DIARIO DE VIAJE | OXFORD | #238 SEP 2018

Alma mater

Mayormente conocida por ser la cuna de una de las universidades más renombradas del mundo, Oxford se emplaza a pocos kilómetros de Londres y tiene muchas otras razones que la hacen atractiva para los turistas.


Ya sea por su increíble arquitectura o por los personajes históricos que han caminado por sus calles, Oxford es un destino más que interesante. Quien decida tomarse el tiempo de visitar la ciudad tiene que considerar empezar por uno de sus lugares más famosos de la ciudad: Christ Church College and Cathedral. Este edificio es uno de los más antiguos y bellos construido durante la época medieval. Hoy en día esta construcción también es conocida por haber dado hogar a Hogwarts la emblemática escuela de Harry Potter. Se puede ingresar a algunas de las salas más emblemáticas de la escuela mágica arrancando por "El Gran Comedor", las escalinatas e incluso la magnífica catedral y su jardín memorial, que aparecen sobre todo en las primeras dos películas de la saga.
Pero no sólo el edificio que utilizó como sede Harry Potter tiene magia dentro de la universidad, los monumentos más destacados dentro de Oxford se concentran alrededor de otros tantos edificios.
La biblioteca Bodleiana y la Camera Radcliffe son considerados dos iconos de la ciudad. Muy cerca de ellos, el viajero también podrá encontrar la Iglesia de la Virgen María, a cuya torre se puede acceder para ver una de las mejores vistas panorámicas del lugar.
Entre algunos otros de los patrimonios arquitectónicos que se destacan en la ciudad universitaria están el Teatro Sheldonian y el denominado Puente de los Suspiros, similar en forma y nombre a su par de Venecia, une dos edificios del Hertfor College.
Uno de los mayores atractivos de la ciudad/universidad está relacionado con las personalidades que recorrieron sus pasillos, se formaron como profesionales y nos dejaron un legado intelectual.
Uno de estos lugares literarios es el conocido pub Eagle and Child, dónde el autor de Las Crónicas de Narnia, C.S Lewis y el autor del Señor de los Anillos, J. R. R. Tolkien se juntaban como parte de un club literario. Hoy en día se puedene ver en sus paredes recuerdos de aquel club, que supo tener a estos dos reconocidos autores en sus mesas.
Los fanáticos de la literatura pueden tomar una cerveza en las mismas sillas que alguna vez utilizaron estos increíbles autores.
A pesar de ser una ciudad que se dedica específicamente a darles cobijo a los estudiantes que forman parte de la universidad, hay muchas otras atracciones dentro de Oxford.
En el centro histórico de la ciudad encontramos la calle peatonal "Cornmarket" cuya traducción literal es "mercado de maíz". En ella podemos encontrar el centro comercial de la ciudad. Quienes decidan recorrerla podrán observar hermosos edificios de la época medieval, muchos de ellos hoy ocupados por establecimientos comerciales. Imperdible son sus fachadas, que nos remiten a varios años atrás.
Cerca de allí también se puede visitar "Covered Market", un encantador mercadito con todo el glamour europeo. Aquí el viajero podrá comprar productos autóctonos y sentirse parte de la vida cotidiana en la ciudad.
Oxford es una visita obligada para aquellos que deciden pasar unos días en Londres. Al encontrarse a una distancia corta de la ciudad cabecera de los ingleses, es una de las excursiones de un día que pueden hacerse sin ningún problema. Pero si lo que el viajero busca es conocerla en profundidad, puede alojarse por uno o dos días al mismo precio que en Londres. Oxford lo encantará con todo el glamour de épocas antiguas. Allí encontrará toda la arquitectura de la Europa del siglo pasado, y le permitirá viajar mentalmente a aquellas épocas de reyes. ©



TXT & FOTOS: Grupo Editorial Metro

 

MAS FOTOS