INFORME | VACACIONES | #254

Vacaciones Low Cost

Todos disfrutan de tomarse unas buenas vacaciones para descontracturar y alejarse de la estresante y rutinaria vida laboral. El problema es que muchas veces no se tiene el presupuesto necesario para hacer el mejor viaje, sin importar cuánto se desee.

Las vacaciones son vistas, por la mayoría de las personas, como el momento más esperado durante el año. Por esta razón, muchos entran en pánico ante los altos precios de vuelos, autobuses y alojamientos, teniendo en cuenta que no quieren perderse la oportunidad de un merecido descanso en un lugar que les guste.
No necesariamente se necesita viajar con las mejores compañías aéreas o ir a los mejores hoteles para poder pasar unas lindas vacaciones. En los últimos años, muchas personas comenzaron a adentrarse en los viajes low cost y hasta lo tomaron como un modo de conocer partes del mundo que ni soñaban en ver.
La idea de tener un bajo presupuesto puede parecer desalentadora, pero no es bajo ningún concepto un motivo para rendirse.
Es muy importante la planificación con tiempo de lo que se quiere hacer en las vacaciones, para poder disfrutar de organizarlas de manera low cost y también ayudar así al bolsillo de cada uno.
"En la actualidad los viajes en aéreos low cost son de alta calidad e incluso no tienen nada que envidiarle a cualquier compañía de primer nivel", explica Andrea, que trabaja como asesora de turismo para la compañía Almundo.com y agrega que "muchos clientes llegan a las agencias en busca de vuelos baratos y luego se hospedan en alojamientos de gran nivel".
A veces volar en un aéreo más económico, no significa ir a un alojamiento económico y lo mismo al revés. La idea de armar un viaje de vacaciones y pensarlo en modo "bajo costo", es simplemente elegir qué es lo más importante.

Tips para viajar low cost

Es central, sin importar el lugar donde se vaya, viajar en temporada baja cuando todo es más económico. Dentro o fuera del país hay temporadas bajas y altas, en cada caso es bueno asesorarse por internet o en alguna agencia de viajes. Por ejemplo, la primavera y el verano europeos son los momentos más caros para hacer turismo, pero en otoño e invierno se pueden conseguir precios más accesibles.
Conseguir vuelos baratos o los mejores precios no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Para poder acceder a ofertas lo mejor es inscribirse a todas las páginas de vuelos low cost y también a las páginas de vuelos normales, de esa manera llegaran al mail diferentes promociones u oportunidades para viajar a menor costo. Por otro lado, hay compañías aéreas que ofrecen excelentes precios si no se lleva equipaje y también la flexibilidad con las fechas de viaje a veces reducen la tarifa, debido a que hay días donde viaja menos gente.
Algo muy importante a la hora de buscar vuelos o alojamientos en internet es eliminar las cookies o sino navegar por las páginas en "modo incógnito", esto es porque las diferentes webs utilizan información personal y muestran precios más inflados de lo normal cuando notan el interés de quien está mirando.
Otra cuestión que hace la diferencia en la economía de las vacaciones, son los alojamientos. Pero, hay algunos trucos que pueden ayudar a bajas ese tipo de costos. Un ejemplo de ello, son las plataformas que ofrecen hospedaje colaborativo, en el que se puede conseguir un lugar gratis con la condición de compartir el espacio con otros viajeros. Otra opción, es intercambiar alojamiento por trabajo o incluso cuidar una casa. Pero si todas esas opciones no son propicias, también se pueden conseguir lugares low cost para hospedarse en páginas como Airbnb. En esta web se despliega un mapa del lugar donde se quiera ir y se comparan precios, calidad, accesorios y más. Otra buena opción es buscar un hostel y compartir habitación o, por lo menos, el baño. Hay muchas posibilidades, que se pueden adecuar a los gustos de cada viajero.
El transporte es uno de los tópicos más caros dentro de la planificación de un viaje, por eso la mejor idea es caminar lo más que se pueda. Además, esta opción no solo es la mejor desde lo económico, sino también porque permite conocer mejor los lugares, recorrer más a fondo y hacer ejercicio. Es imprescindible, asesorarse sobre los transportes públicos de la zona y cuando se viaja trayectos largos hacerlo por la noche para ahorrarse el alojamiento.
En muchos lugares hay sitios de interés turístico, especialmente los museos, que tienen fechas y horarios con tarifas muy bajas o incluso con entrada gratuita. El tip es buscar e investigar lo más que se pueda antes de comprar la entrada.

El 63% de los argentinos compra viajes low cost

La realidad económica de los argentinos está en crisis y el poder adquisitivo cayó, sin embargo el consumidor no se resigna a la hora de invertir en vacaciones. Los turistas se mueven con agilidad en búsqueda de promociones y desarrollando estrategias para poder seguir conociendo lugares. Buscan opciones low cost, averiguan precios de varios destinos, reducen la cantidad de días, pero nadie se queda en su casa.
"El 63% de los argentinos compra viajes low cost y esto es así hace ya varios años. Nosotros trabajamos en la empresa con varios aéreos más accesibles y son la primera opción del argentino", resalta Andrea de Almundo.com y sigue "a pesar de la situación actual, la gente decide igual irse de vacaciones, quizás abarata algunos costos o baja la cantidad de días, pero no sacrifican las vacaciones".
En los últimos tiempos, el turismo se vio impulsado fuertemente por las nuevas tecnologías y el crecimiento del comercio electrónico. Los argentinos utilizan como principal fuente de información Internet, dejando de lado las agencias de viajes o los llamados telefónicos. Las páginas webs y las redes sociales se convirtieron en la vidriera perfecta para enganchar al consumidor.
Otra tendencia en auge son los instagramers viajeros, que tienen cuentas donde suben fotos de sus viajes, promociones, sorteos, recomendaciones y muchas cosas más. Esto repercute directamente en los jóvenes de entre 22 y 35 años que utilizan las redes como recomendación directa a la hora de decidir un destino o donde gastar menos.
"En la agencia trabajamos con muchos influencers de las redes sociales, a veces tienen mayor llegada las promociones que lanzan este tipo de chicos en internet que hacer una publicidad en la televisión. Los tiempos cambiaron y las agencias tuvimos que agiornarnos a la demanda del público", explica la asesora de turismo Andrea.
El low cost llegó para quedarse y esto no significa que las crisis económicas sean causantes directas de esta nueva tendencia, sino todo lo contrario, esta nueva forma de viajar beneficia a todo aquel que quiera conocer lugares nuevos. Argentina es uno de los países que más explota esta nueva forma de vacacionar y ya tiene pioneros en dar consejos y recomendaciones sobre cómo hacer para gastar menos y pasarla bien igual. ©


TXT: Grupo Editorial Metro . FOTOS: Web