INFORME | EPIDEMIAS | #256

Corona virus

El virus mundial se propaga y cada vez son más los casos que se conocen.
¿Cómo afecta a la Argentina?, ¿es exagerada la difusión y precauciones sobre esta enfermedad?, ¿cómo se puede prevenir el contagio?


El nuevo coronavirus 2019-CoV-2 surgido en la ciudad china de Wuhan ha provocado una de las mayores crisis sanitarias de los últimos años. Su expansión fuera de China, sobre todo en Italia, Irán y Corea del Sur, muestra la dificultad de poner barreras al patógeno.
Actualmente ya hay más de 2.600 muertos y 80.000 contagios en todo el mundo, la mayoría en China. La enfermedad se propagó en casa dos meses a 37 países, lo que demuestra su capacidad de trasmisión, pero lo cierto es que no tiene una gran tasa de letalidad.
En Argentina, hasta el momento, solo se conoció un caso de contagio de coronavirus. Es uno de los ocho argentinos que viajaba a bordo del crucero Diamond Princess, que había zarpado de Yokohama (Japón) el 20 de enero pasado y donde se subió un infectado que contagió al resto de la tripulación.

¿Qué es el Coronavirus?

El virus infecta las vías respiratorias y causa síntomas que van desde un cuadro leve (tos, fiebre) a insuficiencia respiratoria aguda y neumonías. La enfermedad asociada se ha denominado covid-19.
Coronavirus son una extensa familia de virus que afectan al ser humano y varias especies animales. Aún no se determina con precisión los mecanismos de contagio, aunque la hipótesis más aceptada, entre los especialistas atribuye su trasmisión al contacto y a pequeñas gotas de saliva que el portador del virus excreta al toser. Por lo tanto, el contagio se produce entre personas que están cerca.
En China crearon un protocolo de diagnóstico específico. Es muy importante realizarse esos estudios debido a que sin los análisis es imposible distinguirlo de otro tipo de neumonía o incluso de una gripe. Los grandes hospitales cuentan con tecnología que permite confirmar la infección por el virus en tan solo horas.

El impacto en la economía

No todas las ciudades de China enfrentan la problemática, pero las limitaciones por el coronavirus afectan no menos de 60 millones de personas y ese escenario propio del cine se irradia al resto del país y del mundo. Al punto que sus inversiones, industrias, comercio interno y externo se detienen ante el avance de la epidemia y de las medidas de cuarentena impuestas por el gobierno.
Los propios funcionarios chinos advierten que el impacto económico del virus sobre el país puede ser incluso peor que el de la guerra comercial con Estados Unidos y que el crecimiento podría llegar este año a 5.3 %, el más bajo en 40 años. Este efecto ya se siente en el resto del mundo, de hecho mucho más que la amenaza sanitaria. La Argentina está entre los países que más podrían sufrir las consecuencias de una economía en peligro si el virus no es detenido.

El virus infecta las vías respiratorias y causa síntomas que van desde un cuadro leve (tos, fiebre) a insuficiencia respiratoria aguda y neumonías.


La epidemia podría afectar a la economía argentina en, al menos, tres maneras: el comercio con China, teniendo en cuenta que para la Argentina el país asiático es uno de los mayores socios comerciales junto con Brasil y Estados Unidos; la formación de precios, ya que el 70 % de las exportaciones argentinas a China están relacionadas con la soja y derivados; el efecto en otros países, haciendo hincapié en que si cae la demanda de soja el país deberá buscar nuevos mercados también afectados por el virus.

El coronavirus en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que la tasa de letalidad del coronavirus es de entre el 2 y el 4% en Wuhan, y de alrededor del 0,7% fuera de esta ciudad.
La mayoría de las personas fallecidas en China por la neumonía provocada por el virus eran gente muy mayor o que presentaba algunas patologías previas. Algunos datos de la OMS indican que mientras la letalidad general del coronavirus en China era del 2.3%, en las personas de más de 80 años era del 14.8%, y del 8% en las de 70 a 79 años, mientras que no había fallecido ninguno de los 416 menores de 10 años contagiados.
En Italia se registraron gran cantidad de infectados y ya hay al menos 7 víctimas fatales por el coronavirus. Los expertos italianos han destacado que el virus es "un nuevo tipo de gripe" con menos mortalidad que la gripe común.
Muchos países de diferentes continentes ya tienen en marcha planes sanitarios para prevenir el contagio, también ya se llevan a cabo protocolos en gran cantidad de aeropuertos del mundo.
Además, muchas personas en diferentes puntos se encuentran supervisadas o en cuarentena ante cualquier caso cercano o mismo por presentar síntomas similares al coronavirus.

Protocolo en Argentina

El Ministerio de Salud, ante la situación mundial en relación al 2019-nCoV, lanzó un protocolo de prevención y de recomendaciones necesario para la detención temprana en Argentina.
La principal estrategia es la detección temprana y control de posibles casos, en los Aeropuertos, Puertos y Pasos Fronterizos, donde se realiza difusión masiva de información para viajeros sobre el virus. Además, se solicitó la colaboración de las empresas de transporte aéreo, naval y terrestre para propiciar la detección y manejo de casos. Bajo el protocolo, la Dirección Nacional de Sanidad y Fronteras en cualquier caso que podría ser coronavirus, colocará barbijo al paciente y se procederá a trasladarlo a un sitio de atención adecuado.
El primer vuelo que fue sometido al protocolo fue de la empresa Aerolíneas Argentinas, que había partido desde Roma y arribó a Ezeiza. Tal como había anunciado el Ministerio de Salud, la aeronave fue ubicada en una plataforma remota y sus pasajeros contestaron preguntas al personal de sanidad. Antes de descender de la máquina, las personas que llegan a Ezeiza deben firmar una declaración jurada en donde se detalla en qué países estuvieron, si tienen síntomas compatibles con la enfermedad o contacto con algún infectado. ©


TXT: Grupo Editorial Metro . FOTOS: Web