DECO | CASA FOA | #253

Caja de arte

La cocina y comedor diario de Maia Launferman y Leandro de Angelo, del Estudio Arenal: paredes y techo en colores plenos y yuxtaposiciones de materiales y texturas actuaban como un gran cuadro que contenía los muebles del Estudio La Feliz.

Este espacio de estar y cocina se presenta como una auténtica "caja de arte". Las paredes, el techo y el piso se transforman en un cuadro viviente, gracias a la utilización del color y a la superposición de materiales que generan texturas.
El Estudio de arquitectura Arenal, dirigido por Maia Elin Lauferman, y Leandro De Angelo, fue convocado por el estudio La Feliz para diseñar su primer espacio como Sponsor en Casa FOA Circulo Olivos. Arenal es un equipo interdisciplinario orientado a dar una respuesta integral a las necesidades del habitar. Desarrollan proyectos de interiorismo residenciales, reformas arquitectónicas profundas, locales comerciales, locales gastronómicos, oficinas, y todo espacio donde se requiera diseño.
Para el Estudio Arenal fue un desafío crear una "caja" que contuviera tanto la colección nueva, De Rio a Sur, como otras piezas de colecciones anteriores. Tenían algo en claro, el color debía manifestarse al servicio de la materialidad para destacar cada uno de los productos de alto diseño de La Feliz.
Las paredes, el techo, el piso, todo se transforman en un cuadro viviente, contenido por plenos de color en una paleta actual, yuxtaposiciones de materiales y texturas.
Organizaron el proyecto en dos tiras, una fija, interpretada por un gran mueble que contiene los usos de guardado y cocción, y otra móvil, actuada por el mobiliario que acompaña el movimiento de usuario.
Los arquitectos invitaron a Marina Christe, a desarrollar el diseño de CMF (color, material & finish) aplicado al interiorismo que el estudio plantea. En este espacio, el color, la producción industrial, la modulación y la materialidad, se encuentran en contante diálogo, para resaltar cada elemento del equipamiento móvil.
La sutileza de la paleta, aplicada a cada una de las superficies, se suma a un trabajo de composición y forma en la corporeidad y en la bidimensión de los murales, buscando estimular los sentidos entre las armonías y tensiones para generar una percepción sensorial mas profunda de la propuesta. La paleta gira en torno al color del año propuesto por alba, en una gamas de grises verdes y corales, que genera una sensación de frescura, con una propuesta contemporánea, alineada a la tendencias internacionales.
Tubos de acero de sección rectangular y varillas de acero Ternium fueron empleadas para materializar los bastidores y la malla que cuelga del cielorraso. También se utilizaron tubos de sección rectangular para materializar la biblioteca.
Además, los artefactos de iluminación del espacio se realizaron a partir de tubos de acero de sección circular.
Partiendo de la propuesta del color del año, Jean Grises, el equipo creo una paleta inspirada en "La hora mágica" invitando a distenderse después de un lago día. Cocinar, comer, tomar algo, con buena música, y rodeado de un entorno calmo, creado con una gama de colores verdes descansados, puede cambiar un estado de ánimo para sentirse cómodo, envuelto en un ambiente de tranquilidad en donde el Jean Grises, funciona como un freno de mano. Con una transición suave a los colores cálidos, regidos por el coral y su gama de rosados desaturados, se logra un clima acogedor, un capullo protector contra la velocidad de nuestros días. ©


TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: GEM .Prensa

 

MAS FOTOS