URBANISMO | MUNDIAL DE RUSIA | #234 MAY 2018

Las casas rusas

A menos de dos meses del inicio del Mundial de Fútbol 2018, hacemos un recorrido por los doce estadios en los que se disputará uno de los eventos deportivos más importantes del planeta.


Rusia realmente puso manos a la obra, ya que sólo cinco de los doce estadios donde se disputará el Mundial de Fútbol 2018 estaban en funcionamiento antes de que se confirmara su designación como sede. Los otros siete fueron remodelados o construidos para la ocasión.
De los doce templos del fútbol, el más importante es el Estadio Luzhniki, ubicado en Moscú, donde se jugará el partido inaugural, que tendrá lugar en el 14 de junio entre Rusia y Arabia Saudita, y el de cierre. El estadio fue remodelado para la ocasión, con la intención de que más personas puedan disfrutar del evento deportivo. La obra, que tuvo un costo de 410 millones de dólares, permitió ampliar la capacidad para alojar a más de 80.000 personas. Desde 1956, Luzhniki fue el centro de importantes eventos, como Juegos Olímpicos, Eurocopas, una final de la Champions y una final de la Copa UEFA.
La Selección Argentina jugará su primer partido el 16 de junio contra Islandia en el Estadio Spartak, con capacidad para más de 40.000 personas. Inaugurado en 2014, fue sede de la Champions y la Copa Confederaciones. La renovación del lugar tuvo un costo de 250 millones de dólares.
El siguiente encuentro para Argentina será el 21 de junio contra Croacia en el Estadio Nizhny Novgorod. El recinto, cuya obra costó unos 307 millones de dólares, se encuentra a cuatro horas al este de Moscú y tiene una capacidad para 45.000 personas. Su estructura es muy atractiva al ojo del turista, ya que tiene un techo que parece flotar sobre columnas blancas. Además de dar lugar al segundo partido de Argentina, el estadio será sede de un duelo de cuartos de final.
El 26 de junio la selección estará en San Petersburgo para su tercer partido por la Copa. El estadio de esta ciudad tiene capacidad para más de 60.000 personas y costó 735 millones de dólares. Este fue uno de los desafíos que tuvo que enfrentar Rusia, debido a la demora en la ejecución de las obras y costos elevados.
Sede de las ceremonias de inauguración y clausura de las Olimpiadas de Invierno de 2014, el Estadio Fisht está emplazado junto al Mar Negro, en Sochi. El reciento cuenta con capacidad para 47.000 personas. En este caso, la inversión fue de 68 millones de dólares y tuvo por fin acondicionar las instalaciones para que fueran más propicias para la práctica de fútbol.
Otro estadio remodelado para la ocasión fue el Arena Kazán. Las obras tuvieron un costo de 250 millones de dólares y permitieron ampliar el cupo del lugar para más de 40.000 personas. Inaugurado 2013 como el primero de una nueva generación de estadios de fútbol en Rusia, el proyecto fue empleado como prototipo para la edificación de otros recintos.
Por otra parte, el Arena Samara, que será sede de uno de los partidos de cuarto de final, tiene capacidad para más de 40.000 personas y demandó un costo de 310 millones de dólares. Ubicado en la ciudad de Samara, junto al río Volga, presenta un ambicioso diseño con una cúpula de vidrio que evoca la historia de la ciudad, como centro del programa espacial ruso.
En la ciudad de Kaliningrado, el estadio homónimo posee 35.000 localidades. Allí, los trabajos tuvieron un costo de 300 millones de dólares. En Saransk, la ciudad más pequeña dónde tendrá lugar el Mundial, el Arena Mordovia abrirá sus puertas para recibir a unas 40.000 personas, tras una inversión de 295 millones de dólares.
Por último, los Arena Volgogrado, Rostov y Yekaterimburgo tendrán capacidad para 45.000, 45.000 y 35.000 personas, respectivamente. Los tres recintos le costaron a Rusia 850 millones de dólares.
Con doce templos del fútbol que marcan tendencia, Rusia se prepara para ser sede el evento deportivo más importante del mundo. ©



TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: WEB

 

 

Estadio luzhnikí
Estadio San Petersburgo
Estadio Fisht
 
MAS FOTOS