.
Sin embargo, las dos joyas del Club son la chancha "Roberto De Vicenzo" de 18 hoyos, 6629 yardas, par 73,  y la "Cancha Azul" de 9 hoyos. Bajo un cielo marcado por nubes, la vista se pierde en el horizonte, sin poder llegar a calcular los límites del Club.

TRADICIÓN QUE ENCANTA

"Esto es un club de puro golf, donde se conservan las reglas de etiqueta y de buena conducta", señaló Dobie. Las indicaciones son precisas: se debe usar remera con cuello y mangas, no se puede jugar con jeans, bermudas o jogging, si un jugador avanza más rápido que otro se le debe ceder el paso y, siempre, se debe dejar la cancha en las mismas condiciones en las que se encontró. El resguardo y conservación del espacio "hace que mucha gente venga y se sienta muy cómoda", detalló el referente de Ranelagh Golf Club.
Si bien se juega de martes a domingo, los miércoles por la mañana es día de damas y el jueves por la tarde el de caballeros.
En cuanto al bar, los sábados por la tarde está reservado sólo para caballeros, que "se ponen a jugara  a las cartas y pueden llegar a decir una palabra más subida de tono", indicó Dobie. Todo está minuciosamente pensado para preservar el encanto de las tradiciones, la buena presencia y fomentar el trato cordial.
En la actualidad, el club cuenta con unos 500 socios, entre activos y vitalicios. También posee una Escuela de Golf para chicos de entre 4 y 12 años, avalada por la Asociación Argentina de Golf, que apunta a crear un nuevo semillero. ©

Más info: www.ranelaghgolfclub.com

 

 

TXT & FOTOS: Grupo Editorial Metro


DEVICENZO


Roberto De Vicenzo nació el 14 de abril de 1923 en la localidad de Villa Ballester, partido de San Martín. A los ocho años tuvo su primer contacto con el golf, cuando ofició de caddie. Dos años después, a los diez, jugó su primer certamen.
A lo largo de toda su carrera se destacó por ser un caballero, dentro y fuera de la cancha. Con 231 torneos ganados, De Vicenzo es considerado el mejor golfista argentino de todos los tiempos.
Ganó nueve veces el Abierto de la República Argentina, el primero en 1944 y el último en 1974. Además, en distintas ocasiones, obtuvo el primer puesto en los Abiertos de Argentina, Alemania, Bélgica, Brasil, Panamá, Colombia, Chile, España, Holanda, Jamaica, Francia, México, Venezuela, Perú, Puerto Rico y Uruguay.

 

MAS FOTOS