INFORME | DONACION | #220 MAR 2017

Yo vengo a ofrecer mi corazón

Los trasplantes son resultado de la voluntad de aquellos que donan sus órganos de manera altruista y desinteresada, con el fin de ayudar a otros. La concientización de la sociedad para logar una mayor aceptación de la donación es fundamental para lograr que se incremente el número de trasplantes.

Con sólo cuatro años Samira se debate entre la vida y la muerte, mientras aguarda la llegada de un corazón que le permita vivir. Su historia es la de tantos otros, que se encuentran a la espera de un donante. En esta carrera contra el reloj pueden participar hasta 150 profesionales, que asumen el compromiso de concretar la voluntad del donante y la esperanza de los pacientes en lista de espera.
Según el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), "en 2016 cada 5 horas una persona recibió un trasplante de órganos en nuestro país". En total, el año pasado se concretaron "515 procesos de donación de órganos y 487 de tejidos", provenientes "192 establecimientos", indicó el INCUCAI, el organismo que impulsa, normatiza, coordina y fiscaliza las actividades de donación y trasplante de órganos, tejidos y células en Argentina.
Los estudios revelaron que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Mendoza superaron la tasa de 20 donantes por millón de habitantes; el 82,3 por ciento de los donantes de órganos provinieron de establecimientos sanitarios de dependencia pública; y 63,50 por ciento de los donantes fueron multiorgánicos (donantes de más de un órgano). De 1.694 pacientes que recibieron un trasplante de órganos en 2016, 1.273 fueron con órganos provenientes de donante fallecido y 421 de donante vivo. Además, de realizaron 938 trasplantes de córneas.
En enero pasado 136 personas en lista de espera recibieron un trasplante: se realizaron 82 trasplantes renales, 37 hepáticos, 7 cardíacos, 6 renopancreáticos, 3 pulmonares y 1 cardiorrenal. Además, se concretaron 58 trasplantes de córneas.

¿Quiénes pueden ser donante de órganos?

Los trasplantes se realizan gracias a la voluntad de aquellos que donan sus órganos de manera altruista y desinteresada. Los órganos que se trasplantan en Argentina son: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas e intestino; y los tejidos: córneas, piel, huesos, válvulas cardíacas. En ambos casos, los trasplantes se efectúan a partir de donantes fallecidos. Llegado el momento, los médicos determinan cuales son los órganos y/o tejidos aptos para trasplante. Para poder donar órganos, la persona debe morir en la terapia intensiva de un hospital, pues sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos.
Por otra parte, la donación en vida sólo se practica en casos de necesidad extrema, frente a la falta de donantes cadavéricos, pero debe existir un vínculo familiar de acuerdo a la legislación vigente. Esta alternativa sólo contempla el caso trasplantes renales y hepáticos. El órgano más común que se dona en vida es el riñón, ya que una persona puede sobrevivir con un solo riñón en funcionamiento. Parte del hígado también puede ser trasplantado.
Claudio es donante de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH). "Desde siempre fui donante de sangre en el Banco de Sangre de La Plata, aunque allá por el año 2007, fui donante de sangre en circunstancias en que mi suegra fue intervenida quirúrgicamente de urgencia. En ese momento me ofrecieron completar un formulario para ser donante de médula ósea, dije que sí inmediatamente. Pasados tres años, fui contactado por el INCUCAI para ratificar mi voluntad de donante atento que sería convocado para la donación dada la compatibilidad requerida a esos efectos. Tras rigurosos análisis y gozando de un excelente estado de salud, doné médula ósea para un paciente (no emparentado) argentino, a quien no conozco en virtud del estricto pacto de confidencialidad que rige en estas cuestiones", detalló Claudio. "Es muy movilizadora la posibilidad de donar vida en vida. Hay gran cantidad de pacientes esperando que los que estamos de la vereda de los sanos tomemos la decisión de ayudar a quienes nos necesitan. Hace un tiempo me tocó ser donante y nadie está exento de ser el paciente que necesita nada menos que la vida", expresó.
Martha fue la primera mujer embarazada trasplantada de hígado en Argentina. "En el verano de 2009 me diagnostican hepatitis, y como mi salud fue empeorando día a día los médicos decidieron internarme en un hospital de alta complejidad. Fue en el Hospital Universitario Austral donde me diagnosticaron hepatitis fulminante e inmediatamente ingresé a la lista de espera del INCUCAI en Emergencia Nacional. Mi espera, gracias a Dios y a la donación, fue muy poca, ya que en dos días llegó mi hígado. La esperanza de vida mía y de mi pequeña Sofía de tan solo 21 semanas de gestación creció. La operación duró 9 horas y fue todo un éxito".

Voluntad de ser donante

Toda persona mayor de 18 años puede manifestar la voluntad afirmativa o negativa de donar sus órganos por cualquiera de los siguientes medios: firmar un acta de expresión en el INCUCAI, en los organismos jurisdiccionales de ablación e implante o en la sección Documentación de la Policía Federal, o asentarlo en el Documento Nacional de Identidad en las oficinas del Registro Civil. De no existir manifestación expresa, la Ley de Trasplante presume que la persona es donante. En esos casos, el organismo responsable solicita a la familia su testimonio sobre la última voluntad del fallecido.
Vale aclarar que la donación de órganos no modifica la apariencia de la persona fallecida. Los órganos se extraen mediante un procedimiento quirúrgico que no altera el aspecto externo del cuerpo, que es tratado con suma consideración y profundo respeto.

¿Cómo se distribuyen los órganos donados?

Existe una lista de espera única en todo el país para cada tipo de órgano, controlada y fiscalizada por el INCUCAI. La entidad depende de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación, y sus acciones se orientan a dar cumplimiento efectivo a la Ley de Trasplante de Órganos, normativa que establece las líneas de su funcionamiento, para satisfacer la demanda de los pacientes que esperan un trasplante. La misión del organismo es promover, regular y coordinar las actividades relacionadas con la procuración y el trasplante de órganos, tejidos y células en el ámbito nacional, garantizando transparencia, equidad y calidad. La visión apunta a construir un sistema inserto en la estructura sanitaria que sea capaz de generar respuestas a las múltiples demandas de trasplantes, sustentado por la confianza y la actitud positiva de la comunidad hacia la donación.
La asignación de órganos y tejidos se hace exclusivamente en base a criterios médicos objetivos: la urgencia según la gravedad del paciente, la compatibilidad entre donante y receptor, la oportunidad del trasplante, el tiempo en lista de espera y demás criterios médicos aceptados. Este sistema asegura la equidad y transparencia en la distribución.
Los pilares de la estrategia se sustentan en el Programa Nacional de Atención Integral del Paciente Crítico y Posible Donante, el Programa de Habilitación Categorizante de las Instituciones Sanitarias y el Programa de Capacitación Post-básica en Procuración para Trasplante.
El director Ejecutivo del Hospital El Cruce, el doctor Ricardo Campodónico, señaló que "el tema de los trasplantes va muy de la mano con la procuración de órganos. Ese es el grave problema que estamos teniendo. Cuando hablamos de donación, hablamos de solidaridad. Aunque somos una población solidaria, estamos muy lejos de ser un país donante, porque es algo que tiene que ver con la cultura y el entrenamiento de distintos centros hacia la procuración". Debemos trabajar fuertemente en la donación de órganos y para brindarle seguridad a las familias. Porque la pérdida de un ser querido es un momento difícil pero cuando culturalmente la idea de donación esté instalado se hará mucho más fácil", explicó Campodónico y remarcó que "un donante puede salvarle la vida a otras cuatro". La movilización de la comunidad en favor de la donación es fundamental para que día a día se puedan concretar trasplantes de órganos y tejidos que le salven la vida a otras personas. ©

 




TXT: Grupo Editorial Metro



HOSPITAL EL CRUCE

El Hospital El Cruce, Alta Complejidad en Red, surgió como respuesta a la necesidad de los habitantes de Florencio Varela, Berazategui, Almirante Brown y Quilmes de acceder a una atención de mayor complejidad. La institución constituye un nodo de la red de salud de la región y desde 2010 realiza trasplantes de diversos órganos -corazón, córnea, hígado, médula ósea  y riñón-. "Comenzamos con trasplantes cardíacos, después de medula ósea y luego incorporamos distintos trasplantes, que fueron creciendo en número y en complejidad", explicó el director Ejecutivo del Hospital El Cruce, el doctor Ricardo Campodónico.
La institución es uno de los Hospitales Donantes más importante del país, donde se realizan todos los pasos de procuración de órganos: diagnóstico de un posible donante, realización de estudios que certifiquen la muerte cerebral y acompañamiento a los familiares. "Todos estos pasos se realizan en el hospital, motivo por el cual el INCUCAI nos considera uno de los primeros hospitales en tener un equilibrio de procuración e implante. Tenemos casi la misma cantidad de órganos implantados que procurados, por lo que a la fecha tenemos unos 700 pacientes que se beneficiaron con algún tipo de órgano procurado o implantado por El Cruce", detalló Campodónico.
Hasta la fecha, se realizaron 350 trasplantes y se procuraron 333 órganos y tejidos.
El hospital cuenta con un equipo de profesionales altamente capacitados en la procuración de órganos, que también capacita a profesionales de otros centros de salud. El director de la institución sostuvo que "hay que enseñar, no solamente obtener el diagnostico de un paciente con muerte cerebral, sino también a comunicarse con los familiares". En ese sentido, la capacitación constante y la calidez humana son fundamentales para motivar la donación de órganos y salvar la vida de los pacientes en lista de espera.

MAS FOTOS