ENTREVISTAS | PAULA GARCIA | #217 DIC 2016

Paula García

Con más de 20 años de trayectoria, Paula García asegura que "el compromiso con el otro debería estar en todos los comunicadores". En esta oportunidad, la periodista repasa los inicios de su carrera, detalla cómo es trabajar junto a Nelson Castro y comenta sus planes a futuro.

Durante as primeras horas de la mañana, la periodista Paula García recibe al equipo de Metro. Entre anécdotas, risas y recuerdos, pone de manifiesto su amor por la profesión que eligió hace más de 20 años.

¿Cómo te iniciaste en el periodismo?
-En 1992 yo estaba estudiando en el círculo de la prensa y en un taller de radio que hacíamos nos dijeron que estaban buscando movileras para Radio Continental. Fui a una entrevista para reemplazar a Alejandra Martínez, que estaba con licencia por embarazo, y quedé, junto a otras dos chicas. A partir de ahí fui quedando. Estuve en Radio Continental alrededor de diez años.

-¿El periodismo fue tu primera opción?
-En realidad, yo había empezado a estudiar terapia ocupacional. Estaba en la disyuntiva, si hacía terapia ocupacional o locución o periodismo. No tenía muy en claro cuál era la diferencia entre estas últimas. Pensaba que locución era periodismo. En fin, arranqué terapia ocupacional, mientras daba el ingreso al Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER). Al final, no entré al ISER, pero descubrí que lo que quería hacer era periodismo.

-Ni locución ni terapia ocupacional.
-Igualmente, terapia ocupacional es una carrera que siempre me gustó. Pero bueno, al final fue periodismo y ahí empecé en Radio Continental y, gracias a Dios, no paré. En total, fueron veinte años en móviles, entre radio y televisión.

-¿Cuándo pasaste a trabajar en estudio?
-Fui haciendo cositas en el estudio, pero la calle me tiraba más. Me encanta. Es muy difícil salir del móvil. Son dos cosas distintas. A mí me encantan las dos. Extraño la calle, sobre todo cuando hay coberturas interesantes. Para el que se formó así, en móviles, es una gran escuela. Yo siempre digo que es un paso importante para todos los comunicadores, porque te da una ubicación y un tiempo que cuando arrancás adentro es difícil tenerlo.

-¿Cuándo comenzaste a trabajar en televisión?
-En 1996 arranqué con unos programas de cable con Raúl Becerra, en lo que era el Canal de la Mujer, que después pasó a Metro. Fui haciendo otros programas de salud, política y actualidad. Después, cuando volví de mis dos embarazos, en el 2007, arranqué en C5N. Y desde 2009 estoy en Todo Noticias (TN).

-¿Cómo fue el cambio?
-Cuando empecé en TN fue como si hubiera estado toda la vida. A veces me da risa, porque a la gente le parece que estoy hace añares en TN, inclusive a mis compañeros, y no hace tanto, pero me mimeticé rápidamente. Tanto en lo profesional, como en lo personal, fue un crecimiento muy importante, no sólo por estar en el piso, sino estar con Nelson (Castro).

-¿Cómo es la relación entre ustedes?
-Nelson es maravilloso. Es una gran persona, súper generosa, y un compañero increíble. Tiene un espíritu de grupo que nos inculca a todos. Cuando empezamos a trabajar nos hizo ver un video de la Filarmónica de Berlín, donde la suma de las individualidades hace que sea la mejor filarmónica del mundo. La verdad, está buenísimo el video para que todo el mundo lo vea y entienda cómo funciona un grupo. Nelson nos llama la filarmónica y trata de que cada uno, haciendo bien lo suyo, haga que el producto final sea el mejor. Es un concepto buenísimo, que todos los grupos deberían aplicar, porque te cambia la cabeza.
-Se los ve con muy buena química.
-Uno a veces se pregunta cómo será trabajar con un grande. La verdad, Nelson es lo más humilde que hay y su opinión vale como la de cualquier otro.

-¿Con quién volverías trabajar y con quién no?
-Yo tuve la suerte de trabajar con buena gente y me encantaría trabajar con todos. En general, hay mucho mito de lo que pasa detrás de cámara. Son buenos grupos de trabajo y eso se refleja en la pantalla, sino es imposible de sostener, en algún momento se te escapa. Es como un matrimonio.

-¿Extrañás hacer móviles del móvil?
-Extraño la dinámica del móvil, porque se arma una gran familia, ya que uno comparte, a veces, experiencias fuertes, como estar en medio de un tiroteo o de una marcha donde tiran gases lacrimógenos, o cosas lindas. Yo siempre digo, mis amigos son chicos de la competencia, porque compartimos tantas horas en la calle.

-¿Recordás alguna cobertura que te haya marcado?
-Varias. La cobertura del atentado a la AMIA y la toma de rehenes en Ramallo, por el desenlace y las horas que pasamos ahí, por todo lo que se generó. Después, hay pequeñas historias que a uno le van quedando, que quizás no fueron súper importantes como notas pero que a uno le generaron cosas. Cuando yo comencé a trabajar en la radio fue toda la movida de los primeros trasplantes en el Hospital Garrahan y hubo historias de chicos que fueron muy fuertes, que te marcan.

-Se te ve muy involucrada en distintas cuestiones sociales, como la violencia de género. Fuiste una de las primeras en apoyar #NiUnaMenos.
-Me parece que nosotros, los periodistas, cumplimos una función social muy importante y que, más allá de contar la realidad, lo que pasa y denunciar, divulgar y poder darle espacios a cuestiones como la violencia de género y la donación de órganos, el compromiso con el otro debería estar en todos los comunicadores. Muchas veces a la gente le cuesta mucho llegar a un medio, hacer oír su palabra su caso, y estamos también para eso. En lo que puedo trato de ayudar, de dar una mano, de difundirlos. A veces, en el canal uno no pude, porque la agenda no te da y la realidad te supera. Pero bueno, siempre hay que tratar de darle un espacio, ya sea través de las redes sociales o contactándome con otros amigos periodistas para poner estos temas en foco y que, finalmente, se conviertan en noticia.

-¿Tenés en mente otros proyectos?
-Estoy haciendo radio una vez por semana en Radio Palermo. Este año, después de dos años y pico de hacer los dos noticieros, mañana y tarde, arrancar a las 4 de la mañana e ir y venir del canal, dije: "Me lo voy a tomar para disfrutar un poco de la vida y estar en casa". Fue heavy, pero cuando uno hace esas cosas no se da cuenta. Este trabajo es así, cuando se te dan las cosas, uno tiene que aprovechar y, mientras lo aguante y lo disfrute, tiene que hacerlo. Fuera de los medios tengo una emprendimiento de aceite de oliva. ¡La vida te lleva por caminos inesperados! Ahí es todo a pulmón, todos levantamos cajas, todos hacemos todo.

-Es una manera de hacer un corte.
-Sí, porque imaginate lo que son las conversaciones en mi casa con mi marido que es camarógrafo. Se habla todo el tiempo de la realidad, de las notas, de las coberturas. En ese sentido, es un modo de alejarnos un poco del mundo de los medios. Igualmente, amo mi trabajo, la paso bien. Siempre les digo a mis hijos, pueden cambiar veinte veces de carrera, peor hagan lo que les gusta. Podes tener días malos, como todo trabajo, pero volver contenta y con ganas de regresar al otro día creo que es impagable. @

 


TXT: Grupo Editorial Metro FOTOS: Prensa Paula García



PAULA

Bolivarense, madre de dos hijos adolescentes y emprendedora, la periodista Paula García comenzó su carrera en 1992 en Radio Continental y, cuatro años más tarde, dio sus primeros pasos en la televisión. Luego de quince años trabajando en móviles, en 2007 se incorporó al piso de C5N y en 2009 pasó integrar el equipo de Todo Noticias.

El arco iris de los Chiquis
Entre sus múltiples acciones solidarias, Paula también colabora con el comedor "El arco iris de los Chiquis", ubicado en el barrio 9 de Abril de Esteban Echeverría, que todos los días da de comer y merendar a casi cien chicos. ¡Sumate vos también a ayudar los Chiquis!
Tw:@merenderoarcoi9
@paulagarcia3