INFORME | SALUD | #240 NOV 2018

ACV, un accidente silencioso

El accidente cerebrovascular (ACV) se encuentra entre las principales causas de muerte y discapacidad del mundo.
En Argentina se estima que ocurre uno cada cuatro minutos.


A diario se escucha hablar sobre accidentes cerebrovaculares, esto se debe al paulatino incremento de casos en los últimos años, sin embargo, es poca la información que tiene la gente sobre esta enfermedad que genera más de 15 millones de muertes al año en todo el mundo.
A pesar de no contar aún con estadística nacional pura, incluso para determinar qué características particulares adquiere la enfermedad en nuestra población, se sabe que en Argentina se produce un ACV cada cuatro minutos. Y el cálculo surge en base a datos investigados en Estados Unidos y Europa.
"Un día estaba trabajando en la oficina y sentí un fuerte dolor de cabeza, la verdad es que pensé que era algo normal y lo primero que hice, ante la intensidad del dolor, fue tomarme un analgésico. Luego de una hora de haberlo tomado empecé a sentirme cada vez peor y decidí ir al médico, enseguida me dejaron internado. Había sufrido un ACV leve", relató Carlos, un hombre de 55 años.

¿Qué es un ACV?

El ACV es una enfermedad que afecta los vasos sanguíneos que irrigan sangre al cerebro y puede generar graves secuelas al cuerpo en general. Esta afección se produce cuando se entorpece la irrigación sanguínea a una parte del cerebro o cuando se ocasiona un derrame de sangre en el cerebro o alrededor. Los efectos del accidente cerebrovascular pueden ser leves o graves, eso depende de factores como la región del cerebro afectada, la extensión del daño o la rapidez con la que se restableció el flujo sanguíneo.
Esta enfermedad del cerebro puedo ocurrirle a cualquier persona, desde bebes hasta ancianos. Hay dos posibles causas, que son las más comunes: que una arteria se rompa o que se tape por un coágulo o por un trombo. Cualquiera de estos factores puede provocar un infarto de cerebro, al igual que como ocurre con el corazón.
Algunos de los signos que alertan sobre la posibilidad de sufrir un ACV son: entumecimiento de algún brazo o pierna, dificultades en el habla, pérdida de visión, debilidad en algún lado del rostro, mareos, perdida de equilibrio, dolores de cabeza súbitos que no ceden. Más allá de los indicadores que se relacionan con el sufrimiento de un accidente cerebrovascular, también hay muchas personas que tienen la enfermedad y no tuvieron ninguno de esos síntomas.
"Me levante de la cama para poder ir al baño y me caí. No tuve tiempo ni de pensarlo, estaba en perfectas condiciones y no tenía ningún dolor que me indicara que estaba frente a un posible ACV", relata Carla de 33 años y agrega "mi esposo no se dio cuenta enseguida y estuve unos diez minutos en el suelo con pérdida total del conocimiento. Estuve durante una semana en terapia intensiva, podría no estar contando esta historia." Carla, en la actualidad, lleva una vida normal pero se encuentra con problemas para poder hablar e hilvanar correctamente una frase entera.

La hipertensiÓn, el principal factor

En la Argentina, una de cada tres personas padece hipertensión, que es el principal factor de riesgo del ACV, y la mitad de ese grupo poblacional aún no lo sabe. De quienes sí conocen su condición de hipertensos, el 22% no estaría tratado y, de los tratados, alrededor de la mitad no logran tener controlada su presión arterial.
"Estaba en mi trabajo tomando mate con un compañero y se me durmió el lado izquierdo de la boca y pómulo, al mismo tiempo no podía controlar los movimientos de mi brazo izquierdo. En ese momento, me subió la presión a 17, según me alertaron los médicos a penas me revisaron. Me llevaron a una clínica y me dieron una pastilla para bajarme la presión que enseguida volvió a la normalidad. La boca y brazo los tuve entre dormidos por una semana", detalló Oscar de 57 años. Él no tuvo previamente ningún síntoma, pero a partir del día en que tuvo un leve ACV comenzó a tomar pastillas para la hipertensión que le fue identificada a raíz del accidente.

29 de Octubre – Día Mundial del ACV

En nuestro país se producen anualmente más de 100.000 accidentes cerebrovasculares. Muchos dejan graves secuelas y aproximadamente en un tercio de ellos el desenlace es fatal. Reconocer un ACV en el momento que ocurre es fundamental para poder acudir de inmediato a un centro médico donde el paciente pueda recibir el tratamiento adecuado a tiempo.
La prevención de esta enfermedad es muy importante y en el día mundial de la misma se intenta desde diferentes entidades médicas concientizar a la población. Los especialistas hacen hincapié en: dejar de fumar, controlar la presión arterial, estar al tanto de sí se tiene arritmias, saber si el colesterol esta normal, controlar la diabetes, realizar ejercicio regularmente y la importancia del consumo de alimentos bajos en sodio y grasas.
El tiempo es un factor importante, a la hora de actuar frente a un ACV. Esto se debe a que cuanto más rápida es la atención por un centro especializado, mejor serán los resultados del tratamiento. Si el paciente llega antes de la primera hora de ocurrido el ataque, se reducen las posibilidades de que quede una secuela incapacitante.

Un cerebro gigante para concientizar

Fundación Medihome y Grupo Medihome, organizaciones líderes en medicina domiciliaria,  convocaron el 12 de octubre pasado en la ciudad de La Plata, a miles de personas que se sumaron a la edición 2018 de su campaña "En movimiento contra el ACV" para promover la prevención del Accidente Cerebro Vascular. Grupo Medihome convocó a toda la comunidad a componer, de forma amigable con el medio ambiente, la imagen de un cerebro gigante con el objetivo de romper un récord mundial y generar conciencia a escala global. Los visitantes se acercaron, se informaron sobre las formas de prevenir el ACV, pusieron su firma en el logo y disfrutaron de una jornada llena de salud.  Además se brindaron clases de actividades físicas y controles médicos básicos gratuitamente.
"El ACV es una de las principales causas de mortalidad a escala global, y la primera causa de discapacidad e internación domiciliaria en el país. Pensamos esta acción para que sea participativa ya que el objetivo es que cada uno tome conciencia de cómo prevenirlo y entre todos bajar los índices", sostuvo Valeria Muda, Directora del Grupo Medihome. ©



TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: WEB