EN LA RUTA | RANCHOS | #230 ENE 2018
De Ranchos y fortines

Naturaleza, historia y cultura son los tres grandes atractivos que posee la localidad de Ranchos, cabecera del partido bonaerense de General Paz, para disfrutar de una escapada lejos del bullicio y el ritmo acelerado de las grandes ciudades.

Cabecera del partido bonaerense de General Paz, la localidad de Ranchos se alza sobre la Ruta provincial 29, a 112 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires y a 30 kilómetros de Chascomús. Esta pequeña ciudad de 8 mil habitantes, que debe su nombre a las construcciones típicas de época colonial, ofrece diversas actividades para todos los gustos.
Si lo que se busca es conectarse con la naturaleza, la decisión correcta es acercarse hasta la laguna de la ciudad, dueña de un paisaje capaz de despertar suspiros en sus visitantes. Los intrépidos también encontrarán muchas opciones allí, como la práctica de deportes náuticos y pesca deportiva. La mejor opción para quienes desean estar en contacto íntimo con la naturaleza es hospedarse en alguno de los campings que se encuentran en las inmediaciones de la laguna y brindan las comodidades necesarias para descansar sin perder el contacto con la flora y la fauna.
Ranchos posee una arquitectura urbana de construcciones bajas y gran cantidad de casonas antiguas. Las calles principales la ciudad permiten embarcarse en un viaje por la historia local, en un recorrido que tiene dos paradas obligatorias: el Museo Histórico Marta Inés Martínez y el Fuerte de Ranchos.
Inaugurado en 1964, el Museo Histórico Marta Inés Martínez  cuenta con siete salas de exposición donde se exhibe material relacionado con los orígenes de la población, la lucha en los fortines, personajes importantes y la fauna de la laguna. Piezas de arte, documentos históricos y vestimentas típicas completan la colección.
El Fuerte de Ranchos fue un puesto fortificado construido en 1781 que integró la línea de defensa del territorio de Buenos Aires en su frontera con el indio. Reconstruido en 1967, hoy el sitio es el escenario del Festival de los Fortines.
La visita a la Iglesia Nuestra Señora del Pilar, construida en 1863, también es parte del sendero histórico cultural de la ciudad. En el interior del templo aún se conserva la imagen de la Virgen del Pilar, patrona de la ciudad, traída desde Zaragoza por los primeros inmigrantes que llegaron de España.
Para quienes llegan a Ranchos en busca de un descanso placentero, un plan ideal es almorzar en alguno de los restaurantes locales -la oferta gastronómica del pueblo es muy abundante y va desde parrillas, hasta casas de comidas caseras que rescatan los platos típicos-, recorrer el pueblo para descubrir el encanto de sus calles, hospedarse en un cómodo hotel y, al día siguiente, disfrutar de las actividades en la laguna o simplemente relajarse al borde de este espejo de agua para contemplar el paisaje y llenarse los pulmones de aire puro. ©



TXT & FOTOS: Grupo Editorial Metro

 

 


COMO LLEGAR

En automovil

Ranchos tiene 2 accesos por camino asfaltado:
La Ruta 29 desde el norte viene de Brandsen, y es el camino más corto para llegar a Ranchos desde La Plata, la zona sur del Gran Buenos Aires y Capital Federal.

La Ruta 20 se toma en la Autovía 2 a la altura de Chascomús, y de allí hay un recorrido de 30 km hasta Ranchos.

En Omnibus
Hay 2 empresas con servicios regulares al pueblo:
Rápido Argentino: sale desde la terminal en la ciudad de La Plata, y va hasta General Belgrano.

Empresa Chascobus: tiene un servicio que une los pueblos de Ranchos y Chascomús.

MAS FOTOS