ARQUITECTURA INTERNACIONAL | FONDATION LOUIS VUITTON | #237 AGO 2018
Fundación modelo

El edificio de la Fundación Louis Vuitton, inaugurado en 2014, es considerado uno de los lugares dedicados a la creación artística contemporánea más reconocidos y visitados en París.

El edificio de cristal cubre una totalidad de 11 mil metros cuadrados y deja perplejos a sus visitantes. Bernard Arnault, presidente del emporio Louis Vuitton Hennessy y segundo hombre más rico de Francia, contrató para la realización de la obra al reconocido arquitecto estadounidense Frank Gehry, quien se inspiró en los jardines y la arquitectura parisiense de fines del siglo XIX para poder crear este proyecto.
La Fundación Louis Vuitton está ubicada en el extremo norte de Bois de Boulogne, en la zona del Jardin d´Acclimatation, un elemento familiar en la vida parisina, un lugar de revelación y asombro dentro del distrito XVI de París. La edificación tiene dos accesos, uno por el jardín y otro en el 8 Avenue du Mahatma Gandhi, ambos llevan a un amplio vestíbulo que da acceso a los distintos espacios expositivos.
El concepto en el que se baso Gehry para su obra arquitectónica tiene que ver con el diseño de otros de sus proyectos, donde apoya su técnica sobre bocetos de temas marítimos, por eso al mirar la Fundación pareciera que sus vidrios, curvas y flexibilidad, transportan al movimiento del mar.
El restaurante circular envuelto en vidrios transparentes solo tiene capacidad para 50 comensales, pero es un espacio cómodo y magnífico para cualquier mirada. El arquitecto norteamericano dejó su huella en más de un detalle del edificio, como por ejemplo, los muros inclinados, las alturas exorbitantes y otras no tanto, el posicionamiento de las claraboyas. Una muestra de todo ello es la sala llamada La Capilla, cuya cubierta permite el ingreso de pájaros en el interior del museo.
El auditorio del edificio, impacta también en las fotografías ya que tiene una cascada en un lateral que sigue dando la ilusión óptica de la transparencia. Esta sala tiene capacidad para casi 1000 espectadores, esto lo permite la flexibilidad de los asientos y la tecnología utilizada en ellos. Además, la construcción cuenta con escaleras y ascensores que fueron diseñados especialmente para poder exponer los jardines y terrazas.
La Fundación Louis Vuitton no solo cuenta con todo lo interno y el arte plasmado en la estructura, sino también con un espacio externo que corona esta obra de arte. Alrededor de todo el lugar hay un espejo de agua que esta 7 metros por debajo de los jardines. Gehry, en su concepto marítimo, pensó esa "gruta" como el espacio donde la "gran nave" flotaba sobre el agua.
El edificio tiene 46 fachadas que el arquitecto intentó realizar, casi totalmente, con elementos rectangulares y triangulares planos e idénticos en formato, para permitir de esta manera el efecto de la ondulación que da como resultado el movimiento sobre la forma de la construcción.
Actualmente, la Fundación presenta colecciones permanentes de arte moderno y contemporáneo, organiza exposiciones temporales, espectáculos, reuniones y debates. Pesé, a que en un principio hubo dificultades para su construcción porque La Coordinación de Protección del Bois de Boulogne, grupo dedicado a la preservación natural del parque, intentó bloquear la construcción del nuevo museo. Tras varias idas y vueltas legales, el Senado francés aprobó una ley que dio luz verde a la obra. ©

 


TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: WEB

 

 

MAS FOTOS