URBANISMO | EL VIADUCTO MITRE | #236 JUL 2018
Vivir o rendirse

El futuro viaducto del ramal del Tren Mitre beneficiará a más de 200 mil personas, entre pasajeros, usuarios de colectivos y los automovilistas que circulan por la zona.
Se estima que estará finalizado para el primer trimestre del 2019.

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, a través de AUSA, está llevando a cabo un ambicioso proyecto, construyendo un viaducto que elevará, seis metros, la vía del Tren Mitre ramal Tigre entre las Avenidas Dorrego y Congreso.
El ramal Tigre del Ferrocarril Bartolomé Mitre tiene una extensión de alrededor de 29 kilómetros con cabecera en la Estación de Retiro, localizada en el área central de la Ciudad de Buenos Aires; su traza alcanza el norte del Área Metropolitana de Buenos Aires hasta la estación Tigre, atravesando los Partidos de Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre.
Hoy en día, cuenta con 17 estaciones: las dos estaciones terminales ya mencionadas; Victoria, que funciona como estación de combinación; y 14 estaciones intermedias.
El viaducto correrá en la traza que va desde Av. Dorrego hasta Av. Congreso, comprendiendo un total de 3,9 kilómetros.
Con esta obra se eliminarán ocho barreras en los cruces Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe. También, se abrirán dos nuevos pasos: Echeverría y Roosevelt, y dos nuevas intersecciones solamente peatonales: Virrey del Pino y José Hernández. El proyecto también incluye la renovación de las estaciones Lisandro de la Torre y Belgrano C, que serán ubicadas en altura.
Con el futuro viaducto, los 100.000 pasajeros que diariamente utilizan el ferrocarril Mitre podrán llegar más rápido a destino, ya que con la eliminación de barreras se mejorará la frecuencia de los trenes. Mientras que por su parte, los 30.000 usuarios de colectivos que pasan por la zona, más los 70.000 automovilistas que realizan esos trayectos a diario se ahorrarán entre 18 y 20 minutos por viaje. ©

Principales beneficios de la obra:
- Incremento de los servicios de trenes sin afectar la circulación vehicular en el tramo Retiro-Belgrano "C".
- Mejoras en la prestación del servicio ferroviario (rapidez y confort).
- Fin de las interferencias ferroviarias con la actual traza de la red vial en el corredor ferroviario del viaducto, entre Olleros y Congreso de Tucumán.
- Solución del complejo nudo de las avenidas Juramento y Virrey Vértiz.
- Eliminación de la posibilidad de accidentes en pasos a nivel.
- Creación de nuevos espacios verdes.
- Disminución de la contaminación ambiental
- Menor consumo de energía por aumento en la fluidez del tránsito.
- Mejoramiento del drenaje pluvial.


TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: WEB

 

 

MAS FOTOS