DIARIO DE VIAJE | SANTIAGO DE CHILE | #224 JUL 2017

Santiago querido

Atraído por una ciudad que combina la arquitectura precolombina con rascacielos espejados, arte de la época de la conquista con espacios que rescatan la historia reciente, y parques que se alzan como oasis en medio del cemento, el viajero cruza la Cordillera de los Andes para desembarcar en Santiago y descubrir los placeres que la capital del país vecino tiene para ofrecer.

El viajero llega a la capital chilena atraído por sus diversas vistas panorámicas y la versatilidad que la caracteriza. Santiago se fundó como ciudad hace más de cuatro siglos, de la mano del conquistador español Pedro de Valdivia. Sin embargo, su historia se remonta a los tiempos en que pequeñas comunidades indígenas eligieron este fértil valle como lugar de asentamiento. El advenimiento del siglo XXI trajo aparejada varias transformaciones. Dinámica y cosmopolita, Santiago es el principal núcleo urbano de la Región Metropolitana, también conocida como el Gran Santiago, hogar de los principales centros financieros, administrativos, comerciales, culturales y gubernamentales del país, considerado el segundo sísmicamente más activo del mundo, tras Japón.
Una visita al centro de la ciudad, a bordo de un bus turístico de dos pisos, le permite empaparse de la vida santiaguina. El paseo combina vistas panorámicas de la capital y trece paradas cronometradas en los mejores centros y barrios comerciales de Santiago. En el centro se encuentra con diversas edificaciones construidas durante la dominación española y que, en su mayoría, corresponden a templos católicos, como la Catedral Metropolitana o la iglesia de San Francisco.
Declarada Monumento Nacional en 1951, la Catedral Metropolitana es uno de los más importantes símbolos de la presencia del catolicismo en Chile y su establecimiento como religión oficial, con el arribo de los conquistadores españoles en el siglo XVI. En su interior, una cripta aloja los restos de arzobispos y obispos de Chile, mientras que el Monumento a los Héroes de la Batalla de la Concepción guarda los cuatro corazones de los capitanes caídos en combate.
Considerada el corazón de la capital de Chile, la Plaza de Armas tiene el hito conocido como Kilómetro Cero, desde el cual se comienza a medir la distancia entre las diferentes ciudades del país. A su alrededor convergen emblemáticos edificios, símbolos del origen de la ciudad y testigos de su desarrollo de más de cuatro siglos, como el Cabildo (Municipalidad de Santiago), la Casa de los Gobernadores (Correo Central), la Real Audiencia (Museo Histórico Nacional) y la Iglesia Mayor (Catedral Metropolitana). Allí, el viajero encuentra típicos personajes que llenan de vida este espacio: pintores que día a día despliegan su arte; históricos fotógrafos que usan antiguas máquinas de cajón; y humoristas callejeros que atraen la atención de los transeúntes.  
Los museos de Chile son una puerta a la historia y la cultura. A través de ellos, el viajero interioriza en la vida de grandes personajes y artistas, y acontecimientos memorables que dejaron su huella en la historia del país. El Museo Histórico Nacional lo traslada a la época de la colonia y del proceso de independencia del país, mientras que los pasillos del Museo Nacional de Bellas Artes, un espectacular edificio de 1910 emplazado en el barrio Lastarria de Santiago, le permiten apreciar obras de artistas chilenos, como Roberto Matta y Claudio Bravo, entre muchos más.
Al día siguiente, el viajero recorre el afamado Mercado Central para degustar los exquisitos productos de la gastronomía chilena, principalmente basada en productos del mar. Declarado Monumento Nacional en 1984, el espacio fue diseñado por el arquitecto Fermín Vivaceta y comenzó a construirse en 1868, siendo inaugurado cuatro años después.
Por la tarde, el viajero recorre la Casa-Museo de Pablo Neruda "La Chascona", situada a los pies del cerro San Cristóbal. El sistema de audio guías profundiza en la vida del reconocido poeta y descubre la historia de la vivienda. Luego, asciende para admirar la capital desde el cerro San Cristóbal, pulmón verde de la gran capital y parte del Parque Metropolitano. Una vez en la cumbre, se refresca con un rico mote con huesillo, mientras se maravilla con las vistas de Santiago, ubicada al pie de la imponente Cordillera de Los Andes. ©




TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: GEM

 

MAS FOTOS