INFORME | REDES | #226 SEP 2017

Grooming, alguien quiere ser tu amigo

Cada vez hay más casos de acoso virtual a niñas, niños y adolescentes.
Ante este panorama, los expertos recomiendan reforzar los vínculos de confianza entre los niños y el adulto responsable.

Laura es una adolescente que conoció a un chico por medio de Internet. Tras conversar en varias ocasiones a través de las redes sociales, él le pidió una foto suya en ropa interior. En principio, la joven se negó pero él fue insistente y logró ganarse su confianza. Finalmente, ella accedió, sin imaginarse que del otro lado no había ningún adolescente, sino un hombre que utilizaría esa imagen para extorsionarla y sacarle aún más. Laura, como tantos otros niños, niñas y adolescentes, fue víctima de acoso sexual virtual, más conocido como grooming.
Aunque tiene múltiples ventajas, Internet es una herramienta que también brinda nuevas posibilidades a problemáticas que ya existían previamente, como el abuso o acoso sexual a menores y la pedofilia.
Si bien no existen cifras oficiales en el país, Grooming Argentina, una ONG que trabaja junto a organizaciones públicas y privadas, y organismos de cooperación internacional en la prevención, concientización y erradicación del grooming en el país, aseguró que la cantidad de casos va en ascenso.

¿QUÉ ES EL GROOMING?

Se llama "grooming" a la acción deliberada, por parte de un adulto, de acosar sexualmente a un niño o niña mediante el uso de Internet. Los adultos que realizan "grooming" suelen generar un perfil falso en una red social o sala de chat, haciéndose pasar por un chico o una chica, con el fin de generar confianza para luego establecer una relación de amistad con el niño o niña que quieren acosar.
El mecanismo suele incluir un pedido de foto o video de índole sexual o erótica por parte del adulto. Cuando lo consigue, el acosador, también denominado "groomer", inicia un período de chantaje en el que amenaza a la víctima con hacer público ese material, si no entrega nuevos videos o fotos, o no accede a un encuentro personal. El director de Grooming Argentina, Hernán Navarro, señaló que "los chicos se vuelven rehenes de un proceso que puede durar días, semanas, meses o años".
En noviembre de 2013 la Cámara de Senadores de la Nación aprobó la Ley N° 26.9043 , que incluyó bajo el título correspondiente a los "Delitos contra la integridad sexual" un artículo en el Código Penal que criminaliza el grooming. El texto aprobado dispone en el Artículo 131 que "será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma".

¿CÓMO PREVENIRLO?

Los niños, niñas y adolescentes pertenecientes a esta generación crecieron inmersos en un contexto digital, por lo que no distinguen entre el "mundo offline" ("real") y el "mundo online" (Internet). Su universo está poblado de amigos, que pueden ser del colegio o del barrio, así como de Facebook u otra red social, y, en general, no perciben la diferencia entre éstos.
Desde el Programa Con Vos en la Web, que depende de la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales, consideran "necesario y útil informar a los padres y docentes sobre las características del grooming, las modalidades de acercamiento y acoso sexual, así como orientarlos para que puedan ayudar y acompañar a los niños, niñas y adolescentes en este tipo de situaciones". El daño al niño tiene una dimensión moral y puede perjudicar el aparato psíquico de la víctima.
La principal forma de prevenir el grooming no es que los padres les prohíban a sus hijos tener amigos virtuales, sino que les brinden las herramientas necesarias para que comprendan y conozcan cómo evitar los riesgos que existen al compartir datos personales en la web, redes sociales y/o servicios de mensajería instantánea. "Es necesario que los niños, niñas y adolescentes entiendan que, más allá de la confianza ganada y de la amistad que se haya generado, las personas desconocidas con las que se relacionan a través de Internet siguen siendo desconocidos", apuntan desde el Programa.
"Creemos que es necesario reforzar las normas intrafamiliares en relación a los entornos digitales de los chicos. Hoy no hay un software de control parental que venga a suplir el diálogo o el monitoreo constante de los padres para con los chicos", expresó Navarro. El director de Grooming Argentina aseguró que "la problemática es que los chicos no hablan con los padres, no hablan con un docente, no hablan con un adulto responsable en relación a este tema". "El adulto se debe involucrar a las tecnologías de información y de comunicación, y al manejo de redes sociales. Los chicos no perciben otra vida que no sea esta. Entonces, si no los entendemos en su mundo, siempre vamos a estar lamentando estos casos", señaló Navarro.
En ese sentido, es importante que los padres tengan una actitud presente y activa en el tiempo que los niños, niñas y adolescentes invierten navegando por internet, es decir, que se interioricen respecto de sus "vidas online", conozcan las páginas web que visitan a menudo, qué es lo que hacen y con quiénes interactúan. Es importante que la tarea de supervisión de los padres vaya siempre acompañada de la construcción de un vínculo de confianza, que permita un diálogo fluido en el que sus hijos puedan compartir sus preocupaciones e inquietudes.

¿CÓMO DETECTARLO?

Una de las principales recomendaciones para detectar si un niño es víctima de grooming, u otro tipo de acoso, es prestar atención a sus cambios de conducta o humor. Si presenta repentina tristeza, descenso en el rendimiento escolar o necesidad de soledad, es un llamado de atención. Entre los indicadores de un posible caso de acoso virtual, el director de Grooming Argentina destacó los siguientes: "nerviosismo al recibir algún mensaje en cualquiera de los dispositivos; estar conectados hasta altas horas de la noche; insistencia en querer conectarse ante cualquier punto de vista; y ocultamiento de los dispositivos móviles".
Si se detecta un posible caso de grooming, la primera medida que debe tomar un adulto es dialogar con el niño evitando avergonzarlo o culparlo para que pueda contar lo que sucedió. El adulto tiene que acompañar desde el afecto, poniendo el foco en la protección a la víctima de grooming, y debe evitar la revictimización, es decir, culparlo de lo ocurrido. Es importante destacar que, seguramente, el niño, niña o adolescente dudó en contarlo por sentirse avergonzado. Incluso, es posible que haya vivido bajo la extorsión y el acoso de un desconocido durante un tiempo.
Una vez que un adulto toma conocimiento sobre un caso de grooming, no debe borrar ningún contenido de la computadora o teléfono celular, pues las conversaciones, las imágenes y los videos que el acosador y la víctima hayan enviado deben ser guardados como prueba. Se recomienda hacer capturas de pantalla y guardarlas en formato digital o impreso, y descargar las fotografías o cualquier otro material enviado por el acosador para facilitar a los investigadores la tarea de detectar datos útiles. Tampoco se debe denunciar al perfil acosador en la red social o plataforma web, pues el administrador del sitio web puede bloquear al usuario y generar una pérdida de la información necesaria para realizar la investigación. Al ser bloqueado, el abusador puede fácilmente crear un nuevo perfil y continuar acosando a otros.
A pesar del enojo e impotencia que lógicamente genere la situación, es importante no amenazar o increpar al groomer para evitar que se aleje de la víctima y dificultar la tarea de los investigadores para localizarlo. Para que se inicie la investigación del caso, debe realizarse la denuncia en la fiscalía o comisaría más cercana.
El grooming nos afecta a todos, por eso es necesario el compromiso de toda la sociedad.

..........................................................................................................................................................................

PERFIL GROOMER

Componentes de Grooming

Contacto y acercamiento
El groomer se vale de diversas herramientas, como fotos o videos modificados con programas web, para hacerse pasar por un menor de edad y, de esa manera, entrar en contacto con el niño, niña o adolescente. De este modo, el acosador busca generar confianza y empatía con la víctima. A veces, este contacto previo con el menor de edad no existe, ya que el groomer consigue el primer material con contenido sexual de la víctima mediante la obtención de contraseñas o hackeo de cuentas.

Componente sexual
Luego de haberse contactado y generado una relación de confianza con el niño, niña o adolescente, el acosador consigue que le envíen fotografías o videos con contenido sexual.

Ciberacoso
El acosador amenaza al niño, niña o adolescente con difundir en la web el material más comprometedor que tenga de él y /o remitirlo a todos sus contactos si no accede a sus pretensiones sexuales (obtener más material o encontrarse personalmente).
En ocasiones, puede no existir la fase de extorsión y que el menor de edad acceda al encuentro personal confiando plenamente en que su "amigo virtual" es quien dice ser.

..........................................................................................................................................................................

Herramientas de un goomer

Los groomers utilizan distintos mecanismos para entablar confianza con la víctima, entre los cuales se destaca los siguientes:

. Hacerse pasar por un menor de edad, manipulando o falsificando fotos y/o videos.

. Aprovechar la información que los niños, niñas o adolescentes comparten en las redes sociales y/o servicios de mensajería instantánea, en cuanto a sus gustos y preferencias, para acelerar y afianzar la confianza.

. Utilizar el tiempo para fortalecer el vínculo.
El tiempo transcurrido varía según los casos, pero el acosador puede lograr su objetivo
en una conversación o esperar meses o incluso años.
El lapso de tiempo transcurrido hace que el niño, niña o adolescente se olvide o deje de tener presente que del otro lado hay un desconocido y pase a considerarlo un amigo.

. Valerse de la ignorancia de la víctima, que desconoce su verdadera identidad. ©




TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: Web

 


Consejos a tener en cuenta por los adultos, para transmitirles a los niños, niñas y adolescentes y así prevenirlos del grooming:

- No facilitar información o imágenes comprometedoras por medios electrónicos. Esta recomendación no debe limitarse a los desconocidos, sino a todos, ya que el material que circula en Internet es difícil de borrar.

- No realizar videoconferencias cuando se habla con desconocidos, pues éstos pueden filmarlos o fotografiarlos fácilmente y hacer circular esa imagen por la web y/o utilizarla para futuras extorsiones.

- Configurar la privacidad en las redes sociales para cuidar los datos personales que muestran en su perfil y verificar quiénes tienen acceso a ello.

- Para evitar el robo de imágenes o videos, es indispensable colocar contraseñas seguras - fáciles de recordar pero difíciles de adivinar- en todos los dispositivos que se usen (teléfono celular, tableta, netbook, notebook o computadora de escritorio).

- No utilizar el nombre completo como nick o usuario.

- Ser cuidadosos con los datos personales que se vuelcan en la red. Se debe aconsejar a los niños, niñas y adolescentes que piensen y estén seguros antes de publicar y compartir información sobre ellos mismos en una red social o sitio web, ya que es posible que ese contenido llegue a desconocidos.

www.convosenlaweb.gob.ar

¿Dónde realizar la denuncia y/o
re-querir asesoramiento?

- Equipo de Niñ@s contra la Explotación Sexual y Grooming (Organismo que brinda asesoramiento y acompañamiento hasta el momento de efectivizar la denuncia)
Tel: 0800-222-1717 . Mail: equiponinas@jus.gov.ar

- Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) Sarmiento 663, 6º piso, CABA
Tel: 5071-0040 . Mail: www.mpf.gob.ar/ufeci/

- Fiscalía de la Ciudad
Equipo Especializado en Delitos Informáticos
www.fiscalias.gob.ar
Tel: 0800-33-FISCAL (347225)
Mail: denuncia@fiscales.gov.ar

- Juan Francisco Segui C1425, Buenos Aires Denuncias y asistencia las 24hs.
www.groomingargentina.org
Tel: 11-2481-1722
Mail: contacto@groomingargentina.org


MAS FOTOS