ARQ. INTERNACIONAL | MUSEO | #216 NOV 2016

Casa de la historia

La Casa de las Historias de Paula Rego fue disenada por el arquitecto Eduardo Souto de Moura. El edificio, que se  caracteriza por sus dos torres en forma de piramide y el hormigon de color rojo utilizados en su construccion,  presenta ciertos aspectos de la arquitectura historica de la region.

Ubicada en la villa portuguesa de Cascaes, en Lisboa, la Casa de las Historias de Paula Rego es un museo que fusiona arte, arquitectura y paisajismo. En su interior, el edificio de 2650 metros cuadrados cubiertos construido por el arquitecto Eduardo Souto de Moura, alberga la colección de obras de la  distinguida artista internacional Paula Rego, quien vivió en Estoril durante muchos años. Considerada una de las pintoras figurativas más relevantes de la escena internacional y una de las voces plásticas más lúcidas y combativas surgidas en la segunda mitad del siglo XX, Rego nació en Lisboa, el 26 de enero de 1935. Su producción artística está enraizada en experiencias y recuerdos personales, en siniestras fantasías, en la historia del arte y en la literatura.  Ajena a las modas pasajeras, Rego practicó siempre la pintura figurativa bajo formas muy diversas y es una las pocas artistas modernas cuya obra gira en torno a la vida misma.
La Casa de las Historias de Paula Rego fue diseñada en consonancia con los deseos de la artista, quien seleccionó al arquitecto. Rego y Souto de Moura proyectaron una estructura que cumple con todos los medios técnicos y los requisitos arquitectónicos de un museo, sin sacrificar un ambiente agradable. En el diseño de la Casa de las Historias, Souto de Moura reinterpretó la arquitectura histórica de la región y, por primera vez, se distanció de la arquitectura moderna y abstracta.
Dos edificios en forma de pirámide de igual tamaño, hechas de hormigón de color rojo, se integran armoniosamente en el paisaje circundante, en función del cual se construyó el museo. El edificio se dimensiona de tal manera que ambas pirámides poseen la misma altura que los árboles de los alrededores, por lo que el museo llena un vacío en su entorno natural. Esta contradicción entre "mineral" y "vegetal" se plasma en la elección del color, ya que el hormigón de color rojo contrasta y, al mismo tiempo, armoniza con el verde de la vegetación.
En el interior, el edificio se divide en distintas salas conectadas, dispuestas alrededor de la sala central que alberga la exposición temporal. El museo ofrece 750 metros cuadrados de superficie de exposición, un auditorio con capacidad para 200, una tienda y una cafetería que se abre a un jardín. El auditorio María de Jesús Barroso establece una continuidad natural con la recepción de la Casa de las Historias, lo que permite un acceso instantáneo al público, con independencia del circuito de exhibición. En la parte superior de la construcción se ubican las áreas técnicas y de servicio. Desde su apertura en 2009, el museo albera una colección compuesta por las obas más significativas de Rego, que consta de pinturas, dibujos y grabados, y refleja toda su trayectoria artística y creativa. ©

 



Textos Lic. Marian Renoulin . mrenoulin@yahoo.com.ar


Eduardo Souto de Moura

Nació el 25 de julio de 1952, en Oporto, Portugal.  Estudió arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de Oporto, de la cual se graduó en 1980. Desde 1974 hasta 1979 colaboró en el estudio de arquitectura de Álvaro Siza Vieira. Entre 1981 y 1991 fue profesor asistente en su alma mater. Más tarde comenzó a servir como profesor en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Oporto. También fue profesor visitante en las escuelas de arquitectura de París-Belleville, Harvard, Dublín, ETH Zurich y Lausana.
En 1980 Souto de Moura abrió su propio estudio. Desde entonces diseñó más de 60 edificios en Portugal, España, Italia, Alemania, Reino Unido y Suiza, y recibió numerosos reconocimientos.  
En 2011 obtuvo el Premio Pritzker, considerado el Nobel de la arquitectura. En esa oportunidad, el jurado destacó que "sus edificios tienen una capacidad única para transmitir características aparentemente contradictorias, de potencia y la modestia, la bravuconería y la sutileza".

MAS FOTOS