ARQUITECTURA | LOUVRE ABU DHABI | #229 DIC 2017
El otro Louvre

Inspirado en la arquitectura y las tradiciones de los Emiratos Árabes Unidos, el arquitecto Jean Nouvel concibió un hogar extraordinario para el "Louvre Abu Dhabi", el nuevo santuario de las obras de arte más importantes del mundo.

"A todos los climas les gustan las excepciones. Más cálido cuando hace frío. Más fresco en los trópicos. La gente no resiste bien el choque térmico. Tampoco las obras de arte", tales observaciones elementales influenciaron la construcción del Louvre Abu Dabi, el nuevo museo del Golfo Pérsico diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel. Ubicado entre el mar y el desierto, Lourve Abu Dhabi se propone como un "nuevo faro cultural" de la capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dabi.
No es casualidad que su nombre remita al famoso museo parisino, pues el 7 de marzo de 2007 el Museo del Louvre en París anunció la asociación de su denominación como parte de un acuerdo entre Francia y los Emiratos Árabes Unidos para usar el arte como una herramienta diplomática. Junto a otros tres museos y a un centro de entretenimiento, Lourve Abu Dhabi es uno de los componentes del gigantesco distrito cultural erigido en la isla de Saadiyat.
El presidente del departamento de cultura y turismo en Abu Dabi, Mohamed al-Mubarak, sostuvo que "Lourve Abu Dhabi es mucho más que un museo. Es un centro de paz, aceptación, tolerancia y educación".
El proyecto de Nouvel se basó en un símbolo importante de la arquitectura árabe: la cúpula. Pero aquí, con su evidente cambio de tradición, se presenta como una propuesta moderna. Se trata de un doble domo de 180 metros de diámetro, que ofrece una geometría horizontal perfectamente radial y cuyo diseño recuerda al enrejado abierto de las mashrabiya, un tipo de biombo que ofrece protección contra el intenso sol del Medio Oriente.
Construida por la compañía austríaca Waagner Biro, especialista en estructuras de acero, la cúpula consta de ocho capas diferentes: cuatro capas exteriores revestidas de acero inoxidable y cuatro capas interiores revestidas de aluminio separadas por una estructura de acero de cinco metros de altura. El complejo patrón de la cúpula es el resultado de un diseño geométrico muy estudiado, que implicó una estrecha colaboración entre el equipo de diseño arquitectónico de Ateliers Jean Nouvel y los ingenieros estructurales de BuroHappold Engineering. El patrón se repite en varios tamaños y ángulos en las ocho capas superpuestas.
El resultado es un mundo acogedor que combina serenamente la luz y la sombra, la reflexión y la calma. Durante el día se produce un efecto cinemático a medida que el camino del sol progresa, mientras que por la noche se forman 7.850 estrellas visibles desde dentro y desde fuera del museo.
A la hora de diseñar este museo de 24 mil metros cuadrados, Nouvel lo estructuró como una ciudad, con 55 edificios blancos y 23 galerías, rodeado de agua por tres lados. Las fachadas de los edificios están compuestas por 3.900 paneles de hormigón de fibra de rendimiento ultra alto.
Con cinco años de retrasos en la construcción y retos técnicos, el museo que reúne diferentes culturas para "dar nueva luz a las historias compartidas de la humanidad" fue inaugurado el 11 de noviembre de 2017. Desde que se anunció la fecha de su apertura, en septiembre, importantes obras procedentes de París comenzaron a llegar al museo, como el autorretrato de van Gogh, la pintura La estación Saint-Lazare hecha por Monet en 1877 y el retrato de Napoleón cruzando los Alpes en un caballo blanco hecho por Jacques-Louis David. El envío de las obras es parte del acuerdo: los EAU arrendan la marca Louvre por 400 millones de euros durante más de 30 años y, a cambio, trece museos e instituciones francesas enviaron 300 obras de arte a Abu Dabi este año.
A las obras prestadas se suman otras 600 adquiridas por el museo. Las exposiciones permanentes incluyen una escultura de Auguste Rodin, un árbol de bronce con ramas espejadas del artista italiano Giuseppe Penone y tres grabados en paredes de piedra con textos históricos de la región hechos por el artista estadounidense Jenny Holzer. Además, la muestra cuenta con tres piezas invaluables: un busto de mármol de Alejandro Magno, una estatua de la Esfinge del Siglo VI antes de Cristo y 13 fragmentos de un friso que revela la sura al Hashr del Corán.
La obra de Nouvel es mucho más que un museo, es un paseo urbano al que se puede llegar a pie o en barco, un jardín en la costa, un remanso de frescura y un refugio de luz durante el día. Con una arquitectura exquisita que combina tradición y modernidad, "Lourve Abu Dhabi" es el nuevo santuario de las obras de arte más importantes del mundo. ©




TXT: Grupo Editorial Metro . FOTOS: Web

 

 

MAS FOTOS