INFORME | DEPORTES AMATEUR | #202 SEP 2015
Buscando la gloria

Luego del gran desempeño de Argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, indagamos en la historia del deporte amateur de nuestro país.
En los últimos, los atletas nacionales comenzaron a recibir apoyo del Enard
pero aún queda mucho camino por andar para conquistar la gloria.

En Argentina, el deporte amateur va en ascenso. Si bien en los últimos años la realidad de estos deportistas comenzó a dar un giro, aún queda mucho por hacer, tanto en la preparación de atletas, como en infraestructura.

DEPORTE AMATEUR

La Argentina fue uno de los doce países que fundaron el Comité Olímpico Internacional (COI) en 1894, aunque la presencia de un deportista argentino se produjo años más tarde, en los segundos Juegos Olímpicos de París 1900.
El primer atleta olímpico argentino fue un esgrimista llamado Francisco Camet (1876-1931), quien llegó a la final de la prueba de espada individual, donde obtuvo el quinto lugar y un diploma que le otorgó a la Argentina dos puntos en la tabla por puntaje y la ubicación en sexto lugar en la disciplina.
En los Juegos de Londres 1908 y Amberes 1920 también compitieron deportistas nacionales, aunque de forma aislada. Recién en los Juegos Olímpicos de París 1924 Argentina logró llevar una delegación olímpica organizada, que desde entonces se presentó en todos los encuentros, a excepción de Moscú 1980. La historia olímpica argentina comenzó a escribirse en diciembre de 1923 cuando el presidente Marcelo T. de Alvear creó, por decreto, el Comité Olímpico Argentino (COA) y asignó 250 mil pesos para solventar los gastos, provenientes de premios no cobrados por los beneficiarios de la Lotería Nacional.
El COA envió representantes en atletismo, boxeo, ciclismo, esgrima, natación, pentatlon moderno, pesas, polo, remo, tiro y yachting. Los polistas Juan Miles, Enrique Padilla, Arturo Kenny y Juan Nelson, más conocidos como los "Cuatro grandes del sur", quedaron para siempre en la historia deportiva argentina al conseguir la primera medalla de oro en la historia del país. Lo mismo ocurrió con el caso del boxeador Pedro Quartucci, quien obtuvo la primera medalla olímpica individual al ganar el bronce en la categoría pluma.
Luego se sumaron las medallas de plata de Héctor Méndez y Horacio Copello en boxeo (categorías medio mediano y liviano, respectivamente) y la de Luis Brunetto en salto triple, y el bronce de Alfredo Porzio en boxeo (categoría pesados).

TODO A PULMÓN

En aquella época, y hasta no hace mucho tiempo, los deportistas tenían que correr con sus propios gastos. Trabajar o recurrir al apoyo familiar para financiar la compra de equipos, las giras, los entrenamientos, los gatos médicos y los viáticos era una constante.
El tesorero de la Federación Argentina de Esgrima (FAE) y Federación de Esgrima de la Ciudad de Buenos Aires, Nicolás Jorge Alitisz, señaló que "había escasos apoyos para competencias en el exterior, costeados por la Secretaria de Deportes de la Nación, aunque muchas veces pagados mediante reintegros varios meses después del evento deportivo". "Era una situación sumamente desventajosa para el progreso del deporte olímpico argentino, sobre todo el amateur", remarcó Alitisz, quien también se desempeña como secretario General de la Unión de Federaciones y Entidades Deportivas Metropolitanas, en diálogo con Metro.

CAMBIO DE RUMBO

La realidad de los atletas argentinos, en especial de los deportistas amateur, comenzó a tomar otro rumbo a partir del surgimiento del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard). El organismo, creado a través de la sanción de la ley N° 26.573 en 2009, comenzó su gestión en agosto de 2010 con el objetivo de "dar soporte para el entrenamiento y la capacitación de los atletas de alto rendimiento y, de este modo, colaborar con el objetivo de atender y de promover las actividades relacionadas con el Deporte Nacional, con un enfoque federal, participativo y de sustentabilidad en el largo plazo".
El referente de la FAE sostuvo que "antes de la creación del Enard, los deportistas tenían que sufragar sus gastos personales de sus propios ingresos, provenientes ya sea de índole laboral o del apoyo familiar".
El Enard, cuyos socios fundadores y coadministradores son el COA y la Secretaría de Deporte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, gestiona y coordina apoyos económicos específicos para la implementación y el desarrollo de las políticas de alto rendimiento deportivo, con el fin de que los atletas "cuenten con los recursos adecuados, incrementen su motivación y puedan concentrar sus esfuerzos en pos de mejorar sus resultados, cumpliendo así, sus metas competitivas".
Esta entidad también complementa los subsidios de la Secretaría de Deporte de la Nación para solventar los gastos que demande la participación en competencias deportivas internacionales; otorgar becas a entrenadores y técnicos afectados al alto rendimiento; contrata especialistas en ciencias aplicadas al deporte y adquiere los elementos necesarios para el entrenamiento de los deportistas; brinda apoyo económico para la organización de competencias nacionales e internacionales a realizarse dentro del territorio de la República Argentina; y asegura la cobertura médico-asistencial de los deportistas, entrenadores y técnicos.
Alitisz especificó que, en la actualidad, "el equipo argentino de mayores y juvenil (de esgrima) están becados por el Enard, la Secretaría de Deportes de la Nación y, en algunos casos, por el Comité Olímpico Argentino, el  Ejército Argentino y por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires". "Los esgrimistas de mayor nivel llegan a percibir hasta tres becas simultáneas, circunstancia que les permite pagar sus gastos personales sin necesidad de trabajar en otro rubro", destacó el tesorero de la FAE.
Respecto al equipamiento personal, el cual es importado y se paga en divisa extranjera, Alitisz indicó que "en su mayoría es costeado por los propios deportistas, aunque hay gestiones para que los deportistas reciban apoyo también en este rubro".

UN PLAN A LARGO PLAZO

En la actualidad, el Plan de Desarrollo del Alto Rendimiento Deportivo del Enard apunta a tres ciclos olímpicos y tiene como objetivo alcanzar "la elite regional, continental y olímpica, a partir de la mejora sistemática de las estructuras fundamentales del deporte de representación nacional".
"El crecimiento del deporte olímpico argentino recién tiene 5 años de apoyo concreto y concordante con las exigencias internacionales, con la creación del Enard. Es poco tiempo, aunque ya se notan mejores resultados. Sin embargo, se debe trabajar mucho para mejorar la infraestructura deportiva en nuestro país, que aún es bastante deficiente, la preparación de atletas y capacitación de técnicos, la provisión de equipamiento y  encarar el apoyo desde edades más tempranas", aseguró el referente de la FAE, quien añadió que también "se deben transformar los colegios públicos y privados en verdaderos semilleros para aumentar la base de deportistas".
Alitisz remarcó que "ya existen programas en tal sentido, aunque deben ser más importantes y con mayor prioridad de las políticas deportivas nacionales, provinciales y municipales" y aseguró que "los presupuestos públicos que se destinan a esos programas deberían multiplicarse notablemente, comparando con otros países que así lo hacen".

RÍO 2016

De cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, la Argentina se prepara para dar su mejor desempeño. El encuentro deportivo, que cautiva a los argentinos, tendrá lugar entre el 5 y el 21 de agosto de próximo año.

...................................................................................................................................................................................

Patinando por un sueño


Argentina obtuvo la primera medalla de oro de Toronto 2015 gracias a la destreza
de la joven patinadora artística de Tristán Suárez, Giselle Soler.


La patinadora Giselle Soler le dio la primera medalla de oro a la Argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, al imponerse en la prueba de programa largo en patín artístico.
El 12 de julio Giselle (18), más conocida como "Gigi", completó una presentación de alto nivel, aunque sufrió una penalización por una caída. La patinadora quedó en el primer lugar con 129,9 puntos en la prueba y un total 519,7 puntos.
A lo largo de su trayectoria, la joven oriunda de Caballito, representó a Tristán Suárez. A pesar de su corta edad, "Gigi" ya había comenzado demostrar su talento a nivel nacional e internacional: logró el primer puesto en los campeonatos panamericanos de patinaje artístico sobre ruedas 2014; en el campeonato mundial 2014 de patinaje artístico sobre ruedas obtuvo el primer puesto en estilo combinado, plata en patinaje libre categoría junior y plata en figuras obligatorias categoría junior femenina; se consagró campeona mundial junior de patinaje artístico en la categoría Figuras Obligatorias en el Mundial de China 2013; y ganó los Juegos Odesur 2014. ©

...................................................................................................................................................................................




TXT: Grupo Editorial Metro







Desde el comienzo de los Juegos Panamericanos, Argentina fue sede de la competencia deportiva en tres ocasiones. Los Juegos inaugurales se celebraron en 1951 en Buenos Aires. Luego, el país volvió a oficiar de sede en 1995, siendo Mar del Plata la ciudad elegida. Entre ambas fechas, Argentina fue anfitriona de los únicos Juegos Panamericanos de Invierno que llegaron a realizarse (Las Leñas 1990).
A lo largo de la historia de los Juegos Panamericanos, Argentina siempre se mantuvo dentro de los diez países con mayor cantidad de medallas de oro. Antes de Toronto 2015, el país contaba con un total de 991 medallas (279 de oro, 305 de plata y 407 de bronce) y ocupaba el quinto puesto en el medallero histórico. Tras la competencia, Argentina superó las mil medallas, luego de obtener 15 de oro, 29 de plata y 31 de bronce.
 

MAS FOTOS