ARQ INTERNACIONAL | LUCKY KNOT | #218 ENE 2017

Nudo de la suerte

Diseñado por el estudio  "NEXT Architects", el puente "Lucky Knot", con 185 metros de largo y múltiples recorridos, apunta a convertirse en una de las grandes atracciones de Changsha, China.

El nuevo puente peatonal de acero Lucky Knot -que en español significa "Nudo de la suerte"- pende sobre el río Dragón King Harbour, en Changsha, China. Diseñado por el estudio  "NEXT Architects", fue inaugurado a fines de 2016. Con 185 metros de largo y 24 metros de altura, esta nueva plataforma ofrece espectaculares vistas del río, del lago Meixi, de la ciudad de Changsha y de la cordillera circundante. 
En 2013 el estudio "NEXT Architects" fue invitado a participar en un concurso internacional para diseñar el nuevo puente que se construiría en Changsha. Los equipos del estudio con sede en los Países Bajos y China se unieron para combinar la experiencia del equipo holandés en la gestión de infraestructuras y proyectos hídricos, y el conocimiento del contexto local del equipo chino. De este modo, el estudio presentó el proyecto ganador: el "Nudo de la suerte". Desde un principio el puente apuntaba a convertirse en un ícono de la ciudad.
Diseñado con el fin de que sea el centro de actividades recreativas, ecológicas y turísticas, el puente es un proyecto clave en el desarrollo del espacio público de la zona, la cual crece a un ritmo vertiginoso. La colosal obra que fluye sobre el río y conecta con un parque vecino, también vincula múltiples niveles a diferentes alturas, que dan lugar a un nudo final. La particular estructura ofrece distintos recorridos y combinaciones, que hacen que cada cruce sea diferente del anterior.
John Van de Water, socio del estudio "NEXT Architects", explicó que «la forma del 'Nudo de la suerte' está inspirada en el principio del anillo de Moebius – superficie con una sola cara y un solo borde, que tiene la propiedad de ser un objeto no orientable con una frontera (su frontera es una curva cerrada simple)-, así como también en el arte chino". "En el antiguo arte popular chino decorativo, el nudo simboliza la suerte y la prosperidad ", señaló Van de Water.
"Lucky Knot" es más que un puente y una conexión entre dos orillas del río. El portavoz de "NEXT Architects" aseguró que "su éxito radica en acercar a las culturas y en la fusión de la historia, la tecnología, el arte, la innovación, la arquitectura y el espectáculo".
Al encantador diseño se suma un espectáculo de luces LED, que relata a particular figura del  puente y lo convierte en una atracción, tato para turistas, como para los transeúntes diarios. Combinación entre tradición y modernidad, el "Nudo de la suerte" conecta, ilumina y entretiene. A sólo dos meses de su inauguración, sus ondas rojizas son famosas a nivel mundial. ©

 

 




NEXT

Con sede en Ámsterdam, Países Bajos, y Beijing, China, el estudio "NEXT Architects" cubre todo el espectro del campo de la arquitectura. A través de sus obras, el estudio explora los límites y realiza desafiantes innovaciones, lo que se traduce en una larga lista de proyectos diversos y audaces.
La firma debe a  su carácter innovador de la correlación entre la práctica de la investigación y la práctica del diseño. Estar conectado a la práctica real es vital para el desarrollo y la exploración de la disciplina, que no sólo se refiere al desarrollo de las ideas, sino también a las implicaciones concretas de esas ideas. 
El estudio fue fundado el 6 de noviembre de 1999 por un grupo de arquitectos con largas trayectorias en empresas líderes de la arquitectura holandesa. Seis años después, en 2005, "NEXT Architects" abrió su sede en Beijing, China. Hoy, el estudio lo integran los arquitectos Bart Reuser, Marijn Schenk, Michel Schreinemachers y John van de Water.

 

MAS FOTOS