LA VIDA EN VERDE | ABU DHABI, MASDAR | #166 SEP 2012
El futuro llegó

En la mitad del desierto, uno de los países que producen mayor cantidad de petróleo del mundo, está construyendo la primera ciudad libre de carbono.
Abu Dhabi se ha convertido en los últimos años en una de las economías más fuertes del mundo, basándose especialmente, en su producción de petróleo. Aunque dicho progreso y estabilidad económica no dejan tranquilos a sus mandatarios. Abu Dhabi es consciente del daño que le está generando al planeta con las expulsiones de dióxido de carbono que genera la explotación del petróleo. Es por eso que en los últimos años se han ocupado de promocionar y desarrollar la energía limpia para tener la conciencia tranquila. En mitad del desierto, uno de los países que produce mayor cantidad de petróleo del mundo y con el 8% de los recursos petrolíferos conocidos, está construyendo MASDAR (en árabe Fuente) que aspira a ser la primera ciudad libre de carbono del mundo.
El proyecto Masdar fue anunciado, en abril de 2006 por el jeque Mohammed Bin Zayed Al Nahyan, como una de las primeras ciudades 100% ecológica del mundo. Con el diseño a cargo del gabinete británico de diseño y arquitectura “Foster & Partners” dirigido por Norman Foster, Masdar será una ciudad ecológica modelo, la primera ciudad del mundo a construirse para una vida “sin emisiones de carbono y sin residuos”, y con la apuesta de llegar a los 50.000 habitantes en 2015.
El coste total del proyecto estimado, para cuando se termine entre 2015 y 2020 será de 19.800 millones de dólares. La ciudad se concibe de forma compacta, con estrechas callejuelas de plano ortogonal protegidas de los vientos calientes del desierto con grandes muros y sombreadas con placas solares. Los medios de transporte naturales como caminar y la bicicleta se favorecerán. Para las distancias largas se desarrollará una red de autos eléctricos bajo la ciudad (ya que ésta está elevada 7 metros por el nivel del suelo) que permitirá prescindir de coches, los cuales tendrán el ingreso prohibido, como también todo vehículo de motor a combustión. También existirá una línea de tren ligero que pasará por el centro de Masdar para conectarlo con el centro de Abu Dhabi y proporcionar transporte dentro de la nueva ciudad.
Se estima que el 90% de la electricidad que se use será solar y que el resto se generará por medio de la incineración de desechos (que produce mucho menos carbono que la acumulación).
El reciclaje será una máxima en esta nueva ciudad. El consumo de agua dulce se reducirá en un 80% sustituyéndola por desalada. Y se tratarán para reutilizarse las aguas residuales irrigando campos destinados a la alimentación y a la producción de biocarburantes.
En la ciudad habrá una torre de “viento” para canalizarlo para ventilar una plaza pública a su base. El aire será enfriado con rociadores de agua.
Masdar no es el único proyecto de este tipo en marcha, pues iniciativas de modelos de eco-ciudades existen por todo el mundo, tales como el barrio BedZED en Londres o la ciudad Dongtan en China, que compite con Masdar en términos de tamaño, aunque Abu Dhabi parece haber tomado la iniciativa. ©
MAS FOTOS s