ARQUITECTURA INTERNACIONAL | TUNEL DE STAD | #222 MAY 2017
Barcos bajo tierra

El estudio Snøhetta diseñó un túnel para barcos que atravesará una montaña por debajo, con el fin de conectar dos fiordos en la península de Stad, en Noruega.

Ni los osados vikingos querían navegar por las peligrosas aguas de la península de Stad, en las costas del suroeste de Noruega. El mar noruego es azotado por fuertes vientos y muchos barcos esperan a que las tormentas amainen antes de continuar su viaje. En el futuro, la bravura de las aguas ya no será un problema, pues ocho millones de toneladas de roca serán eliminadas para abrir paso al primer túnel de buques en el mundo en esa zona. Así, las embarcaciones se ahorrarán el difícil trabajo de bordear la península en medio de fuertes ráfagas de viento que agitan todavía más al mar noruego.
El túnel, diseñado por el estudio Snøhetta, abarcará de 1,7 kilómetros de largo, 36 metros de ancho y 27 de alto. Se calcula que el proyecto costará 315 millones de dólares y se estima que entre 70 y 120 naves podrían cruzar el túnel todos los días, entre ellas buques, cruceros, veleros, barcos a vapor y otras embarcaciones menores.
La millonaria inversión para la construcción del túnel fue aprobada por el Parlamento noruego en marzo. Durante el anuncio oficial de la obra, que tuvo lugar a principios de abril, el ministro noruego de Transporte, Ketil Solvik-Olsen, detalló que la construcción tardará entre tres a cuatro años y empezará en 2018. "El gobierno está asegurando un paso más seguro y confiable en la zona más dura y peligrosa para el transporte de mercancías a lo largo de las costas noruegas", señaló. La obra será supervisada por la Administración Costera Noruega.
Junto con Olav Olsen, de la firma noruega Norconsult, Snøhetta proyectó los dos accesos del túnel usando la paleta de materiales de la península, con paredes de piedra arenada y cortada al hilo en sus arcos. En el lado de Moldefjorden, el
diseño utilizará el escarpado paisaje a su favor para crear un acceso dramático, mientras que el de Kjødepollen, cercano a un pequeño pueblo, será un acceso más sensible y aterrazado.La idea de la construcción del túnel data de hace más de dos siglos, pero nunca pudo materializarse por la falta de tecnología. En otras partes del mundo existen túneles para embarcaciones menores, como el Canal del Mediodía en Francia, pero el de Stad será el primero por el que podrán pasar buques mercantes. ©



Fotos: Web I Textos: GEM

MAS FOTOS
Content for New Div Tag Goes Here