EN LA RUTA | TRES ARROYOS | #252

Los Pueblos Bajos

Corazón triguero de la Argentina, la ciudad de Tres Arroyos se erige en un estratégico punto de la Ruta Nacional Nº 3, un lugar donde se ciudad se une con el campo y con el mar.

La ciudad de Tres Arroyos fue fundada oficialmente el 24 de abril de 1884, aunque hacía miles de años que el ser humano ya habitaba este territorio. Toda esa prehistoria se encuentra resguardada en el Museo Municipal José A. Mulazzi, pero también puede ser contada a través de la emblemática arquitectura, de las colectividades de inmigrantes que aún permanecen, de los archivos bibliográficos, de los relatos populares.
A cinco km de la ciudad de Tres Arroyos se encuentra el yacimiento arqueológico "Arroyo Seco", considerado uno de los más antiguos de nuestro país. En el lugar se han hallado más de 40 esqueletos, con una antigüedad de 9.000 años, lo que hace suponer que ha sido un lugar de entierros, además de restos fósiles de mamíferos, extinguidos hace más de 8.000 años, elementos de molienda y utensilios de caza. La riqueza del material obtenido, que se expone en el Museo Municipal, permite conocer quiénes fueron y cómo vivían los pueblos originarios.
Cabecera del Partido homónimo, la ciudad fue diagramada urbanísticamente por su fundador Dardo Rocha en 1884, conservando aún el típico estilo europeo impuesto por los inmigrantes. Una plaza principal de dos manzanas, el Palacio Municipal de estilo ecléctico, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen con una mezcla de gótico y bizantino, una avenida cada diez cuadras, y atractivos y arbolados paseos públicos; hacen a una síntesis de la planificación urbana de Tres Arroyos. En su planificación la ciudad cuenta con atractivas y frondosas plazas, como la San Martín, que además de ser la principal, se encuentra ubicada en el centro de cuatro cuadrantes en los cuales también centralmente se ubican las otras cuatro plazas fundacionales a saber: Pellegrini, España, Italia y Francia, dando como resultante una trama ordenada y simétrica. Las plazas y parques son lugares ideales para descansar y compartir momentos en familia o con amigos.
La ciudad se erige en un estratégico punto de la Ruta Nacional Nº 3, en el centro sur de la provincia, a unos 500 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, en cercanías del mar que baña las costas de sus hermanas Claromecó, Reta y Orense. Atraviesan su área urbana tres cursos de agua que, además de darle nombre, colman su extensión de disímiles atractivos.
Entre fines del siglo XIX y 1914 el pueblo recibió un importante flujo migratorio. Entre las principales colectividades destaca principalmente la neerlandesa, proveniente de los Países Bajos. La colectividad neerlandesa, hoy constituida por sus descendientes, es la mayor del país y una de las más importantes de Sudamérica. Su principal actividad económica está ligada a la agricultura, siendo el corazón triguero de la provincia.
Un sitio obligado en las visitas a esta Ciudad es el Parque Municipal "Angel Cabañas", en Av. Libertad al 2200. Este paseo público lleva el nombre del benefactor que vendió el predio al municipio en 1968, y luego distribuyó el dinero recaudado entre instituciones locales. Son 23 hectáreas con más de 1.000 especies arbóreas de distintos puntos del país, obra del paisajista y botánico Luis Meister. El parque, cruzado por un arroyo del cual se alimenta su lago artificial, tiene juegos infantiles, piletas, fogones y áreas destinadas a deportes. Un oasis a cuadras del casco urbano, cuyo acceso y disfrute resulta gratuito para el visitante. Una ciudad ideal para quien quiera descansar y conocer más sobre nuestra historia. ©



TXT: GEM . FOTOS: GEM

MAS FOTOS