INFORME | IMPRESORAS 3D | #238 SEP 2018

Un futuro impresionante

Las impresoras 3D están cambiando el mundo, de hecho, algunos ya se animan a compararlas con el surgimiento de la máquina de vapor o la imprenta. Piezas, prótesis, figuras, casas y... ¿órganos?. El futuro ya llegó.


Las impresoras 3D evolucionaron desde los años sesenta, cuando comenzaron a usarse, hasta hoy. Hay domésticas, cuyo alcance es limitado, y otras más sofisticadas que asombran por las disciplinas donde se desarrollan. Manos con dedos similares a los de una persona, piel humana, juegos novedosos, objetos de diseño, piezas de arte, indumentaria y muchas cosas más, son las que se pueden crear con esta tecnología que deja sorprendido a más de uno.
La impresión 3D vino para quedarse, pero todavía plantea grandes desafíos por sus altos costos, ciertas limitaciones técnicas y obstáculos para producir en serie. Muchas personas que conocen esta renovada tecnología se animaron a compararla con el surgimiento de la máquina de vapor o la imprenta.
Argentina, es uno de los países de la región que se encuentra en un lugar de ventaja respecto del desarrollo de esta tecnología, en comparación con otros de Latinoamérica. Por ejemplo, en la Fundación Favaloro se imprimen en tres dimensiones réplicas de tumores bronquiales que permiten estudiarlos antes de la cirugía.

Un cambio en la manera de producir

Varias consultoras, que se especializan en la evolución de las nuevas tecnologías, dieron relevancia a la impresión 3D. Las grandes corporaciones del mundo no quieren quedarse afuera, como hicieron cuando en los 60 apareció Internet. En algunas oportunidades, cuando las empresas no se insertan en el mercado de las tecnologías emergentes quedan lejos en el ranking de las compañías más poderosas del planeta.
La fabricación aditiva, como se la llama técnicamente, da ventajas especiales para crear ítems customizados. Permite producir repuestos que no se consiguen en el país, resolviendo el problema de muchas PyMEs. Antes un pequeño fabricante debía encargar los repuestos a otras partes del mundo, pagar una cifra por ellos y abonar además el costo del envío. Con la impresora 3D, aquellos gastos y el tiempo de espera, quedaron atrás.
Uno de los aspectos más relevantes que trae esta tecnología es el "ahorro" que permite. Existen varios modos de imprimir objetos en 3D, pero todos tienen algo en común: en vez de cortarlos y moldearlos como se hace en una fábrica convencional, con la impresora se empieza sin nada y se agrega material por partes. De esta forma, casi no se desperdicia material y el producto no tiene límites de tamaño, que si tienen los clásicos moldes de la fabricación común.

Muestra en la FundacIÓn TelefIÓnica

3D. Imprimir el mundo es un recorrido inquietante que atrae a espectadores de todas las edades. Esta exposición se inauguró en la Fundación Telefónica para comprender el impacto que tiene la tecnología tridimensional en la vida cotidiana.
La muestra se organiza en cuatro grandes bloques temáticos: "Del bit al átomo", "Por el espejo retrovisor", "La huella tridimesional" y "Un paso más allá". Esta exposición busca interiorizar a los argentinos en el tema de "crear sin habilidades previas", donde la imaginación es la protagonista por todo concepto.
Todos los que tengan interés en saber un poco más sobre las impresoras 3D tienen la chance de hacerlo hasta el 7 de diciembre en la Fundación Telefónica, de manera totalmente gratuita.

Tecnología tridimensional para ayudar

Argentina cuenta con muchos proyectos y creaciones en impresión 3D, que fueron reconocidos, no sólo en nuestro país, sino también en el resto del mundo. Pero, hay una muy particular y conocida, que posibilita la ayuda a personas con incapacidades: el prototipo de mano que creó Gino Tubaro, un adolescente de la ciudad de Pompeya que dejó sorprendidos a todos.
A los cinco años diseñó un sistema que organizaba canicas por colores. A los doce ganó un premio por un invento que permitía encender las luces de su patio con onda Wi-Fi. Y a los dieciocho sorprendió a todos, cuando empezó a fabricar prótesis de manos con tecnología 3D, a un costo que apenas alcanzaba los $250. Esta iniciativa le valió el reconocimiento de Barack Obama, entonces presidente de Estados Unidos, durante su visita a Buenos Aires.
Tubaro no trabaja solo. Atomic Lab, como bautizó a su grupo de trabajo, está compuesto por nueve integrantes que no superan los 26 años. Hasta el momento, produjeron unas 620 manos, que fueron entregadas de forma gratuita.
Además, existen alrededor de 7000 embajadores del proyecto de Tubaro en todo el mundo. Estos, pueden acceder a los archivos, imprimirlos y ayudar a una persona por menos de $250. Hasta marzo de 2016, no había tanta gente involucrada en el proyecto, pero todo cambió cuando Obama mencionó a Tubaro durante el discurso que dio en la Usina del Arte en su visita al país.

Impresión 3D a gran escala

Así como la impresión 3D ayuda a crear tecnologías para la salud, también avanza en el área de la construcción a gran escala tridimensional. Por ejemplo, en China ya construyen casas realizadas con esta tecnología, especialmente debido a los fenómenos climáticos que castigan la región. Por otro lado, en Dubai se inauguró una oficina de 250 metros cuadrados, proclamada la primera oficina realizada completamente con impresión 3D.
Bajo el nombre de Innovación Abierta, la Cámara Argentina de la Construcción, junto con la Subsecretaría de Emprendedores del Ministerio de Producción de la Nación, convocaron a autores de proyectos para que ofrecieran soluciones a los problemas de la industria de la construcción.
Finalmente, uno de los proyectos que encaró la cámara es la construcción de una planta piloto de tratamiento para la eliminación de arsénico en agua y el desarrollo de un filtro para tratamientos de aguas superficiales, ambos de bajo costo.
Materiales como el cemento, el concreto y el acero se beneficiarán con el agregado de nanopartículas, que les brindarán mayor resistencia, dureza, resilencia a incendios y mejoras en su mantenimiento. A partir de estas coberturas nanomejoradas se podrá evitar, por ejemplo, que estructuras de concreto puedan ser pintadas con grafiti; en tanto que las aberturas de vidrio se verán beneficiadas en cuanto a eficiencia energética, ya que serán más fácilmente lavables y tendrán control de rayos UV. Además, los nanomaterales contribuirán a reducir las emisiones de dióxido de carbono. ©



TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: WEB


IMPRESION 3D . PASO A PASO

1. Se crea un plano de un objeto 3d usando un
software de modelado en una computadora.

2. Usando un proceso llamado "rebanar"
el modelo se divide en capas horizontales.

3. Una vez cortada, las dimensiones de las capas se envían a la impresora.

4. El objeto se construye agregando o "imprimiendo" una capa encima de otra hasta que esté completamente formada.

5. Lo hace fundiendo el plástico
y depositándolo en la plataforma de la impresora, como lo especifica el diseño, donde
se enfría instantáneamente.

Gino Tubaro, el joven argentino creador de
una prótesis de mano que fue felicitado
por Barack Obama.

Cody Wilson desarrolla y publica polémicos diseños de armas, de forma gratuita, para replicarse mediante impresión 3D.

MAS FOTOS