ESPECIAL | METRO | #239 OCT 2018
20 años son mucho


E n la década de los noventa, el desarrollo habitacional tomó un fuerte impulso en las localidades de Ezeiza, Cañuelas, Esteban Echeverría y San Vicente. Cuando la Ruta 52 era una línea de tierra y aún no existía la Autopista Ezeiza-Cañuelas, junto con Silvina Vignolo decidimos lanzar al mercado una publicación de distribución gratuita, pero de alta calidad que no sólo fuera un nexo entre los nuevos y los antiguos habitantes, sino también una herramienta comercial entre empresarios y consumidores del sur del Conurbano bonaerense.
Salimos a la calle el primer lunes de octubre de 1998 con la ilusión de desarrollarnos y consolidarnos como la revista de arquitectura, diseño y urbanismo de una región que empezaba a dar que hablar. Seis meses después, mi hijo, Diego Krivas Trezza, se incorporó al equipo.
Desde la segunda edición, Casa Armando acompañó nuestro desarrollo y crecimiento. En febrero de 1999 se sumó Casa Fernandes y en mayo de ese año La Avenida hizo su primera publicación. Antes de cumplir el año, Maderera Llavallol ya informaba de sus productos. Estas cuatro empresas, pioneras en la comercialización de materiales de construcción, elementos de diseño y equipamiento para el hogar, confiaron en nosotros desde el primer momento y siempre estuvieron presentes en nuestras páginas.
La expansión demográfica del 2000 nos impulsó a editar 8.000 ejemplares mensuales, pero el crecimiento se detuvo por algunos meses, a causa de la crisis de 2001/2002. Con dedicación y esfuerzo, salimos adelante y en el verano de 2003/2004 desembarcamos por primera vez en Cariló, Pinamar, Mar de las Pampas, Mar Azul y Las Gaviotas, para acompañar el crecimiento de la costa verde.
En 2004 creamos Grupo Editorial Metro (GEM). Un año después, editamos la primera versión de "Obras & Proyectos", que mostró diecisiete emprendimientos en ejecución, y sumamos la sección Postales, con el fin de difundir obras y lugares patrimoniales. Por esas épocas reformamos la estructura del equipo, Diego se transformó en el director de fotografía, mi hija Mariana se hizo cargo de la parte comercial e Ignacio "Nacho" Welch ya se encontraba a cargo del área de diseño.
A partir del 2006 vivimos el "segundo boom poblacional". Canning se expandió y dejó de ser un sitio de fin de semana para convertirse en una opción de vida. La ampliación de la oferta de bienes y servicios se vio reflejada en nuestras páginas.
Para celebrar nuestros diez años, en 2008 ampliamos el formato a 23 x 30 cm y editamos el libro AM2, la primera publicación dedicada íntegramente al desarrollo urbano de zona sur, junto a la empresa Armando.
Mientras la zona crecía a un ritmo vertiginoso, incrementábamos la cantidad de páginas y aumentamos la tirada a 15.000 ejemplares, mientras incursionábamos en las redes sociales. En 2016, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la provincia de Buenos Aires nos otorgó el Premio Caduceo a la "Mejor Publicación de Distribución Gratuita" del período 2015/2016.
En los últimos años, el crecimiento volvió a mermar. Como editorial, debimos repensarnos para hacer frente a la crisis, en general, y para sacar esta edición, en particular.
Del sur para el sur, siempre buscamos generar contenido propio, tanto en las fotografías como en los textos. A lo largo de estos 20 años, nuestro equipo se amplió y se consolidó hasta convertirse en la gran familia que es hoy. En el trayecto, algunos miembros emprendieron vuelo para hacer realidad sus propios proyectos y eso me llena de orgullo. Sin su dedicación, sin el apoyo de mis hijos ni el amor de mis tres nietos, nada de esto hubiese sido posible.
Con una valija llena de recuerdos y experiencias, atravesamos el umbral de las dos décadas con una firme certeza: seguiremos apostando por la superación constante, la innovación y la creatividad.

María Lucía Trezza ©


TXT Y FOTOS: Grupo Editorial Metro